Terapia control de ira: ¡apuesta por la terapia con animales!

Terapia control de ira − Terapia Asistida con Animales

Muchas personas se ven desbordadas por sus emociones y no son capaces de controlar su frustración y su miedo. Por eso, en ocasiones se dejan llevar por lo que sienten y sufren ataques de ira. En este artículo vamos a ver cómo es la terapia de control de ira. ¿Te quedas para descubrirlo?

“La Terapia Asistida con Animales puede resultar muy efectiva para el control de los ataques de ira. ¡Conviértete en un experto de este ámbito!”

Con el curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika podrás adquirir las nociones básicas imprescindibles para dedicarte a este ámbito en auge. ¡Cada vez son más los proyectos de terapia con mascotas!

 

Terapia emocional con animales: un proceso con muchos beneficios

Una mascota puede ser una pieza clave en el proceso de recuperación psicológica o de aprendizaje de pautas para la modificación de la conducta. Los animales siempre están dispuestos a ayudarnos, su gran empatía nos reconforta y nos da fuerzas para avanzar.

La Terapia Asistida con Animales está pensada para ayudar a las personas que sufren problemas físicos, sociales, psicológicos o emocionales. Consiste en una alternativa que complementa el tratamiento principal (nunca debe sustituirlo), por eso, el experto de esta materia debe coordinarse con el equipo multidisciplinar encargado del caso concreto (médicos, psicólogos, fisioterapeutas, etc.). Además, dicho especialista también tiene que asegurarse de que el animal cuenta con todas las vacunas y de que no sufre problemas de salud.

Si te interesa dedicarte a este tipo de intervenciones, apúntate al curso de especialización de Nubika y prepárate para adquirir los conocimientos imprescindibles.

Terapia con perros: ¿cómo es?

Los más habitual es que la terapia asistida sea con perros, aunque otro tipo de animales también pueden ayudar (gatos, delfines, caballos, aves, etc.). Los canes tienen una gran inteligencia y una increíble capacidad de detectar los estados de ánimo de las personas. Además, les encanta colaborar y hacer lo posible por ayudarnos.

La terapia con perros se basa en el vínculo de confianza que se establece con estos animales. Los beneficios de las intervenciones de este ámbito son muchos: reducen el estrés, mejoran la confianza en uno mismo, aumentan la autoestima y la sociabilidad, etc.

Estos tratamientos alternativos pueden resultar muy eficaces a la hora de ayudar a personas con diferentes problemas y condiciones: para el control de la ira, para personas en riesgo de exclusión social, para los niños con autismo, etc.

 

Terapia control de ira: ¿en qué consiste?

En ciertas ocasiones, controlar la ira puede resultar muy complicado. Son bastantes las personas que sufren ataques de ira con frecuencia. Este problema condiciona la vida de dichas personas y deteriora su socialización. Por eso, es importante saber reconocer el problema y acudir a un especialista.

A la hora de tratar este problema, la terapia con animales puede resultar muy eficaz. ¡Nada mejor que una mascota para hacernos ver la realidad desde una perspectiva más amable!

¿Qué es la ira?

La ira es una emoción muy fuerte de indignación y enojo. Esta emoción es normal y muy humana, se presenta como respuesta a una amenaza real o sentida y nos prepara para defendernos si creemos que estamos siendo atacados.

Existen distintos niveles de expresión de la ira: desde una ligera irritación hasta un estallido de agresividad (verbal o física). El problema surge cuando la emoción nos desborda hasta el punto de no ser capaces de controlar nuestras propias acciones.

¿Por qué se producen ataques de ira?

Los ataques frecuentes de ira pueden desencadenarse por factores tan diversos como los siguientes:

    • Por frustración: muchas personas no son capaces de tolerar la frustración y reaccionan de manera desproporcionada, aunque sepan que eso no solucionará nada. Es una manera de rebelarse y de desahogarse.
    • Por no aceptar las críticas: recibir comentarios negativos (aunque sean de carácter constructivo) no siempre es fácil. Saber encajar las críticas forma parte del crecimiento emocional de las personas.
    • Por no tolerar las injusticias: es difícil aceptar ciertas circunstancias que se escapan de nuestro control. Las injusticias producen con frecuencia enfado y frustración.
    • Por sentirse atacado: la mayoría de las veces, las personas que tienen ataques de ira sienten que están siendo atacadas o acorraladas.
    • Por haber aprendido esta conducta: muchas de las personas que tienen ataques de ira han aprendido esta conducta en su infancia de otras personas de su entorno más cercano.

Las consecuencias de los ataques de ira

Algunas de las múltiples consecuencias de los ataques de ira son las siguientes:

  • Aparecen cuadros de ansiedad asociados.
  • Se sufre insomnio o se producen cambios en los hábitos de sueño.
  • Se está en un estado de tensión permanente.
  • Aparecen problemas digestivos.
  • Se puede llegar a desarrollar una depresión. También es posible que la ira sea en sí misma un síntoma de una depresión sin tratar.
  • Sube la presión arterial.
  • Pueden aparecer problemas cardíacos. Las personas que tienen ataques de ira son más propensas a padecer ataques al corazón.
  • Aparecen problemas con los amigos, la familia, la pareja, etc.
  • Pueden conllevar dificultades en el ámbito laboral.
  • Aparece un gran sentimiento de culpa y remordimientos.

¿Cómo es la terapia control de ira con animales?

La terapia de control de la ira se centra en que las personas con este problema sean capaces de reconocer sus impulsos de ira y de aumentar el nivel de conciencia de sí mismas. Es importante aprender a gestionar los pensamientos y el estrés emocional sin llegar a perder el control de nuestra propia conducta.

Con la terapia con animales, se pueden adquirir estrategias de resolución de conflictos y reducir los niveles de estrés y de ansiedad. Este tipo de intervenciones ayudan a manejar las emociones y permiten a las personas afectadas sentirse válidas sin ser juzgadas (los animales no tienen prejuicios y nos ayudan a todos por igual).

No obstante, hay que recordar que el tratamiento principal debe ser pautado por un profesional de la psiquiatría o de la psicología

 

Curso de Terapia Asistida con Animales: ¡decídete por el de Nubika! 

La terapia con animales para el control de la ira puede ayudar a muchas personas a mejorar su calidad de vida, su bienestar y su relación con los demás. Ahora puedes profesionalizarte en este tipo de procesos gracias al curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika.

Este curso de especialización cuenta con un sistema formativo que se adapta perfectamente a tus necesidades particulares. Por eso, podrás prepararte desde donde quieras y en tus horas libres y conseguir una titulación acreditativa para completar tu currículum profesional.

¡Aprende una profesión con futuro y entra en el mercado de trabajo de manera inmediata!

Amplía tu currículum con esta especialidad en auge

El curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika tiene un programa de formación amplio y actualizado que se adapta totalmente a la realidad del mercado laboral. Además, con Nubika tendrás la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas del sector. ¡Todo lo que necesitas para convertirte en un experto!

Ahora que ya sabes algo más sobre la terapia de control de ira, rellena el formulario y empieza a prepararte para ser capaz de ayudar a las personas que más lo necesitan con la colaboración de un animal. ¡Da el primer paso e inicia tu carrera profesional!

Recibe más información sobre el curso de Terapia Asistida con Animales
Terapia Asistida con Animales
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Terapia Asistida con Animales
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Terapia Asistida con Animales
Terapia Asistida con Animales
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.