Ictus en perros: qué es y cómo prevenirlo

Ictus en perros − Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

En este artículo vamos a hablar sobre el ictus en perros, un problema de salud de los canes que puede estar provocado por diversas causas.

 

“Aunque no existe un tratamiento específico, la mayoría de los perros que sufren un ictus consiguen recuperarse después de administrarles cuidados de soporte.”

 

¿Quieres especializarte en el cuidado de las mascotas? Con el  curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika podrás adquirir los conocimientos necesarios para empezar a trabajar de manera inmediata en el sector veterinario. ¡Anímate a completar tu currículum con esta especialidad!

 

Ictus en perros: ¿qué es?

Un ictus es una enfermedad de origen vascular que aparece de manera repentina y que afecta al cerebro. Se produce por un corte en el flujo sanguíneo en determinadas áreas del cerebro. Este problema de salud puede afectar tanto a las personas como a los perros y otros animales.

Cuando la sangre no puede llegar bien a todas las partes del cerebro, las áreas afectadas no se oxigenan bien y dejan de funcionar adecuadamente de manera temporal o permanente.

Existen dos tipos de ictus:

  • Ictus isquémico o ictus embólico: es el que se produce cuando existe un coágulo o émbolo (que puede ser trombótico o no). Este émbolo obstruye el flujo de sangre y provoca necrosis isquémica en la zona afectada.
  • Ictus hemorrágico: es el que se produce cuando se rompe un vaso sanguíneo intracraneal. También causa isquemia por presión sobre el tejido del área afectada.

Muchos de los perros que sufren un ictus pueden recuperar la funcionalidad total o parcial de las zonas afectadas del cerebro. No obstante, esto depende de la gravedad del caso concreto y de la extensión del área afectada.

 

Principales síntomas de ictus en perros

Como ya hemos mencionado, el ictus suele darse de manera súbita, por lo tanto, generalmente los síntomas aparecerán de repente. Además, estos dependerán del área del cerebro que se haya visto afectada.

Algunos de los síntomas más frecuentes del ictus en perros son los siguientes:

  • Dificultades para moverse o para mantener la postura correcta: el animal empieza a realizar movimientos extraños o tiene problemas para caminar correctamente.
  • Parálisis total o tetraparesia: al perro se le paraliza todo el cuerpo y no se puede mover.
  • Parálisis parcial o hemiplejía: al perro se le paraliza de repente la mitad de su cuerpo.
  • Movimientos involuntarios de cabeza: el perro no es capaz de mantener la cabeza quieta.
  • Temblores o convulsiones: el perro que sufre un ictus puede llegar a sufrir convulsiones.
  • Nistagmo en uno o en ambos ojos: los ojos del perro se mueven de arriba abajo o de derecha a izquierda sin control.
  • Fiebre.
  • Debilidad muscular.

Si observas cualquiera de estos síntomas en tu perro, llévalo inmediatamente a la consulta del médico veterinario.

 

Las posibles causas del ictus canino

Un ictus canino puede estar provocado por diversas causas. Algunas de las más habituales son las siguientes:

  • Endocarditis: esta enfermedad del endocardio puede provocar coágulos y causar un ictus en los perros.
  • Coágulos post quirúrgicos: también es posible que se formen coágulos después de una operación quirúrgica.
  • Neoplasias: son formaciones anormales de tejido capaces de causar obstrucciones del flujo sanguíneo y coágulos.
  • Migración o émbolos de parásitos: ciertos parásitos pueden migrar por el torrente de sangre y crear un taponamiento.
  • Enfermedad de von Willebrand: consiste en un trastorno hematológico que retrasa la coagulación de la sangre y que puede causar un ictus a los perros.
  • Hipertensión arterial: los perros con la presión arterial alta tienen más probabilidades de sufrir un ictus.

 

El diagnóstico y el tratamiento del ictus en perros

Para diagnosticar al animal, el médico veterinario realizará una serie de pruebas y recopilará la mayor cantidad de información posible. De este modo, podrá saber de qué tipo de ictus se trata y cuáles son las posibles causas.

Esta enfermedad no tiene un tratamiento específico, por lo tanto, se suelen administrar cuidados de soporte. Si se identifica una enfermedad subyacente, se establecerá también un tratamiento específico para revertir sus efectos y evitar otras posibles complicaciones.

 

Cómo prevenir el ictus en perros

Para prevenir el ictus canino, conviene procurar que los perros realicen ejercicio físico de manera regular. Además, también hay que proporcionarles una alimentación sana y equilibrada.

Por otro lado, debemos acudir con nuestro perro a la clínica veterinaria con frecuencia para realizarle chequeos periódicos y las desparasitaciones oportunas.

 

¡Apúntate al curso de Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika!

¿Te interesa ayudar al médico veterinario en la consulta? Entonces el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika es para ti.

Con esta formación podrás aprender a cuidar a las mascotas y conocer las principales técnicas de exploración, contención y recogida de muestras.

El programa formativo del curso es amplio y está totalmente actualizado y adaptado a la realidad del sector laboral. Dicho programa está compuesto por los siguientes módulos temáticos:

  • Módulo 1: Operaciones de atención al cliente, venta y administración en centros veterinarios
  • Módulo 2: Análisis de laboratorio de muestras biológicas animales
  • Módulo 3: Consulta clínica veterinaria
  • Módulo 4: Quirófano del centro veterinario
  • Módulo 5: Hospitalización de animales
  • Módulo 6: Procedimientos de imagen para el diagnóstico en veterinaria

Ten en cuenta que los temarios de Nubika se actualizan con regularidad y que, por lo tanto, pueden sufrir modificaciones.

Ahora que ya sabes más sobre el ictus en perros, apúntate al curso de Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika y empieza a formarte para dedicarte a un ámbito en auge. ¡Cubre el formulario para solicitar tu plaza!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.