¿Cómo es trabajar con perros de terapia?

trabajar con perros de terapia

¿Quieres saber cómo es trabajar con perros de terapia? ¡Es que si te lo contamos te vas a enamorar de esta profesión! Con el curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika tendrás la ocasión de descubrir todos los secretos que hay detrás del trabajo más bonito de todos. Para ir poniendo a punto tu entusiasmo e ilusión, vamos a repasar algunos detalles de las intervenciones terapéuticas con perros. ¡No ates en corto tu motivación por aprender este oficio!

Para trabajar con perros de terapia tendrás que formarte con un curso de especialización de calidad cuyo principal objetivo sea prepararte para desempeñar las funciones propias de esta profesión.

 

Terapia Asistida con perros

Para poder trabajar con perros de terapia tendrás que especializarte con un curso de formación adecuado, como el de Nubika. La Terapia Asistida con Animales es una modalidad alternativa de intervención terapéutica que busca ayudar a las personas a mejorar sus condiciones físicas, psicológicas, sociales o sensoriales.

Estas intervenciones tienen que estar dirigidas por un experto en Terapia Asistida con Animales que esté coordinado con el equipo multidisciplinar implicado: educadores, médicos, fisioterapeutas, etc. Con un buen curso serás capaz de dirigir estas actividades junto con expertos de diferentes áreas.

La zooterapia puede desarrollarse con la asistencia de diferentes animales: caballos, gatos, conejos, aves rapaces, etc. Sin embargo, lo más común es que sean los perros los terapeutas auxiliares. Estos animales son unos trabajadores incansables y cuentan con una habilidad extraordinaria para detectar las emociones de las personas.

 

Beneficios de la terapia con perros

Son múltiples los beneficios de la terapia con perros:

  • Reduce el estrés: acariciar a un perro o jugar con él tiene efectos sobre la salud muy beneficiosos, como facilitar la relajación o reducir la presión arterial.
  • Aumenta la autoestima: los animales ofrecen cariño y apoyo sin prejuicios, lo cual permite que cualquiera pueda sentirse arropado.
  • Fomenta la actividad física: jugar con el perro conlleva cierta movilidad.
  • Estimula la mente y la memoria: un animal atrae la atención de todos y estimula todos los sentidos.
  • Eleva el estado de ánimo: los efectos sobre el estado de ánimo son notables e inmediatos.
  • Trabaja la responsabilidad: se pueden asignar pequeñas tareas, como cepillar el pelaje del animal, fomentando la responsabilidad.

 

Dónde se puede llevar a cabo la terapia con perros

La terapia con perros puede desarrollarse en diferentes lugares:

 

Perros de terapia: trabajadores entusiastas

Los perros son trabajadores incansables. Su inteligencia les permite aprender infinidad de trucos y sus ganas de complacer a las personas no conocen límites. No es de extrañar que sean las mascotas preferidas a la hora de llevar a cabo actividades de Terapia Asistida con Animales.

Con un buen adiestramiento, un perro es capaz de realizar tareas complejas, como detectar substancias explosivas, encontrar personas desaparecidas, abrir muebles, ayudar a cruzar la calle a personas invidentes etc. Además, los perros son facilitadores natos, esto es, tienen la habilidad de reconocer las emociones negativas de las personas y hacen todo lo posible por animarlas.

El perro de terapia tiene que ser escogido por el Técnico de Terapia Asistida con Animales. Y no solo eso, también deberá llevarlo a la consulta del médico veterinario para comprobar su estado de salud. Solamente así se podrán evitar los problemas derivados de las enfermedades zoonóticas. A la hora de seleccionar al mejor candidato para las actividades concretas, este profesional tiene que tener en cuenta aspectos como los siguientes:

  • El perro debe contar con mucha confianza.
  • No puede ser un animal agresivo ni nervioso.
  • Es importante que el perro no tenga fobias ni manías.
  • El animal elegido debe ser muy sociable y cariñoso con todas las personas.
  • Tiene que ser un perro complaciente y con muchas ganas de ayudar.
  • Debe ser un animal con la energía suficiente, pero sin pasarse.
  • El perro ha de saber permanecer quieto si se le indica y no mostrar frustración por ello.
  • Tiene que ser un animal estable tanto en el plano emocional como en el físico.

 

Trabajar con perros de terapia: ¿cómo es?

Trabajar con perros de terapia es una labor muy bonita y satisfactoria. Estos animales hacen todo lo posible por realizar bien sus tareas y por ayudar a las personas que más los necesitan. Ver a un terapeuta canino en acción hace que merezca la pena dedicarse a esta profesión.

Las actividades de terapia con perros tienen que estar especialmente diseñadas para conseguir unos objetivos. En estas actividades el perro puede colaborar de maneras muy diversas: dejando que le cepillen el pelo, jugando a traer la pelotita, paseando tranquilamente, demandando caricias, etc.

El Técnico en Terapia Asistida con Animales es quien debe decidir cómo serán las intervenciones concretas en función de las necesidades particulares de las personas a las que vayan dirigidas las sesiones. Este profesional ha de conocer perfectamente al perro que le va a ayudar para poder trabajar juntos en equipo. Por eso, resulta muy interesante que este Técnico cuente, además, con la especialización de Adiestramiento Canino.

Al finalizar cada sesión de trabajo o de terapia con el perro, el Técnico tiene que realizar una evaluación global (tanto de la actuación del animal como de la propia) para poder analizar las posibilidades de mejora. Este paso es muy importante para crecer como profesional y poder ofrecer cada vez un servicio mejor.

 

Curso Terapia Asistida con Animales: ¡Nubika te forma!

Con Nubika podrás conseguir la titulación que necesitas para trabajar con perros de terapia gracias a su curso de Terapia Asistida con Animales. Con esta formación te prepararás a distancia y en los horarios que quieras.

Este curso de Nubika te ofrece la posibilidad de adquirir todos los conocimientos teóricos con un temario amplio y completamente actualizado. Pero, además, tendrás la ocasión de realizar prácticas profesionales en importantes empresas del sector.

Los objetivos del curso de Nubika son los siguientes:

  • Que sepas llevar a cabo intervenciones asistidas con animales aplicadas al ocio, a la terapia y a la educación.
  • Que aprendas las diferencias y las características particulares de la terapia asistida con perros y con caballos.
  • Que te familiarices con las diferentes clases de intervención y de entrenamientos.
  • Que conozcas las bases legales y éticas de esta profesión.

Cuando completes con éxito todas las fases de tu curso, recibirás los siguientes documentos acreditativos de formación:

  • Título propio de Nubika en Terapia Asistida con Animales.
  • Diploma del idioma elegido
  • La acreditación del curso de Prevención de Riesgos Laborales (nivel básico) (40 h).

 

¡Empieza tu preparación en Terapia Asistida con Animales con Nubika!

¡Estás deseando empezar a trabajar con perros de terapia! Cubre el formulario para poder recibir toda la información que necesitas para apuntarte cuanto antes al curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika. Este curso te permitirá adentrarte en la profesión que más te gusta con una titulación acreditativa. ¡Saca a pasear tu imaginación y visualízate como experto en terapia con perros!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Terapia Asistida con Animales

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar