El entrenamiento de los perros de presa

Los perros de presa − Adiestramiento Canino

En este artículo vamos a hablar sobre el entrenamiento de los perros de presa, unos animales con unas características muy particulares. ¿Te interesa? ¡Sigue leyendo para descubrir los detalles!

 

“Los perros de presa eran criados antiguamente para la caza mayor, para la vigilancia y defensa y para trabajar con ganado.”

 

¿Te apasionan los perros? Con el curso de Adiestramiento Canino de Nubika podrías especializarte en un ámbito con muchas posibilidades laborales. ¡Es una formación hecha para ti!

 

Perro de presa: ¿qué es?

Un perro de presa es aquel capaz de sujetar fuertemente a su presa con la mordida.

Históricamente, ciertos perros fueron criados de manera selectiva para conseguir ejemplares que destacasen en este sentido. De este modo, esos animales podrían ser utilizados para realizar tareas especializadas.

Los perros de presa se usaban principalmente para la caza de animales grandes, como osos o jabalíes. También se les utilizaba para vigilar y defender el hogar o para trabajar con ganado.

 

“Este tipo de perros se caracteriza por poseer una mandíbula muy robusta y una potente mordida.”

 

Algunas razas de perro de presa

A continuación, hacemos un repaso por algunas de las principales razas de este tipo de animales.

Las razas de perros de presa suelen ser catalogadas como potencialmente peligrosas. Por eso, por lo general es necesario contar con una licencia especial para poder tener un ejemplar.

Si te interesa adoptar uno de estos perros, revisa primero la legislación vigente o consulta con un especialista que te pueda asesorar.

 

Stanffordshire bull terrier

Esta raza canina es originaria del Reino Unido y tiene más de dos siglos de antigüedad. Se creó a partir del cruce de bulldogs y terriers de la época.

Los perros de esta variedad son tenaces, rápidos y fuertes. Tienen un porte atlético y musculoso. Suelen pesar entre 10 y 20 kilos (los machos son más grandes que las hembras) y miden entre 35 y 40 cm a la cruz.

Estos animales tienen un carácter temperamental y son valientes y leales.

 

American pit bull terrier

Esta raza es originaria de Estados Unidos y desciende del Standfordshire bull terrier.

Consiste en una variedad poderosa y muy fuerte. Los machos pesan entre 16 y 27 kg y las hembras entre 13 y 23 kg. Su pelaje es corto y áspero.

El american pit bull terrier tiene un carácter alegre y decidido. Además, es valiente y muy seguro de sí mismo.

 

American Stanffordshire Terrier

El American Stanffordshire terrier también procede de Estados Unidos y desciende del American pit bull terrier.

Es una raza que se adapta con facilidad a cualquier tipo de ambiente. Por eso, es perfecta tanto para la protección y vigilancia de una granja como para vivir en entornos urbanos.

Estos perros son sociables y les gusta estar con las personas. Además, tienen un marcado carácter protector, sobre todo con los niños.

 

Rottweiler

Los rottweiler proceden de Alemania. Antiguamente eran utilizados para el trabajo con ganado, para la protección del hogar y para tirar de los carritos de la carnicería para ir al mercado (por eso se les conocía como perros carniceros de Rottweil, en alemán Rottweiler Metzgerhund).

Esta es una de las razas caninas más fuertes del mundo. Su mordida tiene una potencia increíble.

 

“Un rottweiler es capaz de ejercer hasta 150 kilos de presión por centímetro cuadrado.”

 

Estos perros son muy bondadosos y amigables con sus familias. No obstante, al ser perros guardianes también tienden a desconfiar de las personas que no conocen.

 

Dogo argentino

Como su propio nombre indica, esta raza procede de Argentina. Era utilizada principalmente para la caza mayor. Su mordida es muy fuerte y tiene una resistencia increíble.

Estos animales son de tamaño grande, pueden llegar a pesar hasta 50 kilos. Su porte es musculado y potente.

Los dogos argentinos suelen llevarse bien con otros perros. Por eso, son adecuados para realizar trabajos en equipo, como la búsqueda y rescate de personas o labores militares.

 

Fila Brasileiro

Esta raza es originaria de Brasil. Tiene fama de ser muy fiel y de realizar perfectamente las labores de vigilancia y protección.

Estos perros son muy grandes, pueden llegar a pesar hasta 80 kilos. Cuentan con una gran fuerza y con un temperamento dominante. Es imprescindible que reciban un entrenamiento adecuado y profesional.

 

Tosa Inu

Esta variedad canina procede de Japón. Surgió a mediados del siglo XIX del cruce de razas de perros grandes de Europa con el Shikoku Inu.

Estos animales son corpulentos y tienen un porte musculado. Su tamaño varía bastante de unos ejemplares a otros. Por lo general, los criados en Japón suelen pesar entre 35 y 55 kilos y los criados en el resto del mundo, entre 60 y 100 kilos.

El carácter del Tosa Inu es alegre y cariñoso. No obstante, puede ser dominante con las personas que no conoce.

 

Akita Inu

El Akita Inu también procede de Japón. En un principio, esta raza se usaba para la caza mayor. Además, solía acompañar a los guerreros japoneses para protegerlos y atacar si era necesario.

Estos perros son grandes, pueden pesar hasta setenta kilos. Por otra parte, aunque suelen mostrarse cariñosos y apegados con sus dueños, conviene adiestrarlos de manera profesional.

 

El entrenamiento de los perros de presa: pautas básicas

Todos los perros tienen que aprender ciertas normas básicas de convivencia y de obediencia, tanto por el bien común como por su propia seguridad. Por ejemplo, deben saber caminar por la calle (sin cruzar la carretera o sin salir corriendo), no molestar a otros animales o no correr tras las personas que hacen deporte.

Los perros de presa, como ya hemos mencionado, suelen catalogarse como potencialmente peligrosos. Esto se debe a que su mordida es muy potente y a que tienen mucha fuerza (son capaces de causar graves daños o destrozos). Por eso, hay que consultar la normativa vigente, ya que ciertos casos especiales requieren un adiestramiento profesional.

Sea como sea, tenemos que educar bien a nuestros cachorros para que puedan adaptarse a la convivencia y así garantizar su propia seguridad y la de los demás.

Veamos, a continuación, algunas pautas básicas para su entrenamiento.

 

La socialización del cachorro

Las primeras etapas de los cachorros son muy importantes. En ellas aprenden a ser perros normales y a interactuar adecuadamente con el resto de animales de su especie.

Por eso, es importante que en sus primeros meses vivan con sus madres y sus hermanos. ¡Así aprenden imitando y jugando!

 

Inhibir la mordida en el cachorro

Un paso esencial en el entrenamiento de los perros de presa es el aprendizaje de la inhibición de la mordida. ¡El animal debe tener claro desde el principio que no puede morder!

Para ello, existen ejercicios y técnicas especiales. Por ejemplo, hay que demostrarle al cachorro que nos hace daño cuando nos muerde, aunque sea jugando (gritando “¡ay!” será suficiente). Después, dejaremos de jugar con él unos minutos y le ignoraremos. Al volver a jugar, dejaremos que muerda sus juguetes, pero repetiremos la acción de quejarnos y retirar la atención si nos muerde a nosotros.

 

Entrenamiento de obediencia

Después de la socialización y del aprendizaje básico de la inhibición de la mordida, tenemos que entrenar bien a nuestro perro para que nos obedezca siempre.

Es esencial que este tipo de perros sepa acudir inmediatamente a nuestra llamada. Así, se pueden evitar a tiempo situaciones problemáticas.

Además, hay que enseñarles a caminar correctamente con la correa y a no abalanzarse sobre las personas o sobre otros perros (aunque sea jugando, tienen mucha fuerza y pueden lastimar o dar un buen susto).

 

“Recuerda que el adiestramiento debe ser siempre en positivo, los castigos pueden desencadenar reacciones violentas o problemas de salud.”

 

Adiestramiento profesional

Además de estas pautas básicas, lo ideal con los perros de presa es que estén adiestrados por un experto.

De este modo, nos aseguramos de que el proceso de entrenamiento es el adecuado y de que el perro tendrá una conducta que no suponga un riesgo.

Hay que tener en cuenta que, si el perro causa daños a alguien, cabe la posibilidad de que termine siendo sacrificado. Por eso, lo mejor es no arriesgarse e invertir en su adiestramiento.

 

Curso de Adiestramiento Canino: ¡sé un experto!

¿Quieres dedicarte al entrenamiento de perros de presa? Especialízate con el curso de Adiestramiento Canino de Nubika y aprende las mejores técnicas. Este ámbito ofrece muchas oportunidades laborales. ¡Cubre el formulario y dedícate a lo que más te llama!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Adiestramiento Canino

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar