Logo Nubika

Jerbo de Mongolia: ¿cuáles son sus peculiaridades?

16 febrero 2022
jerbo-mongolia

Como animal de compañía, está presente en muchas casas. Y no es de extrañar. El jerbo de Mongolia es una especie de roedor que disfruta relacionándose con las personas, y al que le encanta jugar y explorar su entorno. Con los cuidados adecuados, como aparatos de ejercicio y bañeras de arena, pasará felizmente su tiempo con nosotros. En libertad se establece en colonias, por lo que necesita tener siempre al menos a un compañero de su misma especie.

Hoy, te lo enseñamos todo sobre este animal tan intrigante que, entre otra serie de cosas, no es realmente un jerbo. ¿Te ha picado la curiosidad? ¡Continúa la lectura y llega al fondo del asunto!

 

¿Cómo es el jerbo de Mongolia o jerbo mongol?

El jerbo de Mongolia es un roedor de diminutos ojos negros y orejas pequeñas y redondas. Físicamente, guarda cierto parecido con un hámster y, al igual que él, también ha sido domesticado como animal de compañía. 

Su cola es larga, pudiendo alcanzar los 12 centímetros, y, desde esta extremidad a la nariz, llega a medir 26. Su peso varía entre los 70 y los 90 gramos, por lo que puede manejarse con una mano sin dificultades.

El tono de su pelo oscila principalmente entre el marrón, el negro y el gris, y posee unas poderosas patas traseras que le permiten desplazarse a saltos. Como es común en la familia de los roedores, tanto las uñas como los dientes no paran de crecerle en ningún momento, y necesita desgastarlos para que no le causen dolor. 

El jerbo de Mongolia tiene una cola larga y unas patas traseras diseñadas para los saltos

Respecto a cuánto viven los jerbos de Mongolia, cabe señalar que no son especialmente longevos. En cautividad, su esperanza de vida ronda los cuatro años, y la cifra disminuye si se encuentran en su hábitat. 

No obstante, se reproducen rápidamente, hasta el punto de estar receptivos para la cópula una vez a la semana. En menos de un mes, las hembras pueden alumbrar entre cinco y diez crías que, a su vez, podrán tener sus propios cachorros cuando pase un trimestre.

 

Especies parecidas al jerbo mongol: ¡no confundir! 

Una de las curiosidades poco conocidas sobre el jerbo de Mongolia es que su nombre es erróneo. La forma con la que popularmente se lo conoce se refiere en realidad a otro animal que ni siquiera pertenece a su misma familia. 

El verdadero jerbo mongol forma parte de la rama Dipodidae, mientras que el que nos ocupa se enmarca en la Muridae. En realidad, es un gerbil o, como se le llamaba hasta que fue trasladado a Norteamérica como animal de compañía, una rata del desierto. 

Este cruce de nombres ha diluido la línea entre las dos especies, pero las diferencias físicas son claras. El jerbo de Mongolia sigue siendo pequeño (unos 10 centímetros de cuerpo y más de 20 de cola), pero recuerda más a una mezcla entre una liebre y un canguro. 

Sus patas traseras son más fibrosas y desnudas, y su cola termina en un exagerado penacho. Además, hace honor a uno de sus títulos: jerbo de orejas grande de Mongolia. Tanto, que es el animal que más amplias las tiene en comparación con el resto de su morfología. 

Como son tan largas, es capaz de rebajar la alta temperatura que alcanza su cuerpo. Otro modo de evadir el calor son sus costumbres, ya que se trata de una especie nocturna. El gerbil, en cambio, puede tener actividad tanto de noche como de día, aunque ambos coinciden en su pasión por los terrenos arenosos.

 

¿Cómo es el hábitat de un jerbo mongol?

El hábitat de un jerbo de Mongolia se extiende por los desiertos de China, Siberia y, por supuesto, el estado mongol. Está acostumbrado a las zonas secas, que excava para construir sus escondrijos. 

Los túneles que realiza alcanzan grandes profundidades, y duerme en ellos con el resto de su grupo. Si quieres tener uno como animal de compañía, te recomendamos que los adquieras en pareja, porque necesitan estar con otros miembros de su especie para desarrollarse con normalidad. 

Una feria de curiosidades en el desierto

Los gerbiles son exploradores natos, y es común verlos sobre las patas traseras oteando el horizonte y ayudándose del rabo para mantener el equilibrio. También son muy silenciosos, pero, si necesitan comunicarse, pueden hacerlo dando golpes con las patas sobre la tierra. 

A la hora de construirles un hogar en cautividad, no debes olvidarte de una bañera de arena. Viven en zonas sin agua, pero eso no significa que no tengan hábitos higiénicos: para eliminar la humedad de su pelaje, se revuelcan en la piedra en polvo. De esta forma, pueden secarse y mantener su piel libre de plagas. 

Esta costumbre demuestra los mecanismos que el jerbo mongol ha tenido que desarrollar para sobrevivir en un terreno tan difícil como el desierto. Es un hábitat en el que la comida muchas veces escasea, y, si eres un roedor diminuto, probablemente aumenten tus posibilidades de convertirte en el menú principal. 

Pero los gerbiles se guardan un as en la manga ante los peligros. Cuando un depredador los sujeta por la cola, son capaces de separarla del resto de su cuerpo para escapar. Eso sí, no volverá a crecerles, así que… ¡no lo pongas a prueba!

 

Jerbo de Mongolia: alimentación de este peculiar roedor

Si en el desierto hay poco que comer… ¿cómo se las arreglan? Pues buscando semillas y granos, de la que sacan la mayor parte del agua que necesitan para sobrevivir. 

La alimentación del jerbo de Mongolia cuando se encuentra en cautividad comprende una lista más variada de ingredientes. En su dieta se pueden incluir insectos, frutos secos, heno, verduras o fruta. Eso sí, nunca le des cítricos a estos roedores. ¡Es veneno para ellos!

 

Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico

En las consultas veterinarias, es muy frecuente toparse con un jerbo de Mongolia como paciente. Incluso los que tienen orejas largas se han ido introduciendo en reservas naturales, en este caso para tratar de prevenir su desaparición. 

Tanto en uno como en otro caso, la figura de un profesional con formación cualificada es determinante para garantizar el bienestar de estos individuos. No es tarea fácil, pues tienen necesidades muy concretas, pero el Curso de Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico de Nubika te ayudará a darles cobertura. 

Entre las prácticas profesionales y el completo plan de estudios del programa, estarás capacitado para trabajar en parques, centros de recuperación y de investigación. ¿Quieres vivir de lo que te apasiona? ¡Empieza poniéndote en contacto!

Recibe información gratis y sin compromiso
Auxiliar Veterinario y Cuidador de Animales de Zoológico
Zoológico
Otros artículos que te pueden interesar:
orca animal marino
27 junio 2022
La orca: conoce a este animal marino en profundidad
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
orca animal marino
27 junio 2022
La orca: conoce a este animal marino en profundidad
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín