Cuidados veterinarios: leishmaniasis canina

Leishmaniasis canina – Auxiliar Veterinario

¿La veterinaria es el ámbito en el que te quieres desenvolver? Con Nubika tienes la oportunidad de prepararte online para ayudar al médico veterinario en la consulta. Con nuestro curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario aprenderás lo necesario sobre el cuidado de los animales de compañía. Cuando completes tu formación sabrás distinguir las principales enfermedades de las mascotas, como, por ejemplo la leishmaniasis canina. ¿Quieres saber un poco más sobre esta dolencia? ¡Lo vemos!

La leishmaniasis canina es una enfermedad grave provocada por un parásito. Es imprescindible seguir las indicaciones del médico veterinario para prevenirla.

 

¿Qué es la leishmaniasis canina?

La leishmaniasis canina es una enfermedad grave producida por protozoos parasitarios que se contrae a través de la picadura de flebótomos infectados. Estos parásitos pertenecen al género Leishmania. Existen varias especies distintas dentro de este género: Leishmania tropica, major e infantum. Dentro de cada una de estas especies se distinguen diferentes tipos o “ziodemas”.

En España solo existe la Leishmania infantum. Las comunidades de nuestro país que más casos registran de esta enfermedad son Aragón, Madrid, Cataluña, Baleares, Murcia, la Comunidad Valenciana, Andalucía, Extremadura, Castilla –La Macha y Castilla León. Otras regiones del mundo donde aparece esta enfermedad canina son América Latina y la región mediterránea: Portugal, Francia, Italia, Malta, Grecia, Israel, Turquía, Libia, Túnez, Egipto, Argelia y Marruecos.

Esta enfermedad parasitaria es común en los perros, pero también puede afectar a las personas. Por lo general, suele estar presente entre las poblaciones más pobres del planeta. Del mismo modo, otros animales, como, por ejemplo, los gatos, pueden contraer la leishmaniasis.

 

Tipos de leishmaniasis

Existen tres tipos principales de leishmaniasis:

  • Leishmaniasis visceral.
  • Leishmaniasis cutánea.
  • Leishmaniasis mucocutánea.

 

Ciclo de vida de la leishmania

El ciclo de vida de la leishmania es de la siguiente manera:

  • El parásito se encuentra en la sangre de un animal infectado.
  • El mosquito pica a este animal.
  • El parásito se libera en el estómago del mosquito, evoluciona a una forma alargada y con flagelo (promastigotes) y se reproduce.
  • El mosquito pica a otro animal, infectándolo.
  • El parásito invade los macrófagos, un tipo de glóbulo blanco del animal, vuelve a adoptar su forma ovoide (amastigotes) y se dispersa por todo el organismo.

 

Los síntomas de la leishmaniasis en perros

Cuando te formes con Nubika para poder trabajar en clínicas veterinarias asistiendo al especialista en la consulta aprenderás a reconocer los síntomas de distintas enfermedades de los perros: el moquillo, la sarna, la rabia, etc. Para que te vayas haciendo a la idea, veamos cómo son los principales síntomas de la leishmaniasis canina.

Es posible que esta enfermedad permanezca cierto período de tiempo en el organismo del perro sin que presente síntomas. Por otro lado, el cuadro clínico puede variar bastante dependiendo del estado previo del sistema inmunitario del animal y de los órganos y sistemas a los que afecte.

 

Síntomas de la leishmania cutánea en perros

La leishmaniasis cutánea es la más común en los perros. Sus principales síntomas son los siguientes:

  • Caída excesiva de pelo, en especial alrededor de la nariz, de los ojos y de las orejas.
  • Descamación de la piel.
  • Endurecimiento de las mucosas.
  • Infecciones, rojeces y costras en la piel.
  • Crecimiento excesivo de las uñas y fragilidad de las mismas.
  • Úlceras.
  • Aparición de nódulos.
  • Pelaje con textura reseca, opaco y quebradizo.
  • Despigmentación.
  • Grietas en hocico y almohadillas.

 

Síntomas de la leishmaniasis visceral en perros

Los síntomas más comunes de la leishmaniasis visceral son:

  • Pérdida rápida de peso.
  • Apatía.
  • Fiebre.
  • Pérdida del apetito.
  • Anemia.
  • Disminución de la masa muscular.
  • Abdomen hinchado.
  • Diarrea.
  • Tos.
  • Conjuntivitis.
  • Neumonía.
  • Hemorragias nasales.
  • Alteración en el funcionamiento de los riñones.

 

Período de incubación de la leishmaniasis en perros

El período de incubación de esta enfermedad puede variar entre los 3 meses y el año y medio. También se han dado casos excepcionales en que la enfermedad ha permanecido latente durante varios años. Algunos perros son más resistentes que otros y no muestran síntomas tan fácilmente. Esto se puede deber a cierta predisposición genética, a una correcta alimentación, a la falta de estrés y a un sistema inmunológico fuerte.

Ante cualquier síntoma o cambio en el estado o en el comportamiento del perro, debemos acudir rápidamente a la consulta del médico veterinario para un chequeo.

 

Cómo prevenir la leishmaniasis en perros

En el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika podrás aprender las nociones básicas de prevención de las principales enfermedades de los perros para poder asistir al médico veterinario en la consulta y para asesorar sobre los mejores cuidados a los dueños de los animales. Además, si completas tu currículum con el curso de Peluquería Canina, tendrás una formación extra sobre las necesidades particulares de la piel y el pelaje de los perros y de los gatos.

Para prevenir la leishmaniasis canina existen hay que:

  • Evitar que el mosquito pique a nuestro perro. Para ello usaremos el sistema antiparasitario que nos recomiende el especialista: pipetas, collar, etc.
  • Vacunar al perro a partir de los seis meses y aplicarle los recordatorios que el médico veterinario determine.

Otros consejos para evitar la picadura de los flebótomos son:

  • Instalar mosquiteras en puertas y ventanas.
  • Esterilizar al animal.
  • Poner trampas para mosquitos de luz ultravioleta.
  • No acumular materia orgánica o basura.
  • No pasear al animal al anochecer o al amanecer en la época de mayor riesgo (con las temperaturas altas).
  • Evitar que el animal duerma en el exterior en las épocas calurosas.

 

La transmisión de la leishmaniasis al perro

La leishmaniasis canina es una enfermedad de fácil propagación. Se contagia, como hemos dicho, a través de la picadura de un flebótomo. No obstante, se cree que las perras pueden contagiar a las crías y que también se podría contagiar por vía sexual o por mordeduras.

Los flebótomos son insectos pequeños (de unos 3 milímetros de largo aproximadamente) que no emiten sonido al volar. Es difícil localizarlos y, por tanto, evitarlos. Su color puede ir desde el pajizo claro al marrón oscuro. En el momento en el que están dispuestos a picar a un perro o a una persona, saltan con las alas erguidas.

Durante el día, estos mosquitos permanecen en grieta o agujeros, por lo que no se les puede ver. Su ciclo de actividad empieza al atardecer y continúa hasta el amanecer. En la zona mediterránea suelen preferir las noches cálidas (no menos de 16°C) y no vuelan cuando hay viento fuerte. Su hábitat son, sobre todo, parques, zonas arboladas, jardines, zonas rurales, etc.

 

Diagnóstico de la leishmaniasis en perros

Para diagnosticar la leishmaniasis en los perros es necesario realizar un análisis de sangre. Esta prueba es rápida y sencilla, por lo que se puede obtener un resultado en pocos minutos. Otras pruebas pueden ser mediante la observación al microscopio de muestras de médula ósea o de ganglios linfáticos.

 

Las fases de la enfermedad

Las principales etapas de esta enfermedad en los perros son las siguientes:

  • Fase de enfermedad leve: los síntomas son leves (linfadenopatía periférica y dermatitis papular). No hay trastornos visibles y la puntuación de anticuerpos es negativa o baja positiva. Es el momento ideal para iniciar el tratamiento.
  • Fase de enfermedad moderada: el animal puede presentar lesiones cutáneas más graves (nódulos, úlceras etc.), anorexia, fiebre, diarrea, etc. El pronóstico en esta etapa es reservado.
  • Fase grave de la enfermedad: el perro presenta, además de los síntomas mencionados anteriormente, lesiones como la vasculitis o la artritis, por ejemplo. El pronóstico en esta fase varía de reservado a desfavorable dependiendo de la función de los riñones.
  • Fase muy grave de la enfermedad: el perro ya presenta trastornos graves como tromboembolismo o enfermedad terminal renal. El pronóstico es desfavorable y la vida del animal corre peligro.

 

Tratamiento de la leishmaniasis canina

La leishmaniasis es una grave enfermedad que puede derivar en la muerte del animal. Sin embargo, existe tratamiento farmacológico que permite a los perros infectados vivir de manera asintomática durante bastante tiempo, aunque no elimina el parásito del organismo. El tratamiento tendrá más éxito si se empieza en las fases iniciales de la enfermedad. Esta medicación, además, disminuye el riesgo de transmisión.

Los tratamientos para la leishmaniasis suelen ser de por vida y se supervisan con controles veterinarios periódicos. Estos tratamientos consisten en una combinación de fármacos que dificultan la reproducción del parásito.

 

Curso de Auxiliar de Veterinaria de Nubika: tu formación online

¡Aprende todo sobre la leishmaniasis canina con el curso de Nubika de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario! Gracias a la modalidad de estudio online a distancia podrás adquirir todos los conocimientos teóricos del curso desde donde quieras y en los horarios que tengas disponibles.

Los temarios de Nubika son amplios y están completamente actualizados y orientados hacia la realidad del mercado laboral de este sector al que te quieres dedicar. Gracias a estos contenidos de calidad podrás empezar a trabajar de manera inmediata en cuanto consigas tu titulación acreditativa.

Además, Nubika te ofrece la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas importantes del sector veterinario. Adquirirás las habilidades propias de un experto trabajando al lado de profesionales cualificados que estarán encantados de enseñarte los secretos del oficio que has elegido.

Los objetivos de este curso son los siguientes:

  • Que conozcas la anatomía de los perros y gatos.
  • Que aprendas a cuidar las mascotas.
  • Que conozcas los principios de medicina preventiva.
  • Que comprendas las principales patologías de los animales.
  • Que conozcas las distintas técnicas de exploración y contención.
  • Que adquieras los conocimientos necesarios sobre las diferentes técnicas de recogida de muestras.
  • Que aprendas el funcionamiento de una clínica veterinaria.
  • Que te familiarices con la atención al cliente.

¡Anímate a ir a por todas con el curso que más te llama! Así, conseguirás trabajar entre mascotas todos los días. Con Nubika adquirirás todos los conocimientos que necesitas para dedicarte a la profesión ideal para ti. ¡Este es tu sueño hecho realidad!

 

¡Conviértete en Auxiliar de Veterinaria con Nubika!

¡Sigue formándote sobre la leishmaniasis canina y otras enfermedades de las mascotas! Apúntate al curso online de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika y conseguirás la preparación profesional que necesitas para trabajar codo con codo con el médico veterinario en el diagnóstico, prevención y tratamiento de los problemas de salud de los animales.

Cubre nuestro formulario para que podamos seguir informándote sobre tu curso. ¡Empieza hoy tu carrera hacia el futuro que deseas!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar