Cuidados veterinarios: ácaros en gatos

Ácaros en gatos – ATV

¡Vas a ver muchos lindos mininos en tu futuro empleo! En ocasiones, esos mininos vendrán “con inquilinos” bastante impertinentes. Para poder ayudarles, apúntate al mejor Curso de Auxiliar de Veterinaria y aprende todo sobre los ácaros en gatos. Por ahora, repasemos algunas nociones básicas.

Los ácaros en gatos proliferan durante los meses del verano. ¡Conviene prevenir este problema para evitar afecciones graves como la otitis!

¿Cómo son los ácaros en gatos?

Los ácaros son un tipo de ectoparásitos de la subclase de los arácnidos. Estos bichillos, de menos de un milímetro de longitud, se instalan en la piel de los animales para alimentarse.

La capacidad reproductiva de los ácaros es muy grande. Si las condiciones son óptimas, se multiplican rápidamente hasta provocar una infestación grave. Suelen instalarse en los oídos de los gatos, causando una otitis. También es común la sarna en gatos, otro tipo de  infestación por ácaros.

Si te formas para ser Auxiliar de Clínica Veterinaria, aprenderás todos los detalles sobre los distintos tipos de parásitos de las mascotas. El temario del curso de Nubika es completo y de calidad, si decides formarte con nosotros, tendrás acceso a contenido actualizado con el que descubrir los secretos de la atención a los animales con problemas de ácaros.

 

Tipos de ácaros en gatos

Se estima que existen entre 100.000 y 500.000 especies diferentes de ácaros que aún no han sido descubiertas. Las conocidas andan entorno a las 50.000.

Son varios los tipos de ácaros que pueden afectar a un gato. Los más habituales son los siguientes:

  • Notoedres cati
  • Otodectes cynotis
  • Demodex cati
  • Demodex gatoi
  • Cheyletiella

Los ácaros más comunes en gatos son los que provocan la sarna y la otitis. Cuando trabajes en una clínica veterinaria como auxiliar técnico ceterinario, atenderás a muchos gatos con estos problemas.

 

Sarna en gatos

La sarna en gatos es una infestación parasitaria provocada por el ácaro Notoedres cati, de la familia de los sarcóptidos. Estos parásitos se alimentan del epitelio. La hembra excava galerías subcutáneas en el animal para alimentarse de los exudados y del tejido dañado. Luego pone sus huevos en las galerías excavadas.

La sarna se transmite por contagio directo e indirecto y afecta, sobre todo, a la cabeza del gato. Esta infestación produce picor intenso, costras y caída del pelo del gato.

 

Ácaros orejas gatos: el tipo más común

El ácaro más habitual en los gatos es el Otodectes cynotis. Este parásito se instala en los oídos del gato y puede provocar otitis. No obstante, también se puede extender a otras zonas, como la cabeza, la cara y la parte superior de la cola (a la cual llegan desde la cabeza por la costumbre de los gatos de dormir enroscados).

Este parásito se alimenta de la superficie de la piel del conducto auditivo, es decir, no penetra en la piel como el ácaro que provoca la sarna. Aun así, también produce picor e irritación al gato, debido a su saliva.

 

Cómo saber si mi gato tiene ácaros

Los síntomas a los que se debe prestar atención por la posible presencia de ácaros de los oídos en el gato son los siguientes:

  • Rascado constante y compulsivo.
  • Cerumen oscuro o sangre reseca en la oreja.
  • Inflamación o enrojecimiento del oído.
  • Inquietud e irritabilidad del gato.
  • Sacudidas constantes de la cabeza.
  • Heridas o costras en las orejas.
  • El gato ladea la cabeza.
  • El oído desprende un olor

Si observamos alguno de estos síntomas, tendremos que llevar a nuestro gato a la clínica veterinaria para hacerle un chequeo y que el especialista nos recomiende un tratamiento.

Cuidados veterinarios: diagnóstico y tratamiento de los ácaros en gatos

Si vas a trabajar como Auxiliar Veterinario, tendrás que aprender algunos detalles sobre el diagnóstico y tratamiento de las afecciones más comunes en las mascotas.

La infestación por ácaros es una de las parasitosis más comunes en gatos. Para diagnosticarla, el médico veterinario examinará el canal auditivo del animal con un otoscopio para intentar ver a los ácaros.

Si no se pueden ver pero hay secreción, el especialista tomará muestras con un hisopo para examinarla al microscopio y comprobar si hay huevos o larvas.

El hecho de que no se observen ni ácaros, ni huevos ni larvas, no implica que el gato esté libre de ellos. Conviene revisar su oído en cada visita a la consulta veterinaria para tratar de localizarlos.

El tratamiento contra los ácaros en el gato consistirá en utilizar productos acaricidas recomendados por el médico veterinario y limpiar las secreciones del oído con un limpiador adecuado al menos dos veces por semana.

 

Consejos para prevenir los ácaros en gatos

Como ya sabes, es mejor prevenir que curar, por lo que te recomendamos seguir estos consejos para evitar los ácaros en el gato:

  • Proporciona al animal una alimentación variada y equilibrada para que tenga un sistema inmunológico fuerte.
  • Lleva al animal a la consulta veterinaria con regularidad para detectar a tiempo una posible infestación.
  • Utiliza el sistema antiparasitario que te recomiende el médico veterinario.
  • Limpia y desinfecta con regularidad la camita del gato y en general toda la casa.
  • Otra buena idea es llevar a tu gato de vez en cuando a disfrutar de los beneficios de la Peluquería Felina. ¡El especialista podrá detectar la presencia de ácaros y avisarte!

 

Curso de Auxiliar de Veterinaria de Nubika: ¡descubre los secretos de esta profesión!

¿Te preguntas cómo proteger a los animales? Lo mejor que puedes hacer por su bienestar es aprenderlo todo sobre los principales problemas de salud que pueden padecer.

Los ácaros resultan muy molestos y provocan enfermedades graves. Con el curso de Nubika de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario podrás formarte para trabajar cada día en el cuidado de las mascotas.

Además, si completas tu formación con nuestro curso de Peluquería Canina y Felina, adquirirás un perfil completo con más conocimientos sobre las afecciones cutáneas de las mascotas, su detección precoz y su prevención.

Nuestra formación es online a distancia, lo cual te proporciona la mejor flexibilidad y te permite estudiar a tu propio ritmo, sin agobios y sin tener la obligación de acudir regularmente a clases presenciales.

 

Objetivos del curso de ATV

El propósito de Nubika es que consigas la formación necesaria para empezar a trabajar de lo que te gusta de manera inmediata. Para conseguirlo, hemos establecido los siguientes objetivos didácticos para nuestro curso de Auxiliar de Veterinaria:

  • Que conozcas la anatomía de los perros y de los gatos.
  • Que aprendas a cuidar de las mascotas y que asimiles los principios de medicina preventiva.
  • Que comprendas las principales patologías.
  • Que conozcas técnicas de exploración y contención.
  • Que aprendas las técnicas de recogida de muestras.
  • Que aprendas el funcionamiento de una clínica veterinaria y de la atención al cliente.

 

¡Alcanza tu meta de ser Auxiliar de Veterinaria gracias a Nubika!

¡Conoce más detalles de los ácaros en gatos con tu curso de especialización! Nubika te prepara para tu futuro trabajo como asistente y auxiliar técnico veterinario.

Cubre el formulario para empezar tu camino. ¿Se te ocurre algo mejor para ayudar a los animales?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar