Curiosidades de animales que respiran por la piel

Animales que respiran por la piel – Cuidador de Animales de Zoológico

¿Ya sabías que hay animales que respiran por la piel? Con el Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika tendrás la oportunidad de aprender muchas curiosidades de especies de todo tipo. Por ahora, veamos en qué consiste la respiración cutánea. ¡Vamos a descubrirlo!

Los animales que respiran por la piel son acuáticos o viven en ambientes muy húmedos.

Sistemas de respiración en los animales

En la naturaleza podemos encontrar animales de todo tipo: bichos que no querrías encontrarte en mitad de la noche, seres de las profundidades marinas que parecen salidos de un mal sueño, chulísimas estrellitas de mar… ¡Miles de especies con sus particularidades!

Con tanta variedad, ya te imaginarás que no todos tienen los mismos mecanismos para sobrevivir. Respirar consiste en un proceso que depende, entre otros factores, del medio en el que se desarrolle la vida. No es lo mismo el sistema respiratorio de un pez que el de un ave…

La respiración es un sistema por el cual un organismo vivo intercambia gases con el ambiente. Por ejemplo, los humanos expulsamos el dióxido de carbono y tomamos oxígeno del aire. Dependiendo de cómo se produzca ese intercambio, la respiración será de un tipo o de otro. Existen cuatro tipos de respiración en los animales. Vamos a ver cómo son estos sistemas.

 

Respiración pulmonar

La respiración pulmonar es el sistema que tenemos los seres humanos y la gran mayoría de los vertebrados terrestres para intercambiar gases.

En este método el oxígeno entra por la nariz y la boca, pasa por la garganta y la tráquea mediante los movimientos de inhalación y exhalación y se distribuye por los bronquios de los pulmones.

En los bronquios, llega hasta los alveolos, que es donde, finalmente, se produce el intercambio entre oxígeno y dióxido de carbono. Este gas será expulsado al ambiente por medio de la exhalación.

 

Respiración traqueal

En este sistema la respiración se produce en la tráquea. Los insectos cuentan con este método: sus tráqueas recorren su cuerpo y entran en contacto con el exterior mediante unas aberturas que se llaman espiráculos.

Los espiráculos se abren para recoger el oxígeno del exterior. En el momento en que los insectos están en reposo, el oxígeno se disuelve en el líquido traqueal mediante la presión osmótica celular y el dióxido de carbono se libera al ambiente. Cuando el insecto sale del reposo, el líquido traqueal es absorbido por los tejidos.

 

Respiración branquial

La mayor parte de los animales acuáticos respiran mediante el sistema de branquias. El intercambio de gases se produce en el medio acuático. Los animales con este tipo de respiración toman el oxígeno del agua.

Las branquias son estructuras laminadas que contienen vasos sanguíneos. Cuando el agua pasa por estas láminas, el oxígeno llega al torrente sanguíneo o a la hemolinfa, un líquido producido por los invertebrados. Después, se completa el intercambio de gases expulsando el dióxido de carbono.

 

La respiración cutánea

La respiración cutánea es aquella que se produce por medio de la piel o el tegumento (formado por la piel y otros elementos cutáneos). Para que este sistema funcione, la piel debe mantenerse húmeda. Los animales que cuentan con este sistema de respiración tienen pieles blandas, múltiples pliegues o glándulas mucosas que ayudan a mantener la humedad de la dermis.

Algunas especies combinan la respiración cutánea con la respiración pulmonar. Aún con todo, la mayor parte del proceso de respiración de estas especies se produce en la piel. La respiración exclusivamente cutánea se da en animales muy pequeños.

En los animales con este sistema respiratorio la piel está muy vascularizada para permitir la captación del oxígeno del ambiente y la expulsión del dióxido de carbono.

 

Datos curiosos de animales: especies que respiran por la piel

La respiración por la piel es propia de los anfibios, de los anélidos, de ciertos equinodermos y de los cnidarios. No obstante, recuerda que hay ciertos animales que combinan dos sistemas respiratorios.

En el caso de los anfibios, la respiración incluso puede variar a lo largo de su vida dependiendo del estadio en el que se encuentren. Cuando son renacuajos, respiran por branquias y por la piel. Pero en el momento en que pasan a su fase adulta, las branquias pierden su función.

Repasemos algunas especies de animales que respiran por la piel.

 

La lombriz de tierra

La lombriz de tierra es un tipo de animal anélido, es decir, su cuerpo se divide en segmentos parecidos a anillos. Esta especie no cuenta con órganos respiratorios, por lo tanto, realiza el intercambio de gases exclusivamente por la piel.

 

La sanguijuela

Las sanguijuelas tienen un cuerpo aplanado y ventosas en cada extremo. Son animales anélidos. La respiración la realizan por medio de su piel, aunque existen familias de sanguijuelas (Piscicolidea) en las que se observan pequeñas branquias en los laterales de su cuerpo.

Otras familias (Gnatobdelidas y Faringobdelidas) presentan un pigmento rojizo (hemoglobina extracelular) que tiene por función transportar la mitad del oxígeno absorbido.

 

Los erizos de mar

De la familia de los equinodermos, los erizos de mar tienen un esqueleto interno cubierto exclusivamente por la epidermis. Estos animales no cuentan con extremidades, pero poseen púas móviles que les permiten desplazarse y defenderse de los depredadores.

Esta especie realiza el intercambio de gases mediante dos sistemas respiratorios: el branquial y el cutáneo.

 

Las medusas

Las medusas son animales cnidarios que no poseen órganos respiratorios. Esta especie respira por difusión pasiva de los gases entre el agua y su organismo a través de la piel.

 

Las ranas

El proceso de metamorfosis de las ranas hace que estos anfibios anuros pasen por fases en las que el sistema de respiración varía. En la etapa de renacuajos, al nacer, viven únicamente en ambientes acuosos y, por lo tanto, respiran mediante branquias y por la piel.

Cuando las ranas crecen, combinan la respiración cutánea con la respiración pulmonar. Ambos sistemas se alternan dependiendo de la época del año. En invierno, las necesidades de oxígeno disminuyen, por lo que la captación de este gas se produce por la piel.

En verano, la captación de oxígeno por el sistema cutáneo resulta insuficiente para estos animales, así que la complementan utilizando los pulmones. Es decir, ambos sistemas se alternan.

 

El ajolote

El ajolote es un anfibio que cuenta con una piel lisa, húmeda y glandular. Su proceso respiratorio pasa por tres fases: branquial, pulmonar y cutánea. Dependiendo de la fase vital en la que se encuentre, respirará con un sistema o con otro.

¿Te gustaría trabajar entre animales de todo tipo y descubrir cada día curiosidades como estas? Pues sigue leyendo para saber qué se necesita para trabajar en un zoológico. ¡En Nubika tenemos la respuesta!

 

Curso Cuidador de Animales de Zoológico: Nubika te prepara

El curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika es lo que necesitas para dedicarte a lo que siempre has querido. Esta formación es online a distancia, por lo que podrás prepararte con la mayor flexibilidad.

Por otro lado, en Nubika te ofrecemos la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas del sector. ¡Conseguirás experiencia para tu currículum!

 

¡Sé cuidador de animales de zoológico!

Rellena el formulario para apuntarte al Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika.

Ahora que ya sabes cuáles son los animales que respiran por la piel, empieza tu formación especializada. ¡Las oportunidades laborales son muchas!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Auxiliar veterinario y cuidador de animales de zoológico

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar