La seborrea en perros: escamas en el pelaje

La seborrea en perros − Peluquería Canina y Felina

¿Tu mascota tiene caspa? La seborrea en perros es un problema de salud que se caracteriza por la presencia de escamas en el cuero cabelludo de estos animales.

El temario del curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika incluye un apartado sobre las principales patologías cutáneas y del pelaje de los perros. En este apartado puedes encontrar una subsección dedicada únicamente a la seborrea.

Por ahora, veamos algunas nociones básicas sobre esta afección y cómo suele ser su tratamiento.

“Es importante tratar a tiempo la seborrea de nuestras mascotas para que no derive en una infección o en otro problema de salud más grave.

¿Qué es la seborrea en perros?

La seborrea es una enfermedad que provoca una descamación de la piel. Cuando esta descamación va acompañada de inflamación del cuero cabelludo, estamos ante una dermatitis seborreica.

Esta afección conlleva un aumento patológico de la secreción de las glándulas sebáceas de la piel, lo cual puede causar escamas, exceso de grasa o costras.

 

Posibles causas de la seborrea en los perros

La seborrea primaria es una enfermedad crónica hereditaria. Suele afectar más a los perros jóvenes y a razas como el cocker spaniel americano, el springer spaniel, el basset hound, el pastor alemán, el labrador, el shar pei, el setter irlandés o el West Highland white terrier.

En la seborrea primaria las escamas pueden ser secas, oleosas o mixtas. La descamación se produce sobre todo en los codos, los corvejones, el cuello y las orejas.

Por otro lado, la seborrea secundaria es aquella que está provocada por otra enfermedad. Es decir, se trata de un signo que nos indica que el perro puede estar sufriendo otro problema de salud más grave.

Algunas de las enfermedades o de los problemas de salud que pueden causar seborrea secundaria en perros son las siguientes:

  • Hongos.
  • Parásitos.
  • Alergias.
  • Trastornos endocrinos.
  • Dietas pobres en nutrientes.
  • Trastornos metabólicos.
  • Enfermedades del páncreas.
  • Enfermedades autoinmunes.
  • Cáncer de piel.
  • Sarna sarcóptica.
  • Sarna demodécica.
  • Atopía canina.
  • Dermatitis provocada por hipersensibilidad a los alimentos.
  • Dermatitis alérgica por picadura de pulga o DAPP.
  • Hipotiroidismo en perros.
  • Pénfigo foliáceo.

Como ves, la presencia de escamas en el cuero cabelludo de un perro puede estar advirtiéndonos de que existe un problema más grave que hay que tratar. Por eso, ante cualquier cambio en el aspecto o en el comportamiento del animal (rascado excesivo, inquietud, malestar, etc.), debemos acudir a la clínica del médico veterinario para que nos ayude.

Además, si llevamos con frecuencia a nuestra mascota a la peluquería canina, el experto podrá comprobar que su cuero cabelludo no presenta anomalías.

 

¿Es contagiosa la seborrea canina?

No, la seborrea no se contagia ni a otros perros, ni a otros animales ni a las personas. Como mucho, podrían ser contagiosas algunas de las enfermedades que provocan la seborrea secundaria (una infestación parasitaria, por ejemplo).

No obstante, la seborrea primaria es hereditaria, por lo tanto, si un perro la sufre, es posible que se la pase a sus cachorritos.

 

Los diferentes tipos de seborrea canina

Según la evolución de la condición de la piel del perro afectado, podemos distinguir tres tipos de seborrea canina:

  • La seborrea canina oleosa: se caracteriza por el exceso en la producción de grasa y por la falta de brillo en el pelaje del animal. Las escamas son amarillas o marrones y se quedan pegadas al pelo y a la piel. El perro puede incluso oler mal. Sus síntomas son piel seca, pelo graso, escamas, irritación y rascado excesivo. Si la enfermedad está muy avanzada, pueden aparecer infecciones de la piel o de los oídos, alopecia, fiebre, pérdida del apetito, depresión, etc.
  • La seborrea canina seca: las escamas son de color blanco grisáceo y se desprenden de forma fácil. Se produce en las primeras etapas, cuando el exceso de queratina se acumula sobre la piel del perro. No suele causar síntomas severos.
  • La dermatitis seborreica: cuando hay escamas y la dermis está inflamada. La inflamación puede ser localizada. Si los folículos pilosos se taponan con el exceso de grasa, pueden infectarse y derivar en una foliculitis.

La mayoría de los casos de seborrea canina se presentan de manera combinada, es decir, como seborrea oleosa y seca a la vez.

 

Diagnóstico de la seborrea canina

Si observamos caspa en el pelo de nuestro perro o algún otro síntoma, llevaremos al animal a la consulta del médico veterinario. Este especialista explorará al perro y, si es necesario, le realizará una serie de pruebas diagnósticas.

Algunas de las pruebas que puede realizar el médico veterinario en estos casos son: análisis de la piel, examen físico, raspado de la piel para identificar hongos o parásitos, análisis de sangre, análisis de heces, etc.

Si se confirma que el perro tiene seborrea, habrá que determinar si existe una enfermedad primaria que la esté provocando. Cuando no hay evidencias de otra afección, suele tratarse de una seborrea hereditaria.

 

Tratamiento de la seborrea en perros

La seborrea hereditaria no se puede curar. Sin embargo, sí que se puede tratar al animal para mantenerla bajo control. En estos casos, tendremos que seguir las pautas que marque el especialista y acudir a revisiones periódicas.

Por lo general, para la seborrea hereditaria se suelen recomendar baños semanales con ácido salicílico y azufre y medicamentos específicos, como los retinoides.

Para la seborrea secundaria, habrá que tratar la enfermedad que la está provocando. El tratamiento dependerá del caso concreto, por lo tanto, tenemos que seguir las recomendaciones del médico veterinario.

Para ayudar a los perros con seborrea, existen champús específicos. Por otro lado, hay que proporcionarles a estos animales una alimentación rica en ácidos grasos omega tres y, si es necesario, complementar la dieta con suplementos vitamínicos (siempre bajo la supervisión del especialista).

 

¿En qué consiste el curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika?

¿Te interesa especializarte en el cuidado de la piel y del pelo de los perros y de los gatos? Entonces el curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika es para ti.

Este curso te ofrece lo siguiente:

  • Formación online a distancia y la mayor flexibilidad posible.
  • Plan personalizado de estudio que se adapta a tus necesidades.
  • Asesoramiento continuo de un tutor experto en pedagogía.
  • Posibilidad de consultar dudas sobre el contenido con profesores expertos en la materia.
  • Temario completo y totalmente actualizado y adaptado a la realidad laboral del sector.
  • Posibilidad de fijar los conocimientos teóricos con prácticas profesionales en empresas del sector del cuidado de los animales.
  • Evaluaciones continuas para comprobar que asimilas todos los contenidos de manera apropiada.
  • Contenidos extra: formación en idiomas y curso de Prevención de Riesgos Laborales (nivel básico).
  • Titulación acreditativa de formación propia de Nubika.

Como ves, este curso está pensado para adaptarse completamente a ti. Sean cuales sean tus horarios y tu disponibilidad, podrás prepararte sin problemas y conseguir la formación que deseas en tu currículum.

 

¡Empieza tu preparación para ser peluquero canino profesional!

Cubre el formulario y recibirás más información sobre el curso de Peluquería Canina y Felina de Nubika.

Aprenderás más detalles sobre la seborrea en perros y otras patologías cutáneas de estas mascotas. ¡Anímate a perseguir tu sueño!

 

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Peluquería Canina y Felina
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.