Conoce el hipertiroidismo en perros

El hipertiroidismo en perros − Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

En este artículo vamos a hablar del hipertiroidismo en perros, una enfermedad no muy común en este tipo de mascotas que conviene detectar a tiempo.

¿Quieres dedicarte al cuidado de los animales? Con el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika podrás colaborar con el médico veterinario en la consulta y ayudar a los perros con hipertiroidismo.

¡Sigue leyendo para saber más sobre este problema de salud de los canes!

El hipertiroidismo en perros afecta más a las razas grandes o medianas, aunque las pequeñas también pueden padecerlo.

La glándula tiroides en perros

La tiroides es una glándula que juega un papel muy importante en la regulación del metabolismo. Su principal función es la de producir las hormonas tiroideas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3).

Los perros tienen esta glándula en la garganta, alrededor de la tráquea. Se caracteriza por estar muy vascularizada, por tener una estructura compacta y por ser de color rojizo. Si sufre un aumento de tamaño, es posible notarla al tacto.

Un funcionamiento inadecuado de la tiroides puede desencadenar diferentes problemas de salud. En este blog ya hemos hablado sobre el hipotiroidismo en perros, un síndrome provocado por una disminución en la producción y en la liberación de las hormonas tiroideas. Veamos ahora en qué consiste el hipertiroidismo.

 

¿Qué es el hipertiroidismo en perros?

El hipertiroidismo es una dolencia provocada por un exceso de producción de las hormonas tiroideas. Como consecuencia de esta producción irregular, pueden aparecer diversos síntomas.

Esta enfermedad resulta bastante rara en los perros. En estos animales es más frecuente el hipotiroidismo. Los gatos, sin embargo, son más propensos al hipertiroidismo y menos al trastorno contrario.

Cuando un animal sufre este problema de salud, es imprescindible que reciba atención veterinaria lo antes posible para evitar que su condición empeore. Cuanto antes se le diagnostique y se le trate, más posibilidades tendrá de recuperarse correctamente.

 

Las causas del hipertiroidismo en los perros

Las causas del hipertiroidismo en perros pueden ser varias:

  • Una malformación de la glándula tiroides.
  • Un tumor en la glándula tiroides.
  • Un trastorno del sistema inmunológico: que el sistema ataque a los tejidos que recubren la glándula y que esta reaccione produciendo más cantidad de hormonas.

Lo más frecuente es que se trate de un tumor maligno en la glándula tiroides. Este tumor puede producir metástasis en otras partes del organismo del animal. Por eso, es muy importante diagnosticar al perro lo antes posible. No obstante, este tipo de tumores son poco habituales y en la mayoría de los casos no modifican los valores hormonales.

 

¿Cuáles son los síntomas del hipertiroidismo canino?

Algunos de los síntomas del hipertiroidismo en perros son los siguientes:

  • Aumento del apetito (polifagia).
  • Aumento del consumo de agua (polidipsia).
  • Aumento de la micción (poliuria).
  • Pérdida de peso a pesar de que el animal ingiera más comida de lo habitual.
  • Taquicardia u otros problemas del ritmo cardíaco.
  • Nerviosismo o ansiedad sin motivo aparente.
  • Agrandamiento de la glándula tiroides (bulto en el cuello del animal).
  • Tos o falta de aire (disnea).
  • Síndrome de Horner si hay un tumor que afecte al tronco vagosimpático. Este síndrome puede producir protusión del tercer párpado, contracción permanente de la pupila, ojo hundido, etc.
  • Diarrea crónica.
  • Vómitos.
  • Temblores.
  • Heridas en la piel, rojeces y pérdida de pelo.
  • Pelo de aspecto áspero y sin brillo.

Si el hipertiroidismo está provocado por un tumor, puede aparecer otro tipo de síntomas.

Por lo general, las razas grandes y medianas de perros son más propensas a padecer este problema de salud: los golden retriever, los labradores, los doberman, los cocker spaniel, etc. Además, las hembras lo sufren más que los machos.

También hay que tener en cuenta que el hipertiroidismo se va manifestando de forma gradual. Por eso, puede ser que tardemos cierto tiempo en darnos cuenta de que nuestro perro tiene este problema.

Cuando los síntomas sean evidentes, tendremos que acudir inmediatamente a la clínica veterinaria para que un especialista examine al animal.

 

Diagnóstico del hipertiroidismo en perros

Una vez que el perro esté en la consulta, el médico veterinario realizará una exploración física completa al animal, revisará su historia clínica y tomará nota de los síntomas que presenta.

Es posible que el especialista también realice ciertas pruebas diagnósticas para comprobar si existe un tumor en la glándula tiroides del perro y si este (en el caso de que exista) se ha extendido por el resto del cuerpo. Dichas pruebas pueden ser, por ejemplo, unos rayos X o una ecografía.

En estos casos también se suelen realizar análisis de sangre para comprobar los valores de la hormona T4.

El tratamiento del hipertiroidismo en perros

Si se confirma que el perro sufre hipertiroidismo por culpa de un tumor, el médico veterinario puede recomendar diferentes maneras de abordar la situación según las circunstancias particulares del caso.

Lo más habitual en estos casos es recurrir a la cirugía para extirpar el tumor. No obstante, también es posible un tratamiento con radioterapia o con medicación. En ocasiones se recurre a estos otros métodos antes de la cirugía para reducir primero el tamaño del tumor.

Después de la operación es posible que el animal desarrolle hipotiroidismo secundario y que requiera medicación.

 

¡Prepárate con el mejor curso de Auxiliar de Veterinaria!

Ahora que ya sabes más sobre el hipertiroidismo en perros, apúntate al curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika y empieza a formarte para conseguir el trabajo de tus sueños.

Esta formación es online a distancia, por lo tanto, dispondrás de la mayor flexibilidad posible. No esperes más y rellena el formulario para conocer todos los detalles de este curso especializado. ¡Anímate!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.