Gato persa azul: un felino con pelo ahumado

gato persa portada

Conozcamos al gato persa azul desde el principio de sus tiempos. ¿Sabes de dónde proviene? ¿Cuáles son sus características? Y… ¿por qué se le llama cara de muñeca a los persas tradicionales? A continuación, te desvelamos todos los secretos que oculta este gato bajo su profunda mirada de ojos redondos. ¡Vayamos a conocerlo!

 

Origen del gato persa azul

 Cuando las caravanas del desierto avanzaban hacia al oeste por un polvoriento desierto, los exploradores europeos a lomos de sus camellos transportaban en las cestas sus hallazgos: joyas, raras especias, seda, y una carga aún más preciosa, un gato de pelo largo, que oculto en su cestita, era llevado como un ser misterioso, raro y único.

Fue de este modo romántico como se cree que el gato persa azul, al igual que los demás gatos persas tradicionales, fue introducido en Italia desde Persia, actual Irán. Las referencias jeroglíficas de estos felinos ya en 1684 a. C., muestra que su apodo “persa” por su “país de origen”, no es del todo correcto, aunque sus orígenes exactos nunca los sabremos.

Los gatos persas azules se cree que son una de las razas de gatos persas más antiguas y, de hecho, se consideran el tipo original o tradicional de la raza persa.

El gato persa azul era un identificativo de estatus social, considerado el gato de la élite se erigió como un símbolo de lujo debido a su enorme belleza.

Si es que estos gatitos, al igual que todos los felinos, son tan bellos y encantadores que siempre han causado gran interés. Pero, ¿por qué se le conoce como gato persa azul (en inglés blue persian cat)?

 

Gato persa azul: el felino con lujoso abrigo gris azulado

Su frondoso pelaje denominado como azul, responde a un color gris azulado, de ahí la consideración de persa azul o persa ahumado. Su pelaje, a la par que bonito, es sedoso y largo, por ello a estos gatos se le define como persa de pelo largo azul. Pero no solo es bonito, cosa que todos los gatos comparten, sino que su carácter es de naturaleza dulce. En definitiva, toda una preciosidad de gato.

 

Gato persa azul tradicional con cara de muñeca

Su cara natural, sin la nariz chata del resto de persas, es pequeña y rechoncha. Su expresión con ojos grandes y nariz corta recuerda a un niño. Su aspecto de muñequita, le concede su otro nombre popular de cara de muñeca o doll face. Su nariz y mandíbula son más largas que las del familiar gato persa de cara plana. 

El gato persa de cara plana es fruto de la derivación selectiva por criadores, del persa de cara de muñeca.

Esta particularidad, hace que incluso los gatos macho azules aparentemente parezcan más una gatita. Hagamos la prueba, en la siguiente fotografía, que consideras que es ¿gato o gata persa azul?

 

gato persa azul

Es un gato

Diferencias entre gato persa azul tipado y gato persa azul tradicional

La diferencia de este felino tradicional respeto a los persas de cara plana es la estructura de su cabeza. En el caso de los persas azules tradicionales, su forma natural de cabeza les protege de los trastornos causados por una cara excesivamente plana, como son problemas respiratorios, lesiones oculares e incluso dificultad para comer. 

Originariamente todos los persas eran como el “cara de muñeca”, pero a principios del S. XX, a estos gatos les fue cambiada su apariencia mediante una selección artificial. 

Este persa azul tradicional se llamaba Gentian y nació en 1898, era propiedad de Lady Marcus Beresford y un año después ganaba el concurso de belleza en Westminster. Image: Public Domain

El resultado obtenido mediante la selección artificial fue una frente, nariz y mentón alineados verticalmente, cuando se ven de perfil, y que desafortunadamente, les trajo problemas de salud como la braquicefalia.

gato persa peke

A los persas tipados, de nariz chata, se les conoce como “cara de peke”, en referencia al perro pequinés, otra mascota que también tiene la cara plana. A pesar de que estos gatos pueden estar sujetos a problemas de salud, que mellan su calidad de vida, se considera que estas características modificadas del gato original persa azul, son cualidades deseables.  De hecho, La Asociación de Criadores de Gatos, considera estas cualidades como algo estándar, intrínseco de la raza.

En julio de 1871, los gatos persas tradicionales, es decir, “los cara de muñeca”, fueron exhibidos en la primera exposición de gatos del mundo celebrada en El Crystal Palace de Londres.

Los asistentes a la exposición debieron de quedar más que atónitos ante la belleza de este maravilloso felino. Actualmente, únicamente los peke face de nariz achatada son aceptados en exposiciones y concursos.

Sin embargo, en los años 30 los persas azules tradicionales, sin cara chata, solían ganar los concursos gatunos. En la revista National Geographic, se muestra un interesantísimo reportaje fotográfico de altísima calidad artística sobre gatos vintage. Entre ellos, se encuentra nuestro querido amigo el gato persa azul, en sus distintas facetas de gato. ¡Échale un vistazo al enlace de la revista y deléitate en el mundo gatuno!

Por otra parte, los persas azules son bajos y con un cuerpo ancho y robusto, lo que se conoce entre los gatos persas como un cuerpo compacto (corby). Es un gato que, unido a su pelaje, presenta una buena envergadura, pudiendo llegar a pesar un gato adulto unos 7 kilogramos, y sin estar gordo. De primeras, pueden dar la impresión de que el persa azul es un gato muy grande o que incluso tiene mucho peso, pero no te dejes engañar, su pelo abundante y frondoso es el causante.

Comportamiento de los gatos persas

Habitualmente no son muy ruidosos, al igual que todos los felinos, y disfrutan jugando en compañía de su maestro. No te olvides que son de naturaleza aristocrática y gustarán de los mejores cuidados. También, no te extrañes si ha escogido el mejor sitio de la casa para reposar o te ha robado tu sofá favorito, tendrás que perdonárselo porque es un “gato de la realeza”: un marqués, en definitiva. 

Los gatos persas azules son de carácter tranquilo y, al igual que todos los gatos persas se les conoce como los tigres de sofá. Ello es por sus tareas favoritas de descansar y dormir. 

gato persa 3

El gato persa es un presumido por naturaleza y le gusta hacer ostentación de su belleza. Su maravilloso carácter sosegado, tranquilo y cariñoso hace que congenie tanto con los humanos con otros animales. Eso sí, respeta su espacio, déjalo descansar y no lo molestes porque como gato que es, también tiene su carácter. Ahora bien, te avisará varias veces antes de pegarte un mordisquito o un leve arañazo.

También, gustan mucho de jugar, a veces a ritmo lento, acostado, nervioso… Véase el siguiente vídeo de un blue persian cat haciendo alarde de sus encantos.

 

¿Cómo cuidar un gato persa azul?

En lo referente a su cuidado, debido a su frondoso pelaje, necesitará que lo peines para evitar los temibles nudos, y aunque a veces se les corte el pelo para evitar enredos, al gato le cuesta acostumbrase al cambio y es recomendable no hacérselo a menudo. También, es frecuente que se le caiga bastante pelo debido a su abundancia, sobre todo en épocas calurosas.

gato persa azul

Así que, no descuides su pelaje y ayúdale a mantenerse guapo. Si deseas profundizar más en el arreglo del pelo de este animal maravilloso y de otros muchos, puedes consultar nuestro curso de peluquería canina y felina.

 Esta raza de gato, a diferencia de los persas tipados, no suele tener la nariz achatada, y por lo tanto no es preciso limpiarle los ojos con tanta frecuencia puesto que no sufre de lagrimeo excesivo como sus otros primos

Padecimientos de los gatos persas

Por desgracia, estos gatos también enferman y como persa que es, puede tener un padecimiento conocido como enfermedad renal poliquística o por sus siglas en inglés, PKD  (Poliquistic Kidney Disease). Esta enfermedad genética, afecta a los riñones produciéndose quistes en ellos, los cuales pueden desencadenar con el paso del tiempo en un fallo renal.

La verdad que es muy triste que esto suceda, por ello es importante realizar un diagnóstico precoz mediante una ecografía. No todos los gatos persas padecen esta enfermedad, como hemos dicho es hereditaria y para que se transmita uno de los progenitores tendría que tener el gen PKD-1. 

Esta enfermedad renal es crónica y su avance es lento y progresivo. Por el momento, lamentablemente no puede curarse, pero sí se puede controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida del gatito mediante un tratamiento adecuado. 

Sigamos y no nos pongamos tristes, una buena noticia es que el gato persa tiene una vida larga, muy larga. 

En general, según los veterinarios, los gatos suelen vivir de diez a dieciocho años. Sin embargo, un gato persa si lo cuidas mucho y le das mucho amor puede vivir de quince años en adelante. En realidad, cualquier gato puede vivir bastantes años si le das todo lo que le necesita. Por ejemplo, la esterilización y el control del peso (el sobrepeso en gatos es muy grave), son claves para aumentar la longevidad de este ser tan entrañable.

Hasta aquí hemos compartido contigo nuestro conocimiento sobre el gato persa azul, un persa con un color de cabello muy especial. Finalmente, si deseas dedicar tu trabajo a cuidar de este lindo animal y de otros muchos igualmente bonitos, puedes echar un vistazo a nuestras formaciones relacionadas, y empezar a ayudar a estos seres adorables. ¿Quién no lo querría?

Recibe más información sobre el curso de Peluquería Canina y Felina
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
imagen Subtract
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe información gratis y sin compromiso
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cubre el formulario y descarga gratis el temario

Peluquería Canina y Felina
Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.