¿Cómo respiran los mamíferos marinos? ¡Te lo desvelamos!

mamiferos-marinos

Los mamíferos marinos son seres fascinantes. Desde la temible Moby Dick de Hermann Melville hasta la famosísima orca Willy, despiertan en nosotros admiración y curiosidad. Y una de las cuestiones qué, sin duda, más curiosidad nos genera es saber cómo respiran los mamíferos marinos. Si te lo has planteado alguna vez, ¡este es tu artículo!

Dentro del grupo de animales que conocemos como «mamíferos marinos», debemos establecer varios grupos. Por un lado están los cetáceos (delfines, ballenas…) y los sirénidos (manatíes, dugongos), que jamás abandonan el agua. Los pinnípedos (focas, leones marinos…) pasan gran parte de su vida en el agua, pero comparten este medio con la superficie terrestre. Y por último, los mustélidos (como la nutria de mar) viven en la tierra, pero se sumergen a menudo para cazar.

Por lo tanto, está claro que cada tipo presenta unas características especiales en lo que a respiración se refiere. Como mamíferos, está claro que todos ellos tienen respiración pulmonar, similar a la de los seres humanos. Pero los animales que permanecen largo tiempo sumergidos necesitan una serie de adaptaciones para poder sobrevivir. ¡Vamos a conocerlas!

 

Cómo respiran los mamíferos marinos para almacenar oxígeno

En el año 2013, un estudio publicado en la revista Science desveló uno de los secretos mejor guardados de la naturaleza. La cuestión que obsesionaba a los científicos era: ¿cómo pueden los mamíferos marinos almacenar oxígeno para permanecer tanto tiempo sumergidos? Por ejemplo, los elefantes marinos pueden aguantar ¡hasta dos horas! 

Al parecer, existe una proteína llamada mioglobina que se encarga de almacenar el oxígeno en los músculos de los mamíferos. En los mamíferos marinos (las especies que se estudiaron fueron ballenas y focas, pero se cree que es común a todos), se descubrió que esta proteína tiene cualidades antiadherentes. Así, pueden enviarla hacia los músculos sin riesgo de obstrucciones y utilizar estas reservas cuando sea necesario. Es el secreto para permanecer mucho más tiempo bajo el agua, sin experimentar sensación de ahogo.

 

El problema de la descompresión, resuelto

Si alguna vez has practicado el submarinismo o tienes alguna noción sobre esta actividad, habrás oído hablar de la descompresión. Cuando cualquier mamífero terrestre, incluidos los seres humanos, se sumergen a gran profundidad, la presión del agua comprime el aire de los pulmones y las burbujas de nitrógeno pasan a la sangre. Cuando ascendemos a la superficie, si no lo hacemos bien las burbujas se expanden y provocan lo que se conoce como síndrome descompresivo, que puede llegar a causar la muerte.

Al investigar cómo respiran los mamíferos marinos, los científicos se toparon también con esta duda. Evidentemente, los cetáceos y sirénidos no sufren este síndrome a pesar de respirar con pulmones. Y tampoco lo experimentan los pinnípedos y mustélidos. ¿Cuál es el motivo? En el año 2018, una investigación llevada a cabo por la Fundación Oceanografic de Valencia y el Woods Hole de Massachussets dio con la respuesta, tras realizar una investigación con delfines.

Al parecer, estos animales crean dos partes separadas en los pulmones. Cuando respiran, en la parte superior se almacena el aire retenido, mientras que la inferior se comprime. A medida que bucea, el mamífero va pasando la sangre a la zona comprimida; allí, la presión evita que tenga lugar el intercambio gaseoso de la respiración (el paso del oxígeno a la sangre y la liberación de CO2 al exterior). Esto evita que las burbujas de nitrógeno pasen a la sangre, y previene el síndrome descompresivo.

Cuidar mamíferos marinos, una labor especializada

Todos estos descubrimientos no serían posibles si no fuese por el trabajo que realizan los profesionales. Los centros de mamíferos marinos ya no tienen nada que ver con los antiguos «delfinarios» de finales del siglo XX: actualmente son espacios donde los animales viven en condiciones similares a las naturales, y donde el objetivo primordial es el estudio y la recuperación de individuos o especies.

Gracias a ellos sabemos cómo respiran los mamíferos marinos, qué influencia tienen en los ecosistemas, en qué estado se encuentran las especies y cómo podemos contribuir los seres humanos a su conservación. Así que, si te apasionan estos animales y estás pensando en trabajar con ellos, puedes estar tranquilo: con tu trabajo contribuirás a sus cuidados y a difundir la necesidad de conservar las especies.

Si te interesa trabajar en este campo, es fundamental que recibas la mejor formación posible. La especialización será tu mejor aliada: realizar un Curso de Especialista en Mamíferos Marinos te abrirá las puertas de muchos recintos donde se necesitan profesionales serios y comprometidos. ¿No tienes un centro de formación cerca de tu casa? No hay problema. Hoy día, la formación a distancia (vía online) es la mejor elección.

 

Prepárate a fondo, ¡y sumérgete a fondo!

Además de realizar un curso de este tipo, también deberás contar con algunos requisitos esenciales. Por supuesto, se da por hecho que debes saber nadar; y además, los centros de mamíferos marinos suelen exigir que también tengas la titulación de buceador deportivo (PADI Open Water Diver, por lo general). Los especialistas, entrenadores y cuidadores deben estar en buena forma física y tener verdadera pasión por estos maravillosos animales.

¿Estás listo para empezar? Entonces, te animo a que rellenes el formulario que aparece en este post. No te llevará apenas tiempo, y en breve recibirás todos los detalles sobre un curso especializado que te habilitará para trabajar con mamíferos marinos. Se trata de una formación a distancia, que podrás realizar desde donde quieras (con una buena conexión de Internet, lógicamente) y con los horarios que mejor se ajusten a tus rutinas.

Pero eso no es todo. Este curso tiene un plus que te encantará: la posibilidad de realizar hasta 300 horas de prácticas en empresas una vez obtengas tu titulación profesional. Desde el primer día, entrarás en contacto con las rutinas de cuidado de estos animales y aprenderás cómo interactuar con ellos, así como con los visitantes que acudan a conocerlos.

Ahora que ya sabes cómo respiran los mamíferos marinos, seguro que tienes ganas de saber muchas más cosas acerca de ellos. Y sin duda, la mejor forma de averiguar todos sus secretos es trabajar con ellos y convertir tu día a día en toda una aventura. Disfrutarás de una profesión privilegiada, que te permitirá viajar y trabajar al aire libre con los mejores compañeros. ¡No dejes pasar la oportunidad!

Recibe más información sobre el curso de Especialista en mamíferos marinos
Especialista en mamíferos marinos
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
imagen Subtract
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Especialista en mamíferos marinos
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Especialista en mamíferos marinos
Especialista en mamíferos marinos
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.