Cuidados veterinarios: sarna en perros

sarna en perros y sus cuidados veterinarios

Los perros son seres maravillosos, pero los ácaros no tanto. Estos invisibles bichillos pueden producir daños perfectamente visibles, tanto a personas como a otros animales. La sarna en perros es una patología cutánea causada por diversos tipos de ácaros. Esta enfermedad presenta unos síntomas muy molestos, pero podemos prevenirla siguiendo una serie de pautas. Al estudiar para ser Auxiliar Técnico Veterinario aprendes a reconocer las enfermedades más comunes de las mascotas, como la sarna. ¿Cómo se combate lo que no se puede ver? Veámoslo.

“La sarna es una enfermedad de la piel causada por los ácaros, unos arácnidos microscópicos que se alimentan de piel muerta y que provocan reacciones alérgicas”

 

La sarna en perros

Para mantener a nuestro perro en perfectas condiciones de salud deberemos estar atentos a posibles síntomas que nos indiquen que existe un problema: cambios de comportamiento o hábitos, falta de acicalamiento, picores, caída excesiva de pelo etc. Si se observa alguna alteración significativa en nuestras mascotas, tenemos que acudir a la consulta del médico veterinario lo antes posible.

Uno de los problemas de salud habituales en los perros es la sarna, por eso, informarse sobre cómo reconocerla y prevenirla puede ayudarnos a garantizar el bienestar de nuestro animal de compañía.

Si quieres trabajar de Auxiliar Técnico Veterinario, tendrás que profundizar en el conocimiento de esta enfermedad para ser capaz de asistir al médico veterinario en la consulta y para poder informar a los dueños de los animales sobre prevención y cuidados básicos.

 

¿Qué es la sarna?

La sarna es una patología dermatológica que afecta tanto a perros como a otros animales y a humanos.

Esta enfermedad es provocada por diferentes especies de ácaros. Los ácaros de la sarna se alimentan de restos de células epiteliales, queratina y sebo, por lo que se instalan en la piel de los animales de compañía y de las personas. Los excrementos de los ácaros y los ácaros muertos desencadenan reacciones alérgicas e incluso asma.

 

Tipos de sarna

Son varios los tipos de ácaros que provocan la sarna, según el tipo de ácaro, estaremos ante un tipo de sarna u otro.

Los diferentes tipos de sarna en perros son:

  • Sarna demodécica: este es de los tipos de sarna más comunes. Se conoce también como sarna roja. El ácaro que la causa es el Demodex canis. Estos ácaros están siempre presentes en los perros, pero desatan un brote de sarna en el perro si se reproducen a gran velocidad debido a un debilitamiento del sistema inmune del animal.
    • Localizada: brotes que surgen solo en algunas pequeñas zonas del perro.
    • Generalizada: sarna muy extendida por el cuerpo del animal.
    • Pododermatitis demodécica: brote que solo aparece en las patas.
  • Sarna sarcóptica: este es el tipo más común de todos. Se conoce también como escabiosis, ya que el ácaro que la provoca es el Sarcoptes scabiei. Esta variedad de sarna es la que produce mayores picores.
  • Otros tipos de sarna en perros: existen otros tipos de sarna canina menos frecuentes que los anteriores. Entre ellos se encuentran los siguientes:
    • Sarna otodéctica.
    • Sarna cheytiella.
    • Sarna pneumonyssoides.
    • Sarna notoédrica.

 

Síntomas de sarna en perros

Si notamos alguno de estos síntomas en un perro, deberemos consultar inmediatamente con el veterinario para comprobar si es sarna y poder tratarlo:

  • Picazón intensa y prurito. El animal se rasca compulsivamente y está inquieto.
  • Pérdida de pelo en algunas zonas, como en las patas o la tripa.
  • Inflamación y enrojecimiento de la piel.
  • Heridas, provocadas por el mismo animal al tratar de calmar el picor.
  • Protuberancias, llagas o costras.
  • Olor desagradable producido por las costras.
  • Úlceras en la piel.
  • Engrosamiento de la piel.
  • Pérdida de apetito y de peso.

Uno de los beneficios de la Peluquería Canina es que el especialista puede detectar rápidamente los posibles síntomas de sarna en los perros y alertar a los dueños para que acudan al médico veterinario. Muchos de estos síntomas, como heridas o llagas, pueden estar ocultos por el pelaje, en la peluquería de mascotas se pueden detectar estos síntomas con facilidad.

 

Vías de contagio

La sarna es una patología bastante contagiosa. La forma de contagio es el contacto directo entre un animal infestado y otro sano, o incluso mediante el contacto con objetos del animal enfermo.

Además, hay que tener en cuenta que la sarna es una enfermedad zoonótica, es decir, que se puede contagiar de animales a humanos. Por eso es muy importante consulta al médico veterinario lo antes posible. Los tipos de sarna que se contagian de perros a humanos son: la sarcóptica, la otodéctica, la cheyletiella y la notoédrica.

 

Prevención de la sarna en perros

Para prevenir la sarna es importante seguir los siguientes consejos:

  • Mantener una higiene correcta bañando con frecuencia al perro.
  • Mantener el entorno limpio y ventilado.
  • Evitar el contacto con animales que puedan estar infestados.
  • Respetar el calendario de desparasitaciones.
  • Desinfectar los objetos del animal infestado, lavando su cama a más de 60 ° C.
  • Proporcionarle una alimentación adecuada para proteger su sistema inmunológico.
  • Asegurarse de lavar bien los oídos del animal para evitar la sarna otodéctica.

 

Auxiliar Técnico Veterinario: enfermedades de perros

Si quieres trabajar en el cuidado de los animales, puedes formarte con un curso de Auxiliar de Veterinaria. Con esta formación podrás aprender todo lo necesario sobre la sarna y otras enfermedades para asesorar a los dueños de las mascotas y para asistir al médico veterinario en la consulta.

 

Diagnóstico

El diagnóstico de la sarna debe realizarlo el médico veterinario con una exploración del animal en la consulta y observando al microscopio una muestra de piel o pelo del animal.

 

Tratamiento para la sarna en perros

El tratamiento también lo debe establecer el médico veterinario. Este tratamiento suele consistir en la aplicación de productos acaricidas, vía oral, tópica o inyectados. Además, se puede complementar con analgésicos, antiinflamatorios y champús calmantes

 

¡Ser microscópico no implica ser inofensivo! Ahora que ya sabes un poco más sobre la sarna en perros, profundiza en ella y en otras patologías caninas con el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika. Rellena el formulario para más información. ¡Combate a los villanos más chitines y sus fechorías!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;