Beneficios de la gatoterapia: gatos especiales

La gatoterapia − Terapia Asistida con Animales

Si un minino decide echarse la siesta en tu regazo, ya no recuperarás tu vida normal hasta que se despierte… Te resultará imposible romper ese momento de paz y sosiego. ¡Más te vale haber ido al baño antes! La gatoterapia se basa en aprovechar ese poder relajante que tiene la compañía de estos animales. ¿Te interesa saber más?

Con el Curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika podrás aprender todo lo necesario para desarrollar intervenciones terapéuticas con gatos. Quédate a descubrir los beneficios de esta ronroneante terapia. ¡Los vemos!

La gatoterapia ha cobrado fuerza en las últimas décadas: cada vez son más las personas que se apuntan a las intervenciones asistidas con gatos.

¿Qué es la gatoterapia?

La gatoterapia es un tipo de tratamiento complementario y alternativo a las terapias convencionales que consiste en ayudar a las personas con problemas físicos, psicológicos o sociales a través de la compañía de gatos. Este tratamiento se basa en el poder que tiene el vínculo de confianza que se crea entre animal y humano.

Los animales son elegidos con cuidado, ya que deben contar con unas características especiales. Además, las intervenciones de este tipo de terapia siempre deben estar planificadas, dirigidas y supervisadas por un Técnico en Terapia Asistida con Animales.

Por otro lado, este tratamiento alternativo no sustituye al tratamiento convencional, sino que lo complementa. Por eso, el especialista en gatoterapia debe coordinarse con el equipo multidisciplinar que trate al paciente en cuestión (médicos, fisioterapeutas, psicólogos, educadores sociales, etc.).

Además, los gatos de terapia deben pasar previamente por la consulta del médico veterinario para descartar posibles zoonosis y otros problemas de salud.

 

Beneficios de la terapia con gatos

Divertidas emboscadas en los pasillos, graciosos monólogos sobre lo vacío o lleno que está el comedero, entretenidas discusiones acerca de a quién pertenece el lado del sofá en el que da el sol… ¡Los beneficios de tener un gato son muchos! Un ejemplo es que disminuyen el riesgo de enfermedad cardiovascular. Interesante, ¿verdad?

Estas mascotas no solo son maestros zen que nos enseñan cómo debe ser una siesta perfecta, sino que, además, son unos payasetes capaces de alegrarnos el día con sus gamberradas. ¡Por algo ostentan la corona de reyes de internet!

 

Algunos de los múltiples beneficios de la gatoterapia son los siguientes:

  • Reduce considerablemente el estrés y ayuda a calmar la ansiedad.
  • Ayuda a mejorar a las personas que sufren depresión.
  • Reduce la presión arterial y mejora el riego sanguíneo.
  • Contribuye a la superación de diferentes fobias.
  • Hace que el paciente se sienta motivado e ilusionado.
  • Ayuda a que las personas que participan en las actividades de terapia en grupo se involucren y socialicen.
  • Promueve la actividad física y la motricidad.
  • Consigue que las personas encerradas en sí mismas se comuniquen con su entorno.
  • Mejora la concentración.
  • Reducen el sentimiento de soledad y desamparo.
  • ¡Son actividades muy entretenidas!

 

El ronroneo de los gatos

El ronroneo de los gatos tiene un efecto muy positivo sobre el estado de ánimo de las personas. Este sonido característico lo suelen emitir los mininos cuando se sienten cómodos: cuando les acaricias la cabeza, cuando se sientan en tu regazo, cuando juegas con ellos… Por eso, es un ruidito de calma y sosiego.

 

La empatía de los animales

Los pacientes de terapia asistida se sienten confiados en compañía de los animales porque estos tienen una enorme empatía y no juzgan a las personas.

Un gato no te pregunta por tus problemas ni te dice lo que has hecho mal, pero sí es capaz de detectar tu estado de ánimo y de ayudarte con su compañía.

 

El vínculo animal – humano

Las Terapias Asistidas con Animales se basan en el poder del vínculo entre animales y humanos. Los gatos, a pesar de tener la fama de ser muy independientes, son capaces de establecer vínculos afectivos y de confianza muy fuertes.

En la gatoterapia se aprovecha el poder de esos vínculos para ayudar a las personas con problemas a pasar un momento agradable en compañía de gatos.

 

Terapia asistida con gatos: dónde realizarla

La gatoterapia es bastante habitual en programas de ayuda a personas mayores de residencias de la tercera edad y en programas educativos para niños con autismo. Este tipo de intervenciones se pueden desarrollar de manera individual o en grupo.

Otros ámbitos en los que se pueden poner en marcha sesiones de gatoterapia son:

  • Centros especializados de Terapia Asistida con Animales.
  • Centros de acogida de menores.
  • Colegios y campamentos educativos.
  • Centros penitenciarios.
  • Hospitales y residencias.
  • Centros de rehabilitación.
  • Clínicas de fisioterapia.
  • Granjas escuela.

 

Los gatos de terapia

Para asistir en terapia no vale cualquier animal. Se pueden realizar sesiones con especies de todo tipo (delfines, caballos, perros, aves, etc.), pero los animales concretos de esas especies deben ser elegidos por sus características particulares. El Técnico de Terapia Asistida con Animales es el especialista encargado de seleccionar a los mejores candidatos.

Las principales características de los gatos de terapia son las siguientes:

  • No pueden presentar ningún signo de agresividad.
  • Deben ser gatos muy sociables, cariñosos y equilibrados.
  • No se pueden asustar con facilidad y tienen que contar con una gran tolerancia a la frustración.
  • No pueden ser animales alimentados con proteínas crudas, ya que podrían propagar infecciones a los pacientes inmunodeprimidos.
  • Tienen que contar con todas las vacunas necesarias.
  • Deben tener al menos un año de edad.
  • Tienen que sentirse cómodos con la correa.
  • No pueden ser ni muy activos ni demasiado tranquilos.

Además, lo ideal es que el especialista pase con el gato el tiempo suficiente para conocer su carácter y su lenguaje corporal a la perfección. Antes de iniciar las sesiones de terapia asistida, es recomendable que entrenador y animal lleven al menos seis meses juntos.

 

Curso Terapia Asistida con Animales: ¡Nubika tiene el perfecto para ti!

¿Qué te parecería dedicarte a desarrollar programas de gatoterapia? Con el curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika puedes adquirir los conocimientos imprescindibles para iniciarte en este ámbito.

Esta formación está pensada tanto para las personas que buscan su primer empleo como para aquellas que lo que necesitan es ampliar su currículum profesional con nuevas especialidades. Algunos de los perfiles interesados pueden ser los siguientes:

  • Terapeutas
  • Fisioterapeutas.
  • Psicólogos.
  • Trabajadores sociales.
  • Maestros y otros profesionales de la educación.
  • Veterinariosy auxiliares técnicos veterinarios.

 

Los objetivos del curso de TAA

Este curso de Nubika establece los siguientes objetivos didácticos:

  • Que te familiarices con las diferentes clases de intervención y de entrenamientos.
  • Que sepas llevar a cabo intervenciones asistidas con animales aplicadas al ocio, a la terapia y a la educación.
  • Que aprendas las diferencias y las características particulares de la terapia asistida con perros y con caballos.
  • Que conozcas las bases legales y éticas de esta profesión.

 

Conviértete en experto en gatoterapia

¿Ya te has decidido? Apúntate ahora al Curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika rellenando nuestro formulario. Gracias a esta formación podrás convertirte en un experto en intervenciones asistidas.

Si crees que la gatoterapia es tu vocación, empieza tu preparación especializada. ¡Nubika te ayuda a alcanzar tus objetivos laborales!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Terapia Asistida con Animales

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar