La enfermedad de Cushing en perros

La enfermedad de Cushing en perros − ATV

Con un curso de asistente y auxiliar técnico veterinario podrás ayudar en la consulta al especialista en la salud de los animales para atender a mascotas con padecimientos como, por ejemplo, la enfermedad de Cushing en perros.

¿Sabes en qué consiste? ¡Te lo contamos!

La enfermedad de Cushing en perros puede tener más de un posible origen. Si tu mascota presenta síntomas, acude inmediatamente a la clínica veterinaria.

La enfermedad de Cushing en perros: ¿qué es?

El síndrome de Cushing, también conocido como hiperadrenocorticismo, es una enfermedad endocrina (es decir, relacionada con las hormonas) en la cual el organismo produce de manera crónica unos niveles demasiado elevados de cortisol, la llamada hormona del estrés.

Un nivel normal de cortisol permite a nuestro cuerpo responder de forma adecuada al estrés, pero también ayuda a equilibrar el peso corporal o a mantener una estructura de los tejidos óptima, entre otras cosas.

Sin embargo, una producción desmedida de esta hormona debilita notablemente el sistema inmunológico. Este hecho expone al organismo a infecciones y a enfermedades como la diabetes mellitus.

Un exceso de cortisol en el cuerpo puede dañar los órganos y reducir notablemente la calidad de vida.

La enfermedad de Cushing la pueden padecer las personas, pero también los animales: caballos, gatos, y, sobre todo, los perros. No obstante, los síntomas de este síndrome suelen confundirse con los efectos naturales del envejecimiento. Por eso, no es una enfermedad fácil de diagnosticar.

Colaborar en la realización de las pruebas diagnósticas para detectar el Cushing, asesorar sobre alimentos prohibidos para perros, recibir a los clientes de una clínica… Si te preparas con un buen curso de Auxiliar Técnico Veterinario, podrás realizar estas actividades y muchas más. ¡Aspirarás a puestos de trabajo en clínicas de animales!

 

Tipos de Síndrome de Cushing en perros

Aunque los síntomas son los mismos, existen diferentes tipos de síndrome de Cushing. El tratamiento y el pronóstico dependerán del tipo del que se trate.

Atendiendo a la causa desencadenante, podemos hablar de tres clases de Cushing:

  • Tumor en la glándula pituitaria: una masa tumoral en la base del cerebro (hipófisis) puede desencadenar una producción desproporcionada de cortisol. La masa puede ser benigna o maligna. Esta tipología supone el 80 % de los casos, pero con tratamiento y supervisión es posible que el animal tenga una buena calidad de vida durante bastante tiempo.
  • Tumor en la glándula suprarrenal: representa el 20 % de los casos de Cushing en perros. Se trata de una masa tumoral (benigna o maligna) en las glándulas suprarrenales. Si este tumor no se expande a otros órganos, es posible extirparlo.
  • Iatrogénico: esta tipología se debe a una administración excesiva de glucocorticoides, es decir, a una medicación desmedida con esta clase de sustancias.

 

Los síntomas de la enfermedad de Cushing en perros

Como los signos propios de este síndrome son parecidos a los del envejecimiento, muchas personas no se dan cuenta a tiempo de que sus mascota lo padecen. Por otro lado, el Cushing es una enfermedad que se desarrolla lentamente, por eso, dichos signos irán apareciendo poco a poco.

Es importante estar atentos a los cambios en el comportamiento o en el estado de nuestros perros para poder detectar esta enfermedad lo antes posible.

Aunque no son los únicos que se pueden dar, los síntomas más habituales de la enfermedad de Cushing en perros son los siguientes:

  • Aumento de sed.
  • Aumento de apetito.
  • Aumento de la micción.
  • Letargo.
  • Problemas en la piel.
  • Jadeos frecuentes.
  • Enfermedades cutáneas.
  • Debilidad muscular y atrofia.
  • Alopecia.
  • Barriga hinchada.
  • Aumento del tamaño del hígado.
  • Infecciones de piel recurrentes.
  • Mala calidad del pelo.
  • Cambios neurológicos.
  • Alteración del ciclo reproductivo de las hembras.
  • Atrofia de los testículos en los machos.

Recuerda que si tu perro presenta alguno de estos síntomas, deberás acudir a la consulta del médico veterinario para que le realice las pruebas oportunas.

Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Cushing en perros

El manejo del síndrome de Cushing en perros dependerá de la causa que lo provoque. En la clínica veterinaria, el médico especialista examinará al animal y solicitará ciertas pruebas diagnósticas para poder determinar si los síntomas se corresponden con esta enfermedad.

Para ser capaces de establecer un tratamiento adecuado, hay que saber de qué tipo de Cushing se trata. Sin embargo, la enfermedad de Cushing en perros puede ser muy difícil de diagnosticar correctamente, ya que los síntomas no son específicos únicamente de este síndrome.

Por eso, en los últimos años diferentes empresas y equipos veterinarios de investigación han ido creando y publicando herramientas o métodos sencillos para evaluar el Cushing en los canes. Por otro lado, la industria farmacéutica dedicada a la salud de los animales también sigue investigando sobre mejores tratamientos.

El tratamiento de cada animal deberá ser establecido por el médico veterinario en función de la condición particular del perro. Dicho tratamiento puede ser farmacológico y de por vida (para controlar los niveles de cortisol) o quirúrgico (en el caso de los tumores operables).

Si los tumores resultan ser inoperables, se puede considerar la opción de utilizar quimioterapia o radioterapia. Si se trata de un Cushing con origen iatrogénico, bastará con interrumpir la medicación que lo desencadena.

 

Esperanza de vida de los perros con síndrome de Cushing

Si la enfermedad de Cushing se trata a tiempo, la esperanza de vida del animal que la padece puede ser parecida a la habitual. Los canes que tienen un tumor en la glándula suprarrenal cuentan con una esperanza de unos treinta y seis meses de vida, aproximadamente.

En cuanto a aquellos que tienen un tumor en la glándula pituitaria, la esperanza es de entre veinticuatro y treinta meses, más o menos.

No obstante, si se trata de tumores no operables y el animal no responde adecuadamente al tratamiento con quimioterapia o con radioterapia, las posibilidades de supervivencia de este se reducen drásticamente. Por eso, es imprescindible diagnosticar cuanto antes esta enfermedad.

Por su parte, los perros con un síndrome de Cushing de origen iatrogénico mejorarán en cuanto se les retire la medicación que se lo provoca. Por lo tanto, su esperanza de vida no se verá reducida por este problema de salud.

 

Curso de Auxiliar de Veterinaria de Nubika: ¡tu especialización!

¿Estabas buscando una especialidad acorde a tus expectativas y aspiraciones? ¡El Curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika es justo lo que necesitas!

Esta formación es online a distancia: te permite estudiar a tu propio ritmo y desde dónde quieras. Además, Nubika te ofrece la posibilidad de realizar prácticas profesionales. ¡Muchos alumnos se quedan trabajando en las empresas en las que realizan estas actividades!

 

¡Sé Auxiliar de Veterinaria!

Sabes que tu vocación es el cuidado de los perretes y otras revoltosas mascotas, así que apúntate ya al Curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika.

Con esta formación tendrás la oportunidad que siempre has querido de optar a puestos de trabajo en clínicas de animales.

Cubre el formulario para recibir más información. ¡Ayudarás al médico veterinario con el diagnóstico y con el tratamiento de la enfermedad de Cushing en perros!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar