Aspectos veterinarios de la conjuntivitis en gatos

Conjuntivitis en gatos − ATV

La conjuntivitis es una afección ocular bastante común en los gatos. Si te interesa el ámbito de la sanidad veterinaria y estás pensando en especializarte, quédate para descubrir los detalles de la conjuntivitis en gatos.

La conjuntivitis en gatos puede tener diversas causas, si sospechamos que nuestra mascota la padece, debemos acudir a una clínica veterinaria.

¿Qué es la conjuntivitis felina?

Al igual que la conjuntivitis en perros, la conjuntivitis felina es una de las enfermedades que más se ven en las consultas de los médicos veterinarios. Por eso, si estás pensando en prepararte para ser Auxiliar Técnico Veterinario, no es mala idea que te vayas familiarizando con esta afección.

La conjuntivitis felina es una inflamación de la conjuntiva del ojo, una membrana que recubre la zona de color blanco del globo ocular (o esclerótica) y la parte interna de los párpados. Esta membrana tiene por función proteger los ojos de agentes externos y lubricar el globo ocular con lágrimas y mucosidad.

Resulta bastante habitual que los gatitos pequeños criados en malas condiciones o en la calle desarrollen conjuntivitis.

Es muy importante acudir a la clínica veterinaria si nuestro gato presenta signos de conjuntivitis porque esta podría ser un síntoma de otra enfermedad mucho más grave.

 

¿Qué tipos de conjuntivitis en gatos hay?

La conjuntivitis felina puede ser de diversos tipos dependiendo de las causas. No obstante, esta enfermedad suele tener una presentación mixta, es decir, con varias causas distintas combinadas.

 

La conjuntivitis infecciosa

Este tipo de conjuntivitis es el más frecuente. Sus causas suelen ser virus como el de la rinotraqueítis infecciosa felina, el Herpesvirus felino tipo I o el Calicivirus.

Esta infección provoca normalmente secreción acuosa o de tipo mucoso. Además, este síntoma suele acompañarse de otros de tipo respiratorio.

Por lo general, el gato que tiene conjuntivitis infecciosa en un ojo acaba teniéndola en los dos.

 

La conjuntivitis bacteriana

Provocada por bacterias como la Chlamydoplila felis, la Mycoplasma felis y la Bordetella bronquiseptica. Estas bacterias son muy contagiosas en gatos.

Con la conjuntivitis bacteriana el gato presenta secreción densa e intensa de tipo mucopurulento.

 

La conjuntivitis parasitaria

La conjuntivitis parasitaria se produce por una infestación de ciertos parásitos, como, por ejemplo, el nematodo Thelazia sp, un gusano asiático.

La Thelaziosis ocular es una zoonosis, es decir, puede afectar a las personas y a otros mamíferos. En los gatos se presenta con conjuntivitis, picor e inflamación en el borde de los párpados (blefaritis).

 

La conjuntivitis alérgica

Otra de las posibles causas de conjuntivitis en gatos son las alergias: al polvo, al polen, a los ácaros etc. Suelen presentarse también en gatos con enfermedades de tipo alérgico, como el asma bronquial, la rinitis o la dermatitis alérgica.

Esta conjuntivitis se presenta de forma aguda y tiene carácter bilateral. Provoca picor e irritación.

 

La conjuntivitis tóxica o química

Los gatos también pueden sufrir inflamación de la conjuntiva provocada por la exposición a agentes irritantes como el humo, los productos químicos, el aire acondicionado o los aerosoles. Este tipo de conjuntivitis suele presentarse en los dos ojos del animal.

 

La conjuntivitis traumática

Nuestras mascotas felinas pueden sufrir problemas como úlceras, queratitis o conjuntivitis por culpa de lesiones en los ojos (arañazos, golpes, etc.) producidas por agentes externos como pelos u objetos pequeños.

 

La conjuntivitis por anomalías en los párpados y neoplasias

Existen ciertas anomalías que también pueden provocar conjuntivitis en los gatos:

  • Entropión: inversión de los párpados hacia dentro.
  • Distiquias: desviación de las pestañas.
  • Agnesia palpebral: ausencia de formación de párpados.
  • Algunas neoplasias: formaciones anómalas de tejido nuevo, generalmente tumores.

 

La conjuntivitis asociada (queratoconjuntivitis seca)

La conjuntivitis asociada consiste en la inflamación de la córnea y de la conjuntiva por una hipoproducción de lágrimas provocada por algunos fármacos, por causas autoinmunes, por traumatismos, por infecciones víricas o por causas postquirúrgicas.

Los gatos con este tipo de conjuntivitis presentan fotofobia, dolor, secreción de mucosa, deformación de la posición del globo ocular (enoftalmia) o alteraciones en la córnea (de tipo ulcerativo, edematoso o hiperpigmentación).

 

Los síntomas de la conjuntivitis felina

Los principales síntomas de la conjuntivitis en gatos son:

  • Irritación y rascado compulsivo de la zona de los ojos.
  • Lagrimeo excesivo y constante.
  • Hinchazón en los ojos.
  • Aumento de la frecuencia de lavado de la zona ocular con las patas.
  • Ojos enrojecidos.
  • Zona alrededor del ojo inflamada o roja.
  • Secreción ocular abundante de tipo espeso y amarillento o verdoso.
  • El tercer párpado sobresale por la hinchazón.
  • Ojos cerrados o dificultad para abrirlos.
  • Opacidad de la córnea (en casos muy avanzados).
  • Cambios de color y de forma del iris (en casos de larga duración).

 

¿Cómo es el tratamiento de la conjuntivitis felina?

Si observamos en nuestra mascota felina alguno de los signos mencionados en el apartado anterior, deberemos acudir inmediatamente a la consulta de animales para que el médico veterinario pueda establecer el tratamiento más apropiado para nuestro gato (limpiadores oftalmológicos, antibióticos, glococorticoides, etc.).

El tratamiento de la conjuntivitis felina dependerá de sus causas y de sus síntomas.

Para prevenir la conjuntivitis, tenemos que ser cuidadosos con la higiene del gato, de su entorno y de sus cosas (sobre todo de su camita). Además, deberemos proporcionarle al animal una alimentación adecuada y mantener su calendario de vacunas al día.

 

¿En qué consiste el curso de Auxiliar de Veterinaria de Nubika?

Si cuidar de los animales es tu vocación, apúntate al Curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika. Esta formación especializada te prepara para entrar en el mercado laboral de manera inmediata. Además, el sistema de estudio es online a distancia, ¡se adapta a tus circunstancias personales!

El curso de ATV de Nubika cuenta con un programa formativo amplio y de calidad. Los objetivos didácticos del curso son:

  • Conocer la anatomía de los perros y gatos.
  • Aprender a cuidar de las mascotas.
  • Aprender los principios de medicina preventiva.
  • Comprender las principales patologías.
  • Conocer técnicas de exploración y contención.
  • Aprender las técnicas de recogida de muestras.
  • Aprender el funcionamiento de una clínica veterinaria y atención al cliente.

¿Quieres trabajar en clínicas veterinarias asistiendo en las tareas del día a día? ¡Anímate!

 

¡Conviértete en Auxiliar de Veterinaria con la ayuda de Nubika!

Cubre el formulario y recibirás toda la información que te interesa sobre el Curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika.

Ahora que ya sabes un poco más sobre la conjuntivitis en gatos, ¡da el salto y especialízate en el cuidado de las mascotas!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar