Las mascotas exóticas: la tortuga de patas rojas

tortuga de patas rojas

No salen a la puerta a recibirte con entusiasmo ni se acurrucan contigo un domingo de invierno, pero tampoco te piden comida como si necesitasen reservas para pasar la era glaciar ni te cantan una nana triste a las tres de la mañana. Las tortugas son inquilinas muy zen, pero también simpáticas y agradecidas.

Los animales exóticos domésticos requieren cuidados específicos diferentes a los de las mascotas trasnochadoras e hiperactivas, por eso es conveniente contar con la ayuda de un Técnico de Animales Exóticos.

Existen diversas clases de tortugas domésticas, pero hoy vamos a centrarnos en un tipo muy coqueto que se viste de colores diferentes: la tortuga de patas rojas.

Al realizar el curso de Técnico de Animales Exóticos de Nubika te preparas para trabajar entre animales de todo tipo, pero la tortuga de patas rojas será de los pacientes que menos lata te den en el día a día de tu futuro laboral.

¿Te apetece que las conozcamos un poquito mejor? Vamos a ver cómo son estas criaturas de armadura caballeresca.

 

Mascotas exóticas: la tortuga de patas rojas

Las tortugas son reptiles del orden de los saurópsidos, el más antiguo que existe, pues ya habitaban la Tierra en el período Triásico de la Era Mesozoica. Esta época es también la de los dinosaurios, los pterosaurios y los ictiosaurios.

La tortuga de patas rojas es de tipo terrestre dentro de su especie. Su territorio natural son las sabanas y los bosques de Panamá, Brasil, Paraguay, las Guayanas, Colombia y Venezuela. En algunas de estas regiones es conocida como “tortuga morrocoy sabanera”, o simplemente “morrocoy”. También se le suele llamar “tortuga carbonaria”, por su nombre científico: Chelonoidis carbonaria.

Dentro del grupo de las tortugas, esta es de las más llamativas, ya que su aspecto es un poco diferente. Aunque pueden existir variaciones según su lugar de procedencia, en general presentan un caparazón oscuro con la areola central de las placas de este amarillentas y manchas rojas, naranjas o amarillas en patas y cabeza.

Los machos son un poco más grandes que las hembras, su plastrón es cóncavo, el caparazón más largo y aplanado con un estrechamiento en el centro y la cola más larga. Pueden medir entre 20 y 35 centímetros, dependiendo de su lugar de origen, aunque algunas han llegado a los 50 cm. Su peso ronda los 15 o 20 kilos.

Estos animales exóticos tienen un carácter apacible y no suelen ser agresivas. Además, las tortugas en general cuentan con una gran curiosidad.

Estos animales son de las mascotas más longevas: su esperanza de vida es de unos 50 años.

Los animales exóticos domésticos, como la tortuga de patas rojas, necesitan cuidados específicos para poder sobrevivir en cautividad. El Técnico de Animales Exóticos es el profesional especializado que asesorará a los propietarios de tortugas sobre las cuestiones relacionadas con su salud, pero podemos adelantar una serie de cuestiones básicas a tener en cuenta.

 

Cuidados básicos de la tortuga de patas rojas

La tortuga de patas rojas es un animal de hábitos diurnos, herbívora y carroñera y procedente de hábitats cálidos y húmedos. Teniendo esto en cuenta, podemos establecer los siguientes cuidados fundamentales.

 

La alimentación

Este tipo de tortuga se alimenta de hierba, frutas y un poco de carne. El 50% de su alimentación debe ser frutas maduras, como el melón, la sandía, la pera, la piña, el higo, la manzana, la uva, el melocotón etc. Sin embargo, el plátano no es recomendable. El otro 50% serán hierbas, como el trébol o el diente de león, y verduras, hortalizas u hongos, como la col o los champiñones.

Es recomendable completar esta alimentación con carne, moluscos o insectos, ya que su dieta en libertad incluye larvas, termitas y carroña. Además, existen piensos especiales para estas mascotas. Por otro lado, se aconseja administrarles suplementos de calcio y vitamina D3 para preservar su salud.

Las tortugas necesitan mucha hidratación, por ello debemos proporcionarles agua fresca en abundancia.

 

El hábitat

Teniendo en cuenta las condiciones ambientales de su hábitat natural, debemos proporcionarles a las tortugas de patas rojas un lugar con una temperatura entre los 23 y los 29 grados y con altos niveles de humedad.

Este tipo de tortuga no hiberna, por lo que en invierno es necesario contar con calefacción o lámparas de UVA/UVB en sus terrarios. También necesitan refugios para pasar la noche o esconderse.

 

Veterinaria de animales exóticos: la tortuga de patas rojas

Si estás considerando especializarte en el cuidado de las mascotas exóticas, debes conocer cuáles son las funciones de un Técnico de Animales Exóticos. Entre los posibles pacientes de una clínica veterinaria que cuente con este profesional, puede encontrarse la tortuga de patas rojas.

Un animal sano de esta especie presenta las siguientes señales: está activo y alerta, come regularmente, su caparazón no presenta daños, sus ojos son claros y brillantes, su piel está en perfectas condiciones y la nariz la tiene limpia y ventilada.

Por el contrario, algunos signos de alerta para acudir a la clínica veterinaria son:

  • Secreción ocular, nasal o bucal
  • Decoloración, reblandecimiento o rugosidades en el caparazón
  • Letargo
  • Irregularidades cutáneas, como manchas o bultos
  • Deposiciones anormales
  • Estornudos, respiración por la boca, escurrimiento por la nariz

Los principales problemas de salud que puede sufrir la tortuga de patas rojas son:

  • Deficiencia ósea o vitamínica: no absorbe correctamente el calcio debido a una deficiente exposición a la luz solar. Puede llevar a deformidades óseas, inflamaciones articulares o letargo
  • Enfermedades respiratorias: pueden sufrir este tipo de afecciones debido al frio
  • Garrapatas y ácaros: estos parásitos pueden transmitir, además, otras enfermedades
  • Problemas gastrointestinales: provocados por infecciones bacterianas o parásitos

Para tratar estos problemas, es imprescindible acudir a la clínica veterinaria lo antes posible. Sin embargo, lo mejor siempre es prevenir. Consultar a un especialista en animales exóticos es lo correcto para garantizar la salud y la seguridad de estas mascotas.

 

En el mundo de los animales exóticos siempre hay algo por aprender, especies por descubrir y adorar. ¿No se parece eso al trabajo de tus sueños? En tu carrera profesional puedes encontrar tu lugar entre la tortuga de patas rojas y demás bichos de colores vibrantes. Apúntate al curso de Técnico de Animales Exóticos de Nubika para seguir esta colorida vocación. No esperes a que te adelante la liebre, ¡amplía tu formación ahora!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Técnico de Animales Exóticos
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;