Pastor alemán: enfermedades comunes en esta raza

pastor aleman

¿Eres un apasionado de la raza del Pastor alemán? Si es así, estás en el lugar adecuado. En este artículo te desvelaremos todos los  secretos de esta particular raza y las enfermedades más comunes que sufren para que puedas tratar de evitarlas.

Fórmate como Técnico Veterinario y ayuda a los más fieles de la casa. Con nuestro curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario podrás hacer despegar tu carrera profesional en un sector siempre necesario.

 

Pastor alemán: sus orígenes

Los orígenes del pastor alemán se remontan a 1890, cuando el capitán de caballería Max Emil Frederick von Stephanitz trató de desarrollar una raza de trabajo de apariencia noble. Este capitán encontró en una exposición canina a Hektor Linkrshein, el perro que se convertiría en el fundador de la raza.

El pastor alemán cobró gran notoriedad por su desempeño en las dos guerras mundiales. Tan grande fue la impresión que causó, que incluso los ejércitos enemigos le tenían admiración.

Actualmente el pastor alemán es empleado en un sinfín de actividades, desde la búsqueda y rescate de personas perdidas, hasta el trabajo de perro policía. Es uno de los perros más populares en todo el mundo.

Se trata de un perro bien proporcionado. La cabeza es ancha y se estrecha con gracia en un hocico afilado. Las orejas son bastante largas y se mantienen erguidas. La espalda está nivelada y es musculosa terminando en una cadera que se curva hacia abajo y en una cola bastante poblada. El pelo es grueso, duro y áspero presentando generalmente una longitud media, sin embargo, a menudo nacen ejemplares de pelo largo. El color del pelo puede ser negro, pardo, negro y pardo o gris.

Se trata de una raza que se lleva muy bien con los más pequeños de la casa, pese a que todos los perros y niños necesitan que se les enseñe a llevarse bien y a respetarse mutuamente para estar seguros.

 

Enfermedades comunes del pastor alemán

El Pastor Alemán es una raza canina originalmente criada para pastoreo, aunque a día de hoy se utiliza como perro guardián y de compañía. En cuanto a sus dolencias,  existen varios tipos de enfermedades que aquejan al pastor alemán. 

  • Displasia de cadera. Es una enfermedad muy común entre los pastores alemanes. Se caracteriza por inflamación y dolor en la articulación entre la cadera y el fémur del perro. Es una enfermedad hereditaria congénita. 
  • Glaucoma. Esta enfermedad hereditaria se detecta a los 2 o 3 años de edad. Al pastor alemán le duele el ojo y se lo frota con la pata, o contra alguna superficie. La presión intraocular aumenta y produce el dolor. La pupila opaca y dilatada es un síntoma claro del mal. 
  • Parvovirosis canina. Se trata de una infección que produce vómitos, diarrea e incluso hemorragia. Los perros deben vacunarse contra la enfermedad para prevenirla.
  • Moquillo. Es una enfermedad contagiosa que produce tos, disnea, mucosidad, conjuntivitis, fiebre y otros síntomas de decaimiento. Existen vacunas contra la enfermedad.
  • Pododermatitis. Enfermedad parasitaria que provoca llagas, pus y dolor entre otras dolencias. El exceso de humedad propicia esta dolencia que debe ser tratada sin dilación por el veterinario.
  • Sarna demodécica. Dolencia provocada por un ácaro llamado Demodex canis. Provoca caida del pelo, picazón, inflamación y rojeces en la epidermis. 
  • Sarna sarcóptica. Producida por el parásito Sarcoptes scabiei. Los síntomas son: caída del pelo, inflamaciones y rojeces dérmicas. Puede contagiar a las personas. Precisa tratamiento veterinario y desinfección profunda de los lugares habituales del animal.
  • Queratitis. La queratitis es una inflación de la córnea, la porción transparente el ojo, que en caso del pastor alemán tiene una inflamación corneal característica llamada pannus. Se produce cuando el sistema inmunitario del paciente lucha por error contra las propias estructuras oculares.

 

Evita enfermedades en tu pastor alemán: ¡aumenta sus cuidados!

Cuantos más conocimientos tengas sobre la raza del Pastor Alemán, más enfermedades no hereditarias podrás evitar. Gracias a unos buenos cuidados podrás aumentar la esperanza de vida de tu peludo. ¡Presta atención y toma nota!

Personalidad: conoce a tu mascota

El pastor alemán desarrollará un vínculo muy estrecho con su amo y querrá pasar con él el mayor tiempo posible. Esta raza necesita mucha atención, lo dará todo con su lealtad y su actitud de guardián fiel. Deberás dedicar tiempo a socializarlo y a entrenarlo. Le encanta aprender y presta mucha atención al adiestramiento.

Salud: debes estar atento

El pastor alemán es propenso a varios problemas, como las enfermedades gastrointestinales, un trastorno estomacal denominado dilatación y torsión gástrica, una enfermedad de la médula espinal y epilepsia. 

Ejercicio: adiéstralo

El cachorro deberá hacer ejercicio con cuidado para evitar daños a largo plazo en las articulaciones, ya que aún estarán blandas y en formación. Un pastor alemán adulto sano necesitará más de dos horas de ejercicio al día y muchas oportunidades de usar su intelecto con adiestramiento y juegos mentales.

Nutrición: es uno de los factores más importantes

Los perros de razas grandes, requieren un equilibrio de nutrientes diferente, incluyendo los minerales y las vitaminas, al de los perros de menor tamaño. El pastor alemán puede ser propenso a sufrir distensión del estómago y otros problemas estomacales, comidas más reducidas y frecuentes podrían minimizar el riesgo.

Aseo: cuida su aspecto físico

El pastor alemán necesita un cepillado minucioso varias veces a la semana para eliminar todo el pelo muerto o suelto. No hace falta cortarle el pelo y solo debe bañarse cuando sea necesario. Es un perro al que se le cae mucho el pelo, cuanto más lo cepilles, menos se le caerá.

Debemos tener en cuenta que este artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

 

Fórmate como Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario: ¿a qué esperas?

Si te encantan los animales y te gustaría trabajar con ellos, es el momento de que te formes como Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario. Con este curso podrás prestar tu ayuda y trabajar mano a mano con ellos.

Aprenderás los conocimientos necesarios para capacitarte para trabajar como auxiliar de clínica veterinaria, en centros, hospitales y consultas veterinarias, de modo que podrás ayudar al profesional en múltiples tareas relacionadas con la atención y el cuidado de perros, gatos, y demás animales de compañía. 

No esperes más y apúntate a nuestro curso como Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario. ¡Trabaja en lo que verdaderamente te apasiona, te esperamos!

Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.