El temario de Auxiliar Técnico Veterinario: la etología animal

etología animal

En ocasiones los humanos podemos ser muy malos pacientes: tardamos en ir al médico para ver si nos curamos solos por medio de la magia, no tomamos los medicamentos como nos lo indican o, peor aún, nos automedicamos. Para un catarro lo mismo nos vale quejarnos constantemente como pretender curarlo con caramelos de menta.

Los animales no se lo ponen más fácil ni a los dueños ni a los especialistas en cuidado veterinario. Por instinto, muchos animales tienden a ocultar sus síntomas para no mostrar debilidad, ya que eso, en libertad, supondría poner su vida en peligro. Pero, además, los pacientes peludos no pueden contarnos dónde les duele o lo que les pasa.

Los perros y los gatos tienen otras maneras de mostrarnos que algo no va bien y de que necesitan una visita médica. Los dueños de mascotas debemos estar muy atentos a cambios de hábitos, de apariencia o de comportamiento.

Por eso, el médico veterinario y el auxiliar técnico veterinario no solo deben tener conocimientos sobre patología veterinaria, sino que también necesitarán formarse en el estudio del comportamiento de las mascotas. O lo que es lo mismo: la etología animal.

Veamos en qué consiste esta rama del cuidado de los pacientes con menos paciencia. Porque, si estás pensando en realizar nuestro curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario, tendrás que aprender a entender a los pacientes menos habladores. ¿Empezamos?

 

¿En qué consiste la etología animal?

Convivir con un animal es una manera práctica de conocer las costumbres básicas de esa especie. Nos podemos pasar horas mirando a nuestra mascota intentado desentrañar el porqué de perseguirse su propia cola o de que te mire fijamente esperando que hagas algo superimportante que no acabas de entender.

Cuanto más conozcamos a nuestro amigo de sofá y compañero de mantita mejor podremos cuidar de su salud. Si sabemos cuáles son sus costumbres podremos distinguir cuándo esos hábitos han cambiado y si debemos preocuparnos.

En la visita a la clínica, tanto el médico veterinario como el auxiliar técnico veterinario tienen que conocer también los hábitos y comportamientos comunes a las diferentes especies y/o razas animales para poder entender mejor qué es lo que les sucede y enfocar así su diagnóstico y el tratamiento en la dirección correcta.

La etología animal es la ciencia que se encarga de estudiar y comprender el comportamiento animal desde una perspectiva tanto psicológica como biológica.

Esta rama veterinaria no pretende educar o adiestrar a la mascota, sino entender el porqué de su comportamiento. Dentro de esta especialidad se encuentra la etología clínica, que diagnostica los problemas de conducta para poder tratar la raíz del subyacente problema.

Esta rama científica comenzó a considerarse como tal a partir de que, en 1973, los científicos Niko Tinbergen, Karl R. von Frisch y Konrad Lorenz obtuviesen el Premio Nobel por su estudio sobre la etología animal.

En 1951 Tinbergen publicaba El estudio del instinto. En él se planteaba las preguntas que deberían apoyar la etología:

  • Qué: ¿Cuál es la causa o mecanismo que desencadena la conducta anómala concreta? Es necesario desentrañar la causa subyacente para tratar la base del problema y no los síntomas aislados que vayan surgiendo.
  • Por qué: ¿Qué función está cumpliendo esa conducta en la supervivencia del animal? Esta cuestión se conoce como “valor de supervivencia” o “ventaja adaptativa”.
  • Cómo: ¿Cómo se desarrolla esa conducta? ¿En qué momento de la vida del animal concreto aparece? Esto es, la ontogenia de la conducta.
  • Cuándo: ¿En qué momento de la evolución de la especie se desarrolló este comportamiento?

La etología puede aplicarse tanto a animales domésticos como a especies en liberta o en cautividad (zoológicos, reservas etc.). Esta especialización resulta muy útil para diferentes y variadas aplicaciones.

 

Curso Auxiliar Veterinario: la etología

Estudiar etología animal es una magnífica manera de introducirse en el mercado laboral. Cada vez se demanda más esta especialización en clínicas veterinarias.

Las salidas laborales de un profesional con conocimientos de etología pueden ser: trabajar en zoos, refugios de animales, centros de cría, reservas de especies, estudios zoológicos, clínicas y residencias. Su labor puede consistir en monitorizar el bienestar de los individuos de un parque o refugio, ayudar a las especies a adaptarse a situaciones complicadas o reintroducir animales en su hábitat de manera segura.

En la clínica veterinaria, el auxiliar técnico veterinario y el médico deben contar con conocimientos de etología animal para poder diagnosticar y tratar problemas que muestren cambios de comportamiento.

Por eso, Nubika te ofrece un temario completo en su curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario. En este temario se contempla el estudio de la etología en el módulo 3 del programa educativo:

  • Etología animal y alteraciones del comportamiento
    • Agresividad
      • Diagnóstico y tratamiento de la agresividad
      • Agresividad por dominancia
    • Problemas de comportamiento trófico
      • Neofobia
      • Pica
      • Anorexia por estrés
    • Miedos y fobias en la especie canina
      • Ansiedad por separación
    • Trastornos de la conducta de eliminación en el gato
      • Problemas patológicos
      • Problemas de marcaje territorial
      • Problemas de aversión a la bandeja

Al aprender los trastornos de conducta más habituales en los perros y gatos, la asistencia ofrecida por el Auxiliar Técnico Veterinario será de mayor calidad. Saber interpretar un comportamiento anómalo común en una especie acelera el proceso de diagnóstico y toma de decisiones.

Lo que un animal intenta decirnos con un comportamiento concreto es muy importante. Tener los conocimientos necesarios para interpretar adecuadamente ese comportamiento es el primer paso para curar una posible patología o trastorno subyacente.

 

Si has decidido prepararte para desempeñar el trabajo de un Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario, lo mejor es que te formes con el programa de estudio que te ofrezca recursos de calidad sobre etología animal. Porque comunicarse con un paciente poco ladrador o maullador es tan importante como cualquier otra prueba diagnóstica. ¿Te animas a aprender a entenderlos mejor? ¡Apúntate a nuestro curso!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar