Estética canina: ¿cuándo se puede bañar a un cachorro?

¿Cuándo se puede bañar a un cachorro? – Peluquería Canina

Adoptar a un perrito conlleva muchos “oooooh” y varios “uuuuuy” y algunos “¡no, en la alfombra no!”. Pero también trae consigo muchas preguntas y miedo a no hacer lo mejor por su bienestar. Por eso, repasemos algunas cuestiones clave para aclarar una de las dudas más habituales: ¿cuándo se puede bañar a un cachorro?

¿Te preguntas cuándo se puede bañar a un cachorro? ¡Enhorabuena! O acabas de adoptar a un pequeñajo irresistible, o has decidido formarte en Peluquería Canina. ¡Una profesión muy divertida!

¿Cuándo se puede bañar a un cachorro?

El primer impulso cuando llevamos a casa a un perrito pequeño es meterlo en la bañera y echarle mucho champú para ver cómo de esponjoso puede llegar a ser su pelito recién lavado.

Muchos médicos veterinarios recomiendan no precipitarse a la hora de someter al animal a un baño, ya que de pequeños son muy frágiles.

No obstante, otros especialistas opinan que no pasa nada por lavar a los cachorros. ¿Cuál es el motivo para una opinión y para la otra? Veámoslo.

 

La edad exacta para el primer baño del cachorro

La edad recomendada para bañar por primera vez a un perro es a los tres meses de edad, cuando este ya tenga el calendario de vacunas al día. El motivo detrás de esta recomendación es que el cachorro puede enfriarse durante el baño y contraer la enfermedad del moquillo.

No obstante, algunos médicos veterinarios opinan que, bañando con cuidado y secando perfectamente su manto, el cachorro puede bañarse antes de los tres meses sin riesgo.

Al final, lo ideal es minimizar el riesgo para la salud del animal e intentar evitar el moquillo, pero tampoco sería grave bañar adecuadamente al cachorro antes de los tres meses si este lo necesita de verdad, si es para evitar otros problemas (infecciones, infestaciones, etc.).

 

El calendario de vacunas del cachorro

El sistema inmunitario del cachorro es frágil. Un perro tiene más probabilidades de contraer enfermedades infecciosas en sus primeras semanas de vida.

Aunque la leche materna cuenta con anticuerpos, el sistema inmunitario del cachorro tarda un tiempo en desarrollarse plenamente. Este es uno de los motivos por el que no se debe separar a un cachorro de su madre cuando es muy pequeño.

El calendario de vacunas del cachorro es de la siguiente manera:

  • 6 semanas: vacuna especial para cachorros, inmunidad para la parvovirosis y para el moquillo.
  • 8 semanas: vacuna polivalente canina, para la parvovirosis, para el moquillo, para la hepatitis, para la parainfluenza y para la leptospirosis.
  • 12 semanas: vacuna polivalente canina, para la parvovirosis, para el moquillo, para la hepatitis, para la parainfluenza y para la leptospirosis.
  • 16 semanas: vacuna para la rabia.
  • Cada año: recordatorios de las vacunas.

 

Bañar al cachorro en situaciones especiales

Aunque la recomendación general diga que es mejor esperar hasta los tres meses para bañar a un cachorro, existen ocasiones especiales en las que resulta imprescindible asear al animal para evitar problemas de salud derivados de la falta de higiene.

 

Baños antiparásitos

Si nuestra nueva mascota tiene una infestación por pulgas o por garrapatas, tal vez necesite un baño en profundidad para eliminar estos parásitos.

Lo primero que debemos hacer ante esta situación para garantizar la salud y el bienestar del pequeñajo es acudir al médico veterinario para que nos asesore adecuadamente sobre el proceso a seguir. La composición de los productos antiparásitos es demasiado fuerte para los perritos jóvenes, por eso, debe ser un experto quien indique lo que tenemos que hacer en estos casos.

Además, los parásitos son portadores de enfermedades. Como los cachorros no tienen una inmunidad fuerte, hay que actuar rápido ante una infestación para evitar daños mayores. El baño suele ser lo ideal, aunque también podemos recurrir a peines especiales para eliminar las pulgas manualmente.

 

Baños inevitables

Los cachorritos saltan, juegan, se pelean, exploran, se embadurnan en los charcos… ¡se ensucian con mucha facilidad! Por eso, muchas veces resulta inevitable no bañarlos hasta los tres meses.

Para evitar el baño, podemos recurrir a toallitas especiales o a limpiezas en seco, pero este aseo no deja de ser superficial. Si vemos que el cachorro está muy sucio, tendremos que bañarlo con mucho cuidado y después secar su pelo adecuadamente.

Si un perrito se mancha mucho, es mejor asearlo para que esa suciedad no le provoque alergias, infecciones u otros problemas de salud.

La importancia del primer baño del cachorro

Cuando por fin ponemos las vacunas correspondientes a un perrito, todavía hay que esperar un par de semanas más para bañarlo. Así, evitamos que el estrés de esa primera experiencia con la bañera desencadene una mala respuesta del sistema inmunitario a la vacuna.

Una vez que haya pasado el tiempo recomendado, podremos bañar al cachorrito. Para ello, tendremos que elegir champús, acondicionadores y otros productos cosméticos adaptados a su tipo de pelo y de piel. Después del baño, debemos secar al animal muy bien y cepillar su manto con mucho cuidado.

Es esencial conseguir que el momento del baño sea placentero y entretenido para animal. Así, evitaremos el estrés y poco a poco el cachorro se irá habituando a la rutina del aseo.

 

Curso de Peluquería Canina: ¿conoces el de Nubika?

¡Especialízate con Nubika! Con nuestro Curso de Peluquería Canina y Felina podrás aprender una profesión con mucha demanda hoy en día. La formación es online a distancia, ¡tendrás toda la flexibilidad que necesitas!

Los programas formativos de Nubika son completos y están totalmente actualizados. Si en algún momento te surge una duda sobre el contenido del temario, puedes consultarla con profesor expertos en la materia.

Por otro lado, ¡pondrás en práctica lo aprendido! En Nubika te ofrecemos la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas del sector. ¿No te parece una manera estupenda de ganar experiencia?

 

¡Prepárate para bañar a muchos cachorros!

En resumen, ¿cuándo se puede bañar a un cachorro? Cuando el animalito tenga las vacunas imprescindibles, aproximadamente a los tres meses, a no ser que el pequeñajo esté muy sucio y tenga parásitos. Cuando ya se le pueda bañar, es importante elegir los productos adecuados y acostumbrar al animal poco a poco y con cuidado.

¿Quieres dedicarte a bañar cachorritos de manera profesional? Rellena nuestro formulario y recibirás toda la información que necesitas sobre el Curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika.

Por supuesto, en tu nueva profesión habrá muchos “oooooh”, muchos “uuuuuy” y algún “¡no, en la bañera no!”. ¿Te animas a trabajar entre perros cada día?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Peluquería Canina y Felina

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar