El comportamiento y la conducta canina en el entrenamiento

La conducta canina − Adiestramiento Canino

Con el curso de Adiestramiento Canino de Nubika podrás aprender todas las claves de la conducta canina y las mejores técnicas para abordar los entrenamientos específicos.

No obstante, en este artículo vamos a explicarte algunas cuestiones básicas sobre el comportamiento de los perros. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo!

“Para aprender los secretos de la conducta canina, observa atentamente las acciones y reacciones de los perros en su día a día. ¡Y apúntate a un curso de especialización que te ofrezca la posibilidad de realizar prácticas profesionales!”

 

La conducta canina

En el Adiestramiento Canino es imprescindible conocer el lenguaje corporal de los perros, el funcionamiento de sus sentidos, sus necesidades básicas, su estado de ánimo, sus gestos, su carácter y sus emociones. ¡Se trata de un acto complejo de comunicación entre animal y humano!

Un entrenamiento eficaz debe partir de los lazos de confianza y comprensión que se establecen entre la persona que guía y el perro. Las emociones positivas y la seguridad son los mejores pilares sobre los que construir una relación sólida que permita alcanzar los objetivos marcados de modificación de conducta o de adquisición de nuevas habilidades.

Un buen Adiestramiento Canino permite mejorar la calidad de vida y el bienestar de los perros y de sus familias. Por eso, es esencial comprender los fundamentos del comportamiento canino.

 

“Cada perro es un mundo, por eso, para poder llevar a cabo un entrenamiento eficaz conviene estudiar cada caso particular de forma detenida. ¡No todos los animales reaccionan de la misma manera a un mismo estímulo o situación!”

 

La conducta canina es la manera que tienen los perros de comportarse. Es decir, consiste en un conjunto de acciones y reacciones concretas con las que un perro responde a ciertas circunstancias y situaciones de la vida diaria.

La conducta de los perros tiene cierto componente innato y cierto componente adquirido por medio del aprendizaje. Aunque la naturaleza genética de cada animal puede influir en su comportamiento, lo cierto es que también se puede modificar una conducta no deseada mediante la educación y el adiestramiento.

Para poder trabajar con una conducta concreta, hay que averiguar cuáles son los orígenes o los desencadenantes de ese comportamiento. De este modo, se podrá trabajar con el animal y con su propietario para tratar de potenciar las conductas deseadas y reorientar las no deseadas.

 

Etología canina: el estudio del comportamiento de los perros

La etología canina es la ciencia que se encarga de estudiar y comprender el comportamiento de los perros desde una perspectiva biológica y psicológica.

Esta disciplina no tiene por objetivo adiestrar o educar a los perros, sino comprender el porqué de sus conductas. Dentro de este ámbito se encuentra la etología clínica, que se encarga de diagnosticar los problemas de comportamiento de los animales para así poder tratar la raíz del problema subyacente.

El científico Niko Tinbergen publicó en 1951 El estudio del instinto, un libro en el que planteaba las preguntas que deben apoyar la etología:

  • ¿Qué?: hay que averiguar cuál es la causa que desencadena una conducta anómala. Así, se puede tratar la base del problema y no los síntomas de manera aislada.
  • ¿Por qué?: conviene averiguar cuál es el “valor de supervivencia” o “ventaja adaptativa” que promueve esa conducta.
  • ¿Cómo?: también es importante estudiar lo que se conoce como ontogenia de la conducta.
  • ¿Cuándo?: saber en qué momento de la evolución de la especie se desarrolló el comportamiento puede darnos pistas útiles.

La etología nos permite conocer mejor a los perros y desarrollar estrategias de modificación de conducta más eficaces. Por eso, el Adiestramiento Canino tiene en cuenta esta disciplina y sus aplicaciones.

 

La importancia de la comunicación en el adiestramiento canino

Cada conducta de los perros tiene un motivo detrás. Aunque sea un comportamiento negativo, los animales no hacen lo que hacen tan solo para molestarnos o para crear problemas. Observando atentamente podremos identificar lo que se esconde tras una conducta no deseada.

Los perros tienen muchas maneras de comunicarse con nosotros:

  • El lenguaje corporal.
  • Las vocalizaciones: ladridos, llantos, aullidos, etc.
  • Su manera específica de comportarse.
  • Las muestras de estado de ánimo.
  • Incluso su estado de salud: depresión, ansiedad, caída del pelo, anorexia, apatía…

Una comunicación fluida permite comprender lo que nuestra mascota trata de decirnos con una conducta concreta y también nos ayuda a hacerle entender qué necesitamos que haga o que deje de hacer.

 

Comportamiento canino: las emociones

Otra de las variables que influyen en el comportamiento de los perros son las emociones. Hasta no hace mucho, las emociones no se tenían en consideración a la hora de entrenar a estos animales.

No obstante, el modelo cognitivo – emocional de adiestramiento ofrece muchas más ventajas que el modelo de aprendizaje asociativo tradicional.

 

“La relación entre emoción y aprendizaje es muy potente. Si se sabe manejar correctamente, se pueden obtener unos resultados muy positivos.”

 

La conducta canina: problemas habituales

Los perros deben aprender una serie de normas para poder convivir con el resto de animales y con las personas de su entorno. Sin embargo, en ocasiones resulta complicado modificar ciertos comportamientos negativos adquiridos.

Algunos de los problemas de conducta más habituales en los perros son los siguientes:

  • Agresividad: el animal gruñe, enseña los dientes, se abalanza sobre las personas u otros animales, muerde, etc. Este problema hay que tratarlo lo antes posible para evitar consecuencias graves. Para solucionarlo es importante evaluar los posibles desencadenantes.
  • Ladrido excesivo: aunque las vocalizaciones forman parte de su sistema complejo de comunicación, si un perro ladra demasiado puede reducir la calidad de vida de las personas que conviven con él y causar problemas con los vecinos. Además, el animal puede estar tratando de decirnos algo importante con esa conducta (por ejemplo, que tiene un problema de salud).
  • Muerde al jugar: los cachorros juegan con sus hermanos a morderse y pelearse. ¡Es su forma de interactuar! Sin embargo, no podemos propiciar esta conducta cuando son adultos, ya que podrían hacer daño sin querer a las personas.
  • Destrozan objetos: es importante proporcionarles juguetes que sí que puedan morder y destrozar. Además, romper objetos puede ser una manera de canalizar el aburrimiento y la frustración. ¡Conviene que realicen el ejercicio físico suficiente!
  • Ansiedad por separación: este es un problema bastante común entre las mascotas caninas. Las conductas relacionadas con este trastorno son el ladrido excesivo, la destrucción de objetos, hacer sus necesidades dentro de casa e intentar huir.

Ante cualquiera de estos problemas, lo mejor es acudir a un experto en Adiestramiento Canino. ¿Te gustaría dedicarte a este ámbito? ¡Prepárate con Nubika!

 

Curso de Adiestramiento Canino: ¡sé un experto!

¿Quieres saberlo todo sobre la conducta canina? ¡Apúntate al curso de Adiestramiento Canino de Nubika! Con esta formación especializada podrás dedicarte a lo que más te gusta. Cubre el formulario para saber más. ¡Da el primer paso hacia tu futuro!

Recibe más información sobre el curso de Adiestramiento Canino
Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Adiestramiento Canino
Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.