Los sentidos del perro en el adiestramiento canino

sentidos del perro

Estás tranquilamente en casa y de repente tu perro y el del vecino se ponen de acuerdo para orquestar una ópera a ladridos. No es que les vaya el canto coral, es porque han escuchado que el cartero se acerca mucho antes de que suene el telefonillo.

Pero el oído no es el único sentido que este animal tiene muy desarrollado. Los canes son capaces de encontrar trufas o de rastrear cualquier olor característico con esos hocicos suyos con los que nos mojan las manos al saludarnos.

Los sentidos del perro cuentan con unas características específicas diferentes a otras especies. El adiestrador de perros debe conocer estas características para poder potenciar el poder de sus sentidos más desarrollados y enfocar estas capacidades hacia el desempeño de actividades a las que nosotros no llegamos, como puede ser el rastreo en busca de personas desaparecidas, por poner un ejemplo.

Sabemos que nuestros amigos caninos quieren ayudarnos. Con un buen entrenamiento, basado en sus altas capacidades sensoriales, el perro puede ser capaz de todo lo que se le proponga.

Veamos cómo son los sentidos del perro, veamos hasta dónde pueden llegar sus aptitudes. ¡Sigue leyendo para descubrir cómo influyen las características del perro en el adiestramiento!

 

Los sentidos del perro

Las hazañas de los animales nos fascinan: pueden salvar vidas, pueden predecir al cartero, pueden tragarse más calcetines que tu lavadora… Se suele decir que son tan listos que solo les falta hablar. Pero no lo necesitan.

Los perros se comunican con nosotros, es a nosotros a los que nos hace falta aprender a entenderlos. Un buen adiestrador canino comprende el lenguaje de los canes a la perfección.

Para establecer una comunicación eficaz, es imprescindible saber cómo perciben el mundo. La simbiosis humano-can se da siempre y cuando exista una comprensión mutua.

Para ello, vamos a ver cómo funciona la percepción de los estímulos externos del perro y cómo influye esta percepción en la comunicación que los dirige hacia el aprendizaje.

 

El olfato

Se estima que los canes cuentan con entre 125 y 220 millones de células olfativas, frente a los cinco millones de las de un humano. Su bulbo olfativo es cuarenta veces mayor que el de los humanos (proporcionalmente con respecto al volumen cerebral total).

Así que, sin duda, este es su superpoder. Los perros se relacionan con el mundo a través del olfato: reconoce a las personas y a otros animales mediante su olor, marcan sus territorios, procesan los recuerdos en función de estas percepciones etc.

Esta habilidad permite que los perros puedan ser entrenados para desempeñar funciones en que este sentido es imprescindible. Los canes pueden: encontrar drogas, dinero, explosivos o personas desaparecidas o escondidas; alertar de peligros como los escapes de gas o los incendios; detectar problemas de salud en personas, como puede ser un cáncer o una bajada o subida de azúcar en pacientes diabéticos etc.

Sin duda pueden hacer mucho por nosotros gracias a su sentido del olfato, pero para ello es necesaria la acción de un adiestrador de perros.

Como sabemos, son seres muy generosos y trabajadores a los que les motiva ayudar, pero estas actividades deben ser siempre respetuosas con el animal y sus necesidades y, por tanto, estar supervisadas por un especialista que conozca al animal y sus sentidos.

 

El oído

La oreja de nuestros amigos caninos es una precisa máquina de detectar sonidos, tiene unos dieciocho músculos que se ponen en acción para rotar, levantar, inclinar o dirigirse en dirección al punto de emisión de un sonido.

Su campo auditivo es de entre 40 000 y 60 000 Hz. Son especialmente sensibles a los sonidos agudos de alta frecuencia. Pueden escuchar ruidos emitidos a más de 200 metros de distancia.

Por esto, nuestras mascotas caninas siempre están alerta. Percibirán ruidos extraños y nos avisarán al momento. Su sentido del oído les proporciona otra útil herramienta en su labor de protección de la manada, pudiendo prevenirnos de antemano ante posibles peligros.

 

La vista

El sentido de la vista del perro también está adaptado a su condición de protector de la manada y a la de cazador.

Su vista no puede percibir todos los detalles de la realidad y solo capta una gama de tonalidades de colores dicromática. Esta característica visual, parecida al daltonismo humano y conocida como deuteranopia, hace que perciban el color rojo como amarillo y el verde como gris.

Pero, por otro lado, poseen una excepcional visión nocturna y su ojo se adapta rápidamente a la percepción de objetos en movimiento, pudiendo conectar su vista a una respuesta locomotora de manera inmediata. ¡Lánzales un frisbi y lo verás!

 

El gusto

Se cree que el gusto es el sentido menos desarrollado en el perro, pero también es el menos estudiado. Sin embargo, es evidente la conexión inherente de este sentido con el olfato, por el que son más conocidos. Igual que los humanos, sus papilas gustativas completan la información recibida por el olfato.

No son capaces de distinguir el sabor salado, lo que provoca que quizás no reconozcan cuando el agua es salada o cuando es dulce. Su percepción del sabor se parece más a un sistema binario: sabor fuerte frente a sabor suave.

Aun así, el perro disfruta con la comida como nadie. Siempre están a tus pies pidiendo que compartas lo que comes con ellos. En el adiestramiento canino el uso de pequeñas recompensas en forma de chuchería para perros puede ayudar a entendernos con ellos, sobre todo en las etapas iniciales de su desarrollo.

 

El tacto

El tacto es el primer sentido que desarrolla el cachorro. Llegan al mundo entre los lametones de su madre, que los lava cuidadosamente y los mima constantemente. Después aparecemos los humanos para atusarles las melenas mientras les recordamos lo buenos chicos que son.

Ya conocemos los beneficios de acariciar a un perro, pero, además, este contacto también nos ayuda a comunicarnos con ellos. Las caricias tendrán un importante papel en el desarrollo y en la educación de un perro. Esto lo saben los adiestradores caninos, y por eso se utiliza la caricia como sistema de recompensa por el trabajo bien hecho.

 

Los sentidos del perro y el adiestramiento canino

Como puedes ver, conocer el funcionamiento de todos los sentidos del perro es un paso imprescindible para educar y adiestrar a los canes. El entrenador de perros debe saber todo lo necesario sobre los sentidos para poder comunicarse de la mejor manera con los animales.

Seguramente te encantan los perros y sus hocicos olfateadores, aunque hagan desaparecer tus calcetines. Quizás estés pensando en hacer de esta pasión una vocación y trabajar con ellos. Una de las mejores maneras de conseguirlo es realizando un curso de Adiestramiento Canino. En Nubika te ofrecemos el mejor. ¡Consúltanos!

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Adiestramiento Canino
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;