Cuidador del zoológico: características de la hiena

Las características de la hiena − Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico

En este artículo vamos a hablar de las características de la hiena, un animal con muy mala fama, pero importante para el equilibrio de los ecosistemas africanos y asiáticos.

 

“Una de las características de la hiena es su particular manera de comunicarse. ¡Parece una risita malvada!”

 

Si te fascinan los animales salvajes, prepárate con el curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika y lánzate a la aventura. ¡Las oportunidades laborales son amplias!

 

Características de una hiena: ¿cómo es este animal?

Las hienas son unos animales mamíferos que pertenecen a la familia Hyaenidae y al suborden Feliformia. Este es un suborden de carnívoros compuesto por especies como los felinos, las mangostas, las civetas, las hienas, etc.

Aunque en un principio pueda parecer que las hienas están emparentadas con los perros o con los lobos, como puedes ver están más estrechamente ligadas a los felinos. De hecho, comparten con los gatos o con los leones comportamientos básicos: la manera en que se asean, la forma de criar a los cachorros, las costumbres de marcado por medio del olor, etc.

De todas formas, no pertenecen a la familia de los felinos, sino que conforman su propia familia. Esta familia llegó a contar con varias subespecies y variedades diferentes, sin embargo, la mayoría de ellas hoy en día están extinguidas.

 

“La morfología de las hienas es más parecida a la de los cánidos, pero en realidad son animales emparentados con los felinos y con los vivérridos.”

 

Por otro lado, las hienas no suelen ser los animales del zoo más queridos. Su aspecto no es el de una mascota adorable y sus hábitos carroñeros las han convertido en las malas de la película. Además, los sonidos que emiten, parecidos a una risa macabra, tampoco resultan demasiado agradables.

De todas formas, estos mamíferos son muy importantes para el ecosistema. Sin ellas, la cadena alimentaria se desajustaría. También es importante apuntar que, aunque sean carroñeras, algunas cazan su propia comida con mucha habilidad.

Si te formas para trabajar en zoos y en reservas naturales, tendrás la oportunidad de conocer de cerca a estos animales y de apreciar sus características tan particulares.

 

Los diferentes tipos de hienas

Las hienas habitan la tierra desde hace unos 22 millones de años. Surgieron en Eurasia en el Mioceno. Una de las primeras especies descubiertas de hiena fue la Plioviverrops, parecida a las civetas.

Aunque existieron varios tipos de hienas, hoy en día tan solo quedan cuatro. Veamos, a continuación, cuáles son esos tipos.

 

La hiena rayada

La hiena rayada (Hyaena hyaena) tiene la mayor distribución dentro de su especie. Se puede encontrar en el norte y en el este del territorio africano, en el suroeste de Asia y en la península arábiga. Vive en zonas de bosque, de sabana abierta e incluso en el desierto.

Este animal tiene hábitos solitarios. Se alimenta de pájaros, roedores, huevos, comadrejas, monos y ungulados. Pesa unos 40 kg y mide un metro.

Tiene el manto de tonos marrones grisáceos con rayas oscuras (verticales en los costados y diagonales en las patas).

 

La hiena parda

Esta variedad (Hyaena brunnea) vive en África, en los desiertos de Kalahari y Namibia.

Pesa aproximadamente 50 kg y mide unos 80 cm. Los machos suelen ser un poco más grandes que las hembras.

Se alimenta principalmente de carroña, de hecho, es el animal carroñero terrestre más grande. De todas formas, al vivir en el desierto, ante la escasez recurre a la fruta para complementar su dieta y sobrevivir.

Su manto es de color marrón oscuro, aunque en la cabeza puede presentar tonalidades grises. El pelo de sus patas tiene un patrón a rayas.

 

La hiena moteada

La hiena moteada o manchada (Crocuta crocuta) vive en África, al sur del Sáhara, en terrenos abiertos llanos y praderas.

Pesa cerca de 85 kg y mide unos 170 cm. Las hembras suelen ser más grandes que los machos.

Tiene el manto de color marrón y con un patrón a manchas negras. Estas manchas no aparecen en su tórax, en su cabeza ni en su garganta. Su cola es negra y tiene una crin erizada.

Los hábitos de estas hienas son nocturnos o crepusculares. El gran tamaño de su corazón les permite trotar durante largas distancias sin agotarse. Viven en grupos familiares donde el líder es una hembra y cazan en manadas de hasta 30 individuos.

 

La hiena proteles

La hiena proteles (Proteles cristata), también conocida como lobo de tierra, vive en el sur y centro – este de África. Sus hábitos son solitarios y nocturnos.

Esta hiena suele alimentarse de insectos, principalmente de termitas (las atrapa con su lengua viscosa). Ocasionalmente caza pequeños vertebrados como aves o roedores.

Mide entre 55 y 80 cm (más 20 o 30 de cola) y pesa entre 9 y 14 kg.

Su manto es de color claro amarillento con tonalidades grises o rojizas. Presenta rayas oscuras verticales en el lomo y diagonales en las patas.

 

Principales características de la hiena

En líneas generales, las características de las hienas son las siguientes:

  • Son mamíferos carnívoros.
  • Suelen cazar corriendo detrás de sus presas y agarrándolas con sus dientes.
  • Comen rápido y en ocasiones almacenan comida.
  • Sus uñas no son retráctiles.
  • Cuentan con unos grandes pies callosos.
  • Sus hábitos suelen ser nocturnos, aunque también salen a investigar temprano por la mañana.
  • No suelen vivir en manadas (salvo la moteada), pero se agrupan para cazar.
  • Emiten una especie de aullidos (normalmente por las noches) que se asemejan a la risa humana. Esto les sirve para espantar a otros animales y para mantener al grupo unido.
  • Tienen el torso relativamente corto, pero son bastante grandes.
  • Sus patas de atrás están bajas en relación a la altura de la cruz. Es decir, su espalda se arquea hacia abajo y hacia atrás.
  • Las patas de delante son largas.
  • En cada pie tienen cuatro dedos y almohadillas abultadas.
  • Sus uñas son romas y cortas, sirven para correr y escarbar guaridas.
  • Tienen el cuello corto y ancho.
  • Su cráneo es parecido al de los cánidos, pero más grande y con la región facial corta.
  • Su manto presenta un pelo grueso y escaso. En el vientre casi no tienen pelo. Además, suelen contar con una crin sobre su cabeza y su espalda.
  • Salvo la hiena manchada, presentan rayas en su pelaje.
  • Sus orejas son largas.
  • Su lengua es parecida a la de los felinos.
  • Salvo las hienas manchadas, los machos suelen ser más grandes que las hembras.
  • La dentición de las hienas es parecida a la de los felinos, aunque está adaptada para comer carroña y triturar huesos.
  • Se acicalan como los felinos y los vivérridos, aunque no se asean la cara.
  • Los cachorros nacen sin las marcas de los ejemplares adultos y casi totalmente desarrollados (a excepción de los de la hiena rayada).
  • Los machos no participan en la crianza de los cachorros (salvo los de la variedad rayada).

 

Curso Cuidador de Animales de Zoológico: ¡apúntate al de Nubika!

¿Te han parecido interesantes las características de la hiena? ¿Crees que el curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico es para ti? ¡Ponte en contacto con nosotros y descúbrelo! Rellena el formulario y te informaremos sin compromiso.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Auxiliar veterinario y cuidador de animales de zoológico
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.