¿Qué es la propiocepción en perros? Adiestramiento del espacio

La propiocepción en perros − Adiestramiento Canino

En este artículo vamos a contarte qué es la propiocepción en perros y qué relación tiene con el Adiestramiento Canino. Para empezar, diremos que trabajar la propiocepción canina aporta múltiples beneficios a nuestra mascota. ¡Y además los ejercicios son muy divertidos!

 

“El experto en Adiestramiento Canino sabe cómo trabajar la propiocepción en perros con ejercicios adaptados a cada caso particular. ¡Prepárate para ser especialista!”

 

¿Tu pasión son los perros y todo lo que tenga que ver con ellos? Con el curso de Adiestramiento Canino de Nubika puedes adquirir los conocimientos imprescindibles para poder trabajar entre estos animales cada día. Si siempre has deseado ser entrenador de perros, no te lo pienses más. ¡Lánzate a por tu formación especializada!

 

¿Qué es la propiocepción?

La palabra “propiocepción” está compuesta por las raíces “propio-“, que hace referencia al concepto de uno mismo, y “-cepción”, que está relacionada con la noción de consciencia. Por lo tanto, este término tan extraño significa ni más ni menos que “la consciencia de uno mismo”, o, dicho de otro modo, conocerse a sí mismo.

La propiocepción es la capacidad de saber cuál es la posición exacta de cada parte de nuestro cuerpo en un determinado momento. Si con los cinco sentidos (oído, gusto, olfato, tacto, vista) percibimos los estímulos del entorno exterior, con la propiocepción percibimos el estado interno de nuestro propio cuerpo.

Nuestro cerebro recibe la información necesaria para la propiocepción desde las articulaciones y los músculos a través del sistema propioceptivo. Este sistema está compuesto por un grupo de receptores y nervios. Con esto, el cerebro puede saber en cada momento cuál es la posición exacta de todo el organismo.

 

“La propiocepción es un sentido de interocepción que nos permite conocer la posición de las diferentes partes de nuestro propio cuerpo.”

 

El sistema propioceptivo nos ayuda a regular el rango de movimiento, la dirección, las reacciones automáticas, la acción motora, el esquema corporal y nuestra relación con el espacio.

Además, también está directamente relacionado con el control del equilibrio, la coordinación de los dos lados del cuerpo, el nivel de alerta del sistema nervioso y la conducta.

Por todo esto que acabamos de ver, trabajar la propiocepción en los perros es muy importante. Desarrollar el sentido de la consciencia del propio cuerpo en el espacio puede ayudar a nuestras mascotas de muchas maneras diferentes.

Si quieres saber cómo llevar a cabo dicha función de manera profesional, apúntate al curso de Adiestramiento Canino de Nubika. Por ahora, veamos algunas claves básicas. ¡Sigue leyendo!

 

Propiocepción perros: educación canina

Trabajar la propiocepción de los perros es importante por diversos motivos. Se trata de realizar diferentes ejercicios en los que el animal debe colocarse sobre diversos objetos de superficie inestable. Esto le permite hacerse cada vez más consciente de su cuerpo, de su fuerza, de sus articulaciones y músculos, etc.

Con los ejercicios de propiocepción para perros, se puede mejorar el equilibrio, la coordinación, la fuerza de la musculatura y, en general, la salud y el bienestar del animal. ¡También aumenta su autoestima y su confianza!

 

La propiocepción canina en las distintas edades

Los ejercicios para trabajar la propiocepción canina están indicados para cualquier tipo de perro, siempre y cuando el animal no sufra problemas de salud graves (en estos casos conviene consultar con el médico veterinario).

Tanto los más pequeños como los más mayores pueden enfrentarse a estas actividades, pero siempre dentro de sus propios límites y bajo supervisión. Adaptar los ejercicios es básico para conseguir mejores resultados y no frustrar a nuestra mascota.

  • Los cachorros: cuando son pequeñitos, los perros empiezan a descubrir el mundo y a aprender a relacionarse con su entorno. Por eso, con los ejercicios de propiocepción podemos ayudarles a desarrollar la consciencia propia y su musculatura. De todas formas, las actividades tienen que ser sencillas y entretenidas. ¡No hay que olvidar que son cachorritos y que tienen que jugar!
  • Los perros jóvenes: cuando tienen entre 6 y 7 meses, los perros empiezan a aprender a gestionar las emociones y a ser más conscientes de sus actos. En este punto, trabajar la propiocepción les ayudará a interactuar con el entorno de manera positiva y a canalizar sus emociones y su energía.
  • Los perros adultos: en esta etapa podemos trabajar la propiocepción de los perros para prevenir problemas de las articulaciones, para fortalecer sus músculos y poder competir en deportes caninos, para aumentar su seguridad y autoestima o para mejorar su coordinación, por ejemplo.
  • Los perros ancianos: con unos ejercicios sencillos y de poca intensidad podemos ayudar a los perros más mayores a proteger sus articulaciones y retrasar los signos de la artrosis.

 

Los beneficios de la propiocepción canina

Algunos de los múltiples beneficios de trabajar la propiocepción de los perros son los siguientes:

  • El animal se siente cada vez más seguro de sí mismo.
  • Aumenta la confianza y la autoestima del perro.
  • Reduce la ansiedad y el estrés del animal.
  • Se potencian las habilidades del perro mediante pequeños retos.
  • Ayuda a que los animales superen fobias e inseguridades.
  • Aumenta el control del perro sobre su propio cuerpo.
  • Ayuda a los perros que practican deporte a mejorar sus capacidades.
  • Ayuda a mejorar la salud y el bienestar de los animales en rehabilitación.
  • Previene problemas de las articulaciones.
  • Facilita el desarrollo de la musculatura.

 

Propiocepción perros: ejercicios

Antes de lanzarnos a realizar ejercicios de propiocepción con nuestros perros, debemos saber que es muy importante que el animal no pase miedo en ningún momento durante las actividades. Si no quiere subirse a un objeto porque teme lastimarse, es mejor que no le obliguemos a hacerlo.

Por otro lado, también hay que procurar adoptar todas las medidas de seguridad oportunas y supervisar los ejercicios de cerca para que el animal no se haga daño.

Existen diversos materiales y objetos que podemos utilizar en este tipo de ejercicios: balón de pilates, un somier, colchonetas, balance board, plato de Boheler, tabla de Freeman, plataformas para steps, pelotas de equilibrio, taburetes, etc. Podemos adquirir algunos elementos especializados o simplemente valernos de lo que tengamos por casa.

Algunos de los ejercicios de propiocepción que podemos realizar con nuestros perros son los siguientes:

  • Con un objeto fijo: el perro tiene que poner sus patas delanteras sobre él, después las traseras, dar vueltas alrededor, etc.
  • Con una escalera: colocar una escalera (de las que utilizan los pintores) en el suelo y hacer que el animal camine por los huecos.
  • Con una pelota: el perro tiene que colocar sus patas delanteras encima y mantener el equilibrio, luego las traseras, dar vueltas alrededor, etc.
  • Con el plato de Boheler: haremos que el perro interactúe con este elemento de diferentes maneras para mejorar su coordinación y su equilibrio.

 

¡Empieza tu curso de Adiestramiento Canino!

Ya sabes algo más sobre la propiocepción en perros, ahora especialízate con el curso de Adiestramiento Canino de Nubika. Rellena el formulario y recibirás toda la información que necesitas. ¡Da el primer paso para dedicarte a lo que siempre has querido!

Recibe más información sobre el curso de Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

¡Amigo de
los animales!

Rellena el formulario y descarga el temario de curso de Adiestramiento Canino
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.