La importancia del convenio CITES sobre los animales exóticos

El convenio CITES – Animales Exóticos

Adoptar a un animal exótico conlleva muchas responsabilidades, no es una decisión que se deba tomar a la ligera. Antes de hacerlo, hay que informarse bien de todo lo que implica. El convenio CITES regula el comercio de este tipo de especies, pero, ¿sabes en qué consiste? Hagamos un repaso a sus nociones básicas.

El convenio CITES está considerado como el tratado internacional más importante para la protección de la flora y de la fauna.

¿Qué es el convenio CITES?

CITES, Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, es un pacto entre varios gobiernos mundiales cuya finalidad consiste en regular el comercio internacional de ciertas especies de animales y plantas silvestres para velar por su supervivencia.

Este tipo de comercio mueve al año miles de millones de dólares en forma de animales y plantas vivos, productos derivados de los mismos, productos alimentarios, cuero de especies exóticas, recuerdos para los turistas etc. Establecer unas normas básicas para esta comercialización resulta esencial para detener la extinción de las especies amenazadas del planeta.

Por otro lado, este convenio ayuda a reducir el tráfico ilegal de animales y plantas y, con ello, el abuso de cría, el maltrato y el abandono de mascotas exóticas.

 

El origen de CITES

La comercialización de especies exóticas se da entre unos países y otros sobrepasando las fronteras, por eso era necesario establecer unas normas basadas en la cooperación internacional.

En 1963 se celebró una reunión de los miembros de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) en la cual se trató el tema del comercio de las especies silvestres. El convenio CITES fue redactado como resultado de una resolución aprobada en dicha reunión.

En 1973, se reunieron en Washington D.C. (en Estados Unidos de América) representantes de 80 países para acordar el texto de la Convención. Este texto no entró en vigor hasta julio de 1975.

 

Especies protegidas por CITES

El convenio CITES protege a más de 35.000 especies: unas 5.800 de animales y unas 30.000 de plantas. Estas especies se clasifican en tres Apéndices dependiendo de su grado de amenaza provocada por el comercio internacional.

En estos Apéndices se pueden incluir especies, subespecies, poblaciones geográficamente aisladas o incluso grupos enteros (cetáceos, corales, primates, etc.). Es posible añadir a los listados de la CITES cualquier tipo de animal o planta silvestre.

 

La Secretaría de la CITES

Los Estados se adhieren voluntariamente al convenio CITES. El número de países miembro ha ido variando a lo largo de los años. Hoy en día el tratado cuenta con 183 países miembro.

Para aplicar lo acordado en este tratado, los Estados miembro deben promulgar su propia legislación nacional. Dicha legislación puede ser más estricta que lo estipulado por CITES, pero nunca menos.

En esta convención, se llama “Partes” a los países miembros. La Conferencia de las Partes es el organismo superior que toma las decisiones en la CITES.

La Secretaría de la CITES es el organismo que, entre otras cosas, se encarga de  distribuir la información relevante a las Partes. Su sede se encuentra en Ginebra, Suiza, y está administrada por el PNUMA, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Entre sus funciones se encuentran las siguientes: prestar asistencia técnica, asistir en las comunicaciones, realizar estudios científicos y técnicos, preparar informes, asesorar, actualizar los Apéndices, etc.

 

¿Cómo funciona el convenio CITES?

El convenio regula la comercialización internacional de las especies mediante diferentes controles y sistemas de concesión de licencias de exportación, importación, introducción o reexportación de los animales o plantas incluidas en las listas CITES.

Los países adheridos al tratado tienen que designar a los organismos que se encargarán de conceder las licencias y a las entidades científicas que asesorarán sobre los efectos del comercio en la supervivencia de las especies.

Los animales y las plantas incluidos en CITES se organizan en tres Apéndices de la siguiente manera:

  • Apéndice I: incluye a las especies en peligro de extinción. Su comercialización está prohibida, salvo ciertas excepciones (por ejemplo, para investigaciones científicas).
  • Apéndice II: en este listado se encuentran las especies que todavía no están en peligro de extinción, pero que podrían llegar a estarlo si no se regula su comercialización. Para comerciar con estas especies es necesario tener los permisos pertinentes.
  • Apéndice III: donde figuran especies con protección especial en algunos países miembro. Estos países solicitan al resto de integrantes del convenio que les ayuden a controlar el comercio de esas especies (en ocasiones especies en peligro de extinción a nivel local). Para comerciar con estas especies hay contar con los permisos pertinentes.

 

Licencia para animales exóticos: certificados CITES

La cría de animales exóticos es un negocio que mueve mucho dinero en todo el planeta. Las personas cada vez demandan mascotas más raras, pero no todas las especies pueden ser animales de compañía.

A la hora de adoptar a un animal silvestre, es imprescindible consultar previamente las normativas oportunas, tanto locales, como comunitarias, nacionales e internacionales.

Cuando vayamos a adquirir una mascota exótica, tendremos que asegurarnos de que la persona que nos la vende o cede nos proporcionará el certificado CITES correspondiente.

 

Veterinaria animales exóticos: especialistas en especies raras

Los especialistas en animales exóticos de las clínicas veterinarias pueden asesorarte adecuadamente sobre la tenencia de mascotas poco habituales o sobre cómo traer tu mascota a España con toda la documentación en regla.

Si te surgen dudas sobre el CITES o sobre la documentación exigida para adquirir una mascota, acude a la clínica especializada más cercana y pregunta todas tus dudas.

 

Curso Animales Exóticos: ayuda a proteger a las mascotas

¿Te gustaría especializarte en mascotas poco habituales? Con el curso de Técnico de Animales Exóticos de Nubika podrás aprender todo lo necesario para asesorar a las personas sobre la tenencia y adopción de las especies más extravagantes.

Cubre el formulario para empezar cuanto antes tu preparación en esta especialidad. ¡Dominarás el convenio CITES y ayudarás a proteger a los animales más vulnerables!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Técnico de Animales Exóticos

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar