Conoce todos los tipos de zoológicos: del generalista al especializado

Tipos de zoológicos – Cuidador de Animales de Zoológico

Con el Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika podrás especializarte y adquirir todos los conocimientos imprescindibles para poder entrar a trabajar en un parque de animales, pero, ¿sabes cuántos tipos de zoológicos existen? Te lo contamos a continuación. ¡Descúbrelo!

Los zoológicos realizan una labor importante de conservación, investigación y educación. ¡Prepárate para trabajar en uno de ellos!

Animales en el zoológico: ¿qué tipos de parques hay?

Los zoológicos han ido evolucionando poco a poco a lo largo de la historia. Desde las colecciones de animales salvajes privadas de reyes y emperadores hasta los parques modernos de hoy en día.

En la actualidad, el concepto de zoo todavía está experimentando cambios. Estos recintos ya no son simplemente un cúmulo de jaulas pequeñas en donde exhibir especies exóticas, ahora la mayoría busca mejorar las condiciones de vida y el bienestar de los animales para poder realizar labores de educación, investigación y conservación.

En nuestro país existen 121 parques zoológicos, 32 parques naturales y 160 reservas naturales. Cada uno de estos centros cuenta con unas características particulares.

Atendiendo a la clase de especies que albergan, existen dos tipos principales de zoológicos: los generalistas y los especializados. Dentro de los especializados podemos encontrar diferentes subtipos.

Por otro lado, si nos centramos en la forma en que los animales viven dentro de los parques, podemos distinguir otros dos tipos de zoos: los de inmersión y los de régimen de semilibertad.

 

Tipos de zoológicos: los parques generalistas

Los parques zoológicos generalistas son aquellos que incluyen diferentes especies de animales: mamíferos, reptiles, aves, anfibios, insectos, etc. Los animales de estos parques se pueden agrupar por continentes, por hábitats, por categorías, etc.

En estos centros los animales se encuentran en recintos acondicionados para imitar sus hábitats naturales lo más fielmente posible. Además, las condiciones ambientales también deben respetar la naturaleza de cada especie, sobre todo las de aquellas que son originarias de lugares con climas extremos, como, por ejemplo, los pingüinos.

Por otro lado, estos recintos cuentan con diferentes medidas de seguridad para que ni los visitantes ni los animales sufran ningún accidente.

 

Parques de animales especializados

Los parques de animales especializados son aquellos en los que solamente se incluyen especies de un tipo de animales: zoos de aves, zoos de reptiles, zoos de insectos, etc.

Veamos a continuación algunos subtipos de zoológicos especializados.

 

Zoos marinos o Aquarium

Son muchos los parques de animales que solamente albergan especies acuáticas marinas. Estos centros suelen tener grandes tanques de agua en los que se exhiben especies como los tiburones, las manta rayas o los meros.

Por otro lado, los zoos marinos también exhiben pequeños acuarios con animales tan fascinantes como los caballitos de mar o las tortugas de agua.

Además, es muy común que estos parques tengan ejemplares de delfines e incluso leones marinos. ¡Aunque las orcas siempre son las favoritas de los visitantes!

 

Aviarios

Los parques zoológicos ornitológicos, o aviarios, son centros que albergan diferentes especies de aves. Para preservar el bienestar de los animales, sus instalaciones deben estar acondicionadas para permitir el vuelo.

Estos zoos suelen recoger ejemplares que por algún motivo ya no son recuperables para la vida salvajes. Por ejemplo, si un águila silvestre sufre un accidente y no puede volver a volar correctamente, se le traslada a un aviario, ya que su condición no le permitiría cazar y sobrevivir en el medio natural.

 

Reptilarios

En un reptilario podemos encontrar: serpientes de cascabel, lagartos, camaleones, cobras, pitones, víboras, iguanas… ¡todo tipo de reptiles!

Los zoos especializados en reptiles contienen ejemplares impresionantes de especies que de otro modo no podríamos apreciar tranquilamente. Aunque hay muchas personas que tienen miedo a las serpientes, otras disfrutan observando de cerca las peculiaridades de estos animales.

 

Insectarios

¡También existen zoos de insectos! En los insectarios podemos ver mariposas de todos los tamaños y colores, arañas, bichos palo… ¡hasta hormigas trabajando en sus hormigueros!

 

Animales nocturnos

Para poder ver especies de animales nocturnos, debemos acudir a un zoo que tenga instalaciones adaptadas. Por lo general, dichas instalaciones consisten en recintos oscuros totalmente aislados para que no entre en ellos la luz solar.

Por el día, se encienden en unas luces tenues blancas o rojas para que los animales estén activos y podamos verlos. Por la noche, se encienden luces más brillantes.

Algunas especies de animales nocturnos son: los murciélagos, las ginetas o los petauros, por ejemplo.

 

Parques de animales en semilibertad

Hoy en día podemos encontrar algunos zoos en los que los animales se encuentran en un régimen de semilibertad. Esto significa que, aunque no vivan en libertad, están en parcelas muy grandes al aire libre y coexisten con una o con varias especies.

Este tipo de zoos permite a los animales moverse con mayor libertad y desarrollar mejor todos sus instintos naturales. Por lo tanto, previenen el estrés de los animales y los comportamientos anómalos derivados de un encierro permanente en recintos demasiado pequeños.

 

Parques zoológicos de inmersión

Los parques zoológicos de inmersión son aquellos en los que las medidas de seguridad se integran con la ambientación de los recintos de los animales para conseguir mayor realismo y una experiencia única para los visitantes.

Por ejemplo, se utiliza vegetación, desniveles en el terreno, barreras naturales, etc. En el diseño y construcción de este tipo de parques colaboran desde arquitectos hasta biólogos e incluso expertos en seguridad.

 

Cuidador de Animales de Zoológico: profesión con vocación

¿Siempre has querido trabajar en un zoo? Como ya sabrás, los animales salvajes también pueden robarnos el corazón: los hay divertidos, curiosos, raros, descomunales, de colores fascinantes…

Todos tienen una particularidad que los hace únicos. Por eso, la profesión del cuidador de zoológico es apasionante: ¡nunca te cansas de observar a los animales y de aprender de ellos!

Si quieres trabajar entre los animales del zoo, no esperes más y apúntate a un curso especializado de calidad. ¡Nubika tiene el que necesitas!

 

Curso Cuidador de Animales de Zoológico: ¡dedícate a lo que más te gusta!

El Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika te prepara para que puedas entrar en el mercado laboral con una formación acorde a tus aspiraciones. Cubre el formulario y recibirás más información sin compromiso.

Ya has visto los distintos tipos de zoológicos que hay, ahora, especialízate para poder lanzarte a por ese puesto que tanto deseas.

¡Potencia tu currículum con un curso completo y de calidad!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Auxiliar veterinario y cuidador de animales de zoológico

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar