Descubre un animal exótico: conoce al búho africano

Búho africano − Técnico de Animales Exóticos

Si te preparas con un curso de técnico de animales exóticos, podrás trabajar en clínicas veterinarias especializadas ayudando a cuidar a las mascotas más raras. Por eso, en este artículo te vamos a hablar del búho africano, un ave habitual en cetrería.

¡Descubre cómo es este animal!

El búho africano tiene costumbres nocturnas y durante el día se refugia en los árboles o en lugares rocosos.

¿Cómo es el búho africano?

El búho africano (Bubo africanus) o búho manchado es una especie de ave rapaz nocturna de la familia Strigidae. Fue descrito por primera vez por el naturalista neerlandés Coenraad Jacob Temminck en el año 1821.

Se conocen tres subespecies distintas de este tipo de búho:

  • Bubo africanus milesi: originario de la península arábiga.
  • Bubo africanus africanus: que vive en África.
  • Bubo africanus tanae: cuya población se concentra en el entorno del río Tana y las colinas Lali, en el sureste de Kenia.

Estas tres subespecies se diferencian entre sí por sus características morfológicas y por su distribución. Sin embargo, algunos especialistas no consideran al Bubo africanus tanae como una subespecie distinta a la del Bubo africanus africanus.

Por otro lado, antiguamente se incluía al búho ceniciento (Bubo cinerascens) en la lista de subespecies del búho africano. El búho ceniciento, o búho vermiculado, es un animal de tamaño bastante grande que vive en el norte del África subsahariana.

Sus rasgos morfológicos tan diferentes llevaron a los especialistas a considerarlo como una especie distinta a partir del año 1999.

Características principales del búho africano

El búho africano es un tipo de búho de tamaño mediano. Algunas de sus principales características son las siguientes:

  • Mide unos 45 cm de longitud de media.
  • Los machos pesan entre 490 y 620 gramos, aproximadamente. Las hembras pesan entre 640 y 890 gramos. Como puedes ver, la diferencia es bastante significativa.
  • Su envergadura es de unos 110 cm de media, pero puede alcanzar los 140 cm.
  • Su disco facial es de color blanquecino u ocre pálido y tiene un borde negruzco.
  • Los ojos los tiene amarillos.
  • Posee unos penachos prominentes de plumas encima de la cabeza.
  • El plumaje del dorso es de color pardo o castaño con manchas negras y blancas. La parte inferior es blanquecina con franjas castañas. La barbilla es blanca.
  • El plumaje de la cola y de las alas forman barras oscuras y claras.
  • Normalmente los machos son más pálidos que las hembras.
  • El pico es corto y de color negro.
  • Tiene dos patas con cuatro dedos cada una: tres orientados hacia adelante y uno hacia atrás. Todos los dedos terminan en una garra negra.
  • Sus hábitos son nocturnos.
  • Sus plumas remeras le permiten realizar vuelos silenciosos para cazar durante la noche.
  • Cuenta con una aguda visión nocturna.
  • Durante el día se ocultan en los árboles, en lugares rocosos, en acantilados, en cornisas, debajo de arbustos, entre pastos altos o en las madrigueras de otros animales.
  • Cuando se posa en las ramas de un árbol, se sienta cerca del tronco con las plumas comprimidas y los penachos de la cabeza erguidos. Las parejas suelen sentarse pegaditas y se acicalan mutuamente.
  • Realiza distintos sonidos dependiendo de su estado de ánimo o de su situación.
  • Su esperanza de vida en libertad es de entre 10 y 12 años. Sin embargo, en cautividad pueden vivir hasta 20 años.

 

El hábitat del búho africano

El hábitat natural del búho africano manchado se extiende por diferentes países del sur del continente africano: Gabón, Congo, Uganda, Kenia, la República Democrática del Congo, Sudáfrica. Por otro lado, este animal también vive en la zona sur de la península arábiga, sobre todo en Yemen y en Omán.

Por lo general, este tipo de búho vive en lugares cálidos, con pequeños arbustos y vegetación más bien escasa y poco densa: pastizales, sabanas, bosques secos, áreas rocosas, zonas desérticas, etc.

También podemos encontrar a este animal en las ciudades, escondido en grandes jardines. El rango de altitud de su entorno habitual oscila entre el nivel del mar y un poco más de 2.000 metros.

 

La alimentación del búho africano

El búho africano se alimenta principalmente de artrópodos como los insectos, los escorpiones o los cangrejos; de pequeños mamíferos, reptiles y anfibios; de otras aves e incluso de carroña. Los ejemplares que viven en ciudades o en entornos rurales prefieren comer roedores, musarañas, murciélagos, insectos coleópteros y aves paseriformes.

Para alimentarse, estos búhos cazan a sus presas: se posan en un lugar alto desde donde ver bien el entorno, localizan a la presa en cuestión y se lanzan hacia ella. También pueden cazar en pleno vuelo.

Son cazadores itinerantes y no especializados. Es decir, se quedan en una zona durante unas semanas para cazar lo que encuentren y luego, cuando las presas ya no abundan, se mudan a otro lugar. Las parejas de búhos africanos defienden de manera agresiva sus zonas de caza.

 

Reproducción del búho africano

El búho africano suele tener la misma pareja durante toda la vida. Las parejas pueden criar una nidada al año. Para ello, instalan sus nidos en los árboles, en los huecos de las rocas, en cornisas de edificios u ocultos entre la hierba. Pueden usar el mismo nido durante varios años.

La hembra pone entre 2 y 4 huevos de unos 50 mm de longitud y 40 mm de diámetro.

Estos huevos son de color blanquecino. La puesta suele ocurrir en la época más seca del año. La incubación dura unos 30 días aproximadamente y la lleva a cabo la hembra. Por su parte, el macho se encarga de conseguir alimento para ambos.

Las crías de estos búhos están cubiertas por un plumón blanco y no abren los ojos hasta que tienen 7 días. Poco a poco, sus ojos empiezan a ponerse grises y luego van adoptando una tonalidad amarillenta.

Cuando tienen entre 28 y 42 días, los polluelos abandonan el nido. A partir de los 49 días, aprenden a volar. La madurez sexual la alcanzan aproximadamente cuando cumplen el año de vida.

 

Veterinario animales exóticos: los cuidados de los búhos

Ya hemos hablado en este blog de si es legal tener un búho como mascota. En general, está prohibido mantener animales silvestres en casa, pero se pueden tener ejemplares que hayan sido criados en cautividad y que cuenten con los permisos oportunos, siempre y cuando no se trate de especies protegidas.

Los búhos africanos son animales que se utilizan en nuestro país para la cetrería. Por otro lado, muchas personas desconocen las normativas vigentes y se lanzan a adoptar o a comprar por internet animales exóticos como los búhos africanos. Por eso, en las consultas de las clínicas veterinarias pueden aparecer de vez en cuando ejemplares de esta especie.

Algunos de los cuidados básicos que requieren los búhos son los siguientes:

  • Un espacio muy amplio para poder ejercitarse, estirarse y volar.
  • Una alimentación adecuada basada en animales muertos enteros: lagartos, insectos, roedores, etc. Los búhos ingieren sus presas enteras y luego regurgitan una bola (egagrópila) con los restos no digeribles, como el pelo, las plumas o los huesos.
  • La naturaleza de estos animales es agresiva, por eso conviene no tratarlos como si fuesen un gato o un perro. Los búhos son depredadores y tienen que poder desarrollar todos sus instintos naturales. Además, no hay que olvidar que son animales de hábitos nocturnos.
  • No les gustan los cambios, por eso es necesario que siempre les cuide la misma persona.

 

Curso Animales Exóticos: ¡Nubika tiene el que necesitas!

¿Te interesaría colaborar con el médico veterinario para cuidar de animales como el búho africano? Entonces tienes que apuntarte al Curso de Técnico de Animales Exóticos de Nubika, una formación especializada con la que podrás prepararte en este ámbito desde tu propia casa y en los horarios que quieras.

¡Rellena el formulario y recibirás más información sin compromiso!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Obtener toda la información
logo nubika
Recibe más información sobre el curso de Técnico de Animales Exóticos

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información

Aceptar