La enfermedad de Addison en perros

La enfermedad de Addison en perros − ATV

La enfermedad de Addison en perros es un problema de la salud canina no muy conocido e incluso de difícil diagnóstico. No obstante, con un tratamiento adecuado los animales que la padecen pueden tener una vida normal.

Con un curso de asistente y auxiliar técnico veterinario tendrías la oportunidad de formarte para ser capaz de colaborar con un médico veterinario. ¿Te gustaría trabajar cuidando mascotas?

Te contamos en qué consiste el síndrome de Addison y cómo formarte para ayudar a tratar a los perros que lo sufren. ¡Sigue leyendo!

La enfermedad de Addison en perros suele confundirse con otros problemas de salud, por eso no resulta sencillo diagnosticarla.

La enfermedad de Addison en perros: ¿qué es?

La enfermedad de Addison, o hipoadrenocorticismo, consiste en un trastorno hormonal que se da cuando las glándulas suprarrenales del perro no producen la suficiente cantidad de cortisol y de aldosterona, dos hormonas necesarias para el correcto funcionamiento del organismo.

Las glándulas suprarrenales se localizan en los riñones y se encargan de producir los corticosteroides. La liberación de estas sustancias la controla la glándula pituitaria con la producción de la hormona hipofisiaria (ACTH).

Los corticosteroides pueden ser mineralocoticoides, encargados de regular los electrolitos; y glucocorticoides, que reducen la inflamación.

Esta es una de las enfermedades raras de los perros, su prevalencia es baja y su diagnóstico no es sencillo.

 

Tipos de hipoadrenocorticismo en perros

La enfermedad de Addison puede darse en dos formas:

  • Enfermedad de Addison primaria: consistente en una falta de producción de mineralocorticoides y glucocorticoides. Por lo general, se debe a la destrucción inmunitaria del tejido cortical de las glándulas suprarrenales. No obstante, también se puede desencadenar por el tratamiento de la enfermedad de Cushing en perros, por toxinas, por un cáncer, por enfermedades recurrentes o por otros medicamentos. Se divide en dos subtipos, típica y atípica. Esta es la forma más común de esta enfermedad.
  • Enfermedad de Addison secundaria: provocada por una insuficiencia de glucocorticoides debida a la disminución de la estimulación de las glándulas por la hormona hipofisiaria (ACTH). Por otro lado, también se puede desarrollar por una suspensión abrupta de un tratamiento prolongado con corticoesteroides.

En resumen, este síndrome puede desencadenarse por diferentes motivos: otra enfermedad que afecta a las glándulas suprarrenales, la administración de ciertos fármacos, una infección, un tumor, una reacción autoinmune desconocida, etc.

 

Addison en perros: síntomas

La enfermedad de Addison es más común entre las hembras jóvenes. Sin embargo, esto no significa que no la puedan padecer los machos o perros mayores.

Por otro lado, ciertas razas cuentan con mayor predisposición a este trastorno: el caniche, el gran danés, el rottweiler, el perro de aguas portugués, el West Highland white terrier, el leonberger, el basset hound o el bearded collie.

Los síntomas no son muy específicos, por lo tanto, resulta muy complicado diferenciar este síndrome de otras enfermedades. Algunos de los más comunes son los siguientes:

  • Vómitos intermitentes.
  • Diarrea intermitente.
  • Debilidad muscular.
  • Letargo.
  • Descenso de la frecuencia cardíaca.
  • Colapso sin motivo aparente.
  • Sed excesiva.
  • Incremento de las ganas de orinar.
  • Adelgazamiento.
  • Aumento significativo del apetito.
  • Temblores.
  • Sangre en las heces o en el vómito.
  • Deshidratación.
  • Dolor abdominal.
  • Anemia.
  • Pérdida de pelo.
  • Temperatura corporal baja.

Además, esta enfermedad puede afectar al esófago provocando lo que se conoce como megaesófago; a las glándulas lacrimales, causando queratoconjuntivitis seca; y a las córneas, pudiendo aparecer en ellas úlceras.

Si se observa cualquiera de estos síntomas, hay que acudir de inmediato a la clínica del médico veterinario.

 

Hipoadrenocorticismo canino: diagnóstico

El diagnóstico de este síndrome no es sencillo, ya que se trata de un trastorno raro y los síntomas típicos pueden coincidir con los de otras enfermedades. Cuando ya se hayan descartado las dolencias más probables (después de hacer análisis de sangre y de orina, ecografías, radiografías, etc.), se pueden realizar diferentes pruebas específicas, como, por ejemplo, la prueba de estimulación con ACTH.

A principios de este año surgió la noticia de que unos veterinarios de la Universidad de California habían desarrollado un algoritmo para diagnosticar la enfermedad de Addison en perros. Esta herramienta permitiría detectar más fácilmente esta dolencia e iniciar el tratamiento oportuno.

 

El tratamiento del síndrome de Addison en perros

El tratamiento de la enfermedad de Addison tiene que ser establecido por el médico veterinario después de valorar el caso concreto. Este tratamiento dependerá de varios factores que el especialista debe evaluar.

En líneas generales, dicho tratamiento deberá restaurar la escasa producción de mineralocorticoides y glucocorticoides. Para reemplazar el cortisol se suele administrar prednisona; y para la aldosterona, la fludrocortisona. Durante el tratamiento hay que revisar los valores de electrolitos.

Los perros que son diagnosticados con la enfermedad de Addison tienen muchas posibilidades de disfrutar de una vida normal si reciben el tratamiento adecuado.

 

¿Cómo es el curso de Auxiliar de Veterinaria de Nubika?

El curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika es online a distancia y está pensado para aquellas personas que desean dedicarse al sector del cuidado de los animales.

Con esta formación te prepararás para llevar a cabo las funciones habituales de un ATV:

  • Ayudar al veterinario en consulta o quirófano.
  • Preparar el quirófano, el material quirúrgico y el paciente antes de una operación.
  • Cuidar de los animales durante la visita.
  • Realizar labores administrativas.
  • Recibir, atender y asesorar al cliente.
  • Atender la gestión de la tienda.
  • Realizar ciertos procedimientos y pruebas.
  • Tratar heridas o dolencias leves.
  • Recoger e identificar muestras biológicas.
  • Realizar radiografías ecografías.
  • Cuidar a los animales en postoperatorio.
  • Administrar medicación.
  • Realizar primeros auxilios.

El curso consta de un programa formativo completo y actualizado y te ofrece la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas del sector. Cuando completes todas las fases del curso, recibirás una titulación acreditativa de formación propia de Nubika.

 

¡Apúntate a tu curso para ser Auxiliar de Veterinaria!

Rellena el formulario y apúntate ya al Curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario de Nubika. Esta especialidad puede abrirte las puertas del mercado laboral del sector del cuidado de los animales.

Si quieres ayudar al médico veterinario a diagnosticar y tratar dolencias como la enfermedad de Addison en perros, no lo pienses más y prepárate con este curso de Nubika. ¡Potencia tu currículum y alcanza tus objetivos!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar