Logo Nubika

La Panleucopenia Felina: aprende a identificar los síntomas

30 agosto 2021
panleucopenia felina

Los gatos caseros suelen estar vacunados, sanos y protegidos ante infecciones. Pero los cachorros que todavía no tienen sus inyecciones en regla o los que viven en colonias al aire libre pueden enfermarse gravemente por culpa de la Panleucopenia Felina

Este parvovirus se caracteriza por permanecer durante casi un año sobre las superficies y atacar a las células del intestino y la médula ósea de los animales. Si sospechas que tu mascota tiene Panleucopenia Felina, te recomendamos que revises la lista de síntomas para detectarla cuanto antes. También puedes formarte con nuestro curso para Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario, para aprender a tratar tú mismo los síntomas de esta enfermedad. ¡Descubre en qué consiste!

 

Panleucopenia: síntomas a atender

Al infectar a un animal, la Panleucopenia Felina provoca cambios bastante evidentes en el comportamiento de las mascotas. El virus ataca al sistema digestivo, lo que hace que el gato empiece a vomitar o a sufrir diarreas

En ocasiones, estas excreciones vienen acompañadas de sangre y pérdida de apetito. El nivel de líquidos baja rápidamente y es probable que nuestro animal reduzca su grado de actividad habitual y permanezca quieto y sin mostrar interés por el entorno cercano.

A partir de ahí, la temperatura puede subir y alcanzar niveles de fiebre. Esto suele ocurrir unos cuantos días después del inicio de la infección. 

Lo más probable es que aparezca y desaparezca a lo largo de la enfermedad. Otros síntomas provocados por la Panleucopenia Felina son la disminución de glóbulos rojos y su equivalente en glóbulos blancos.

 

Formas de contagio

El contagio de la Panleucopenia Felina se produce por contacto con secreciones de gatos enfermos o cuidadores con mascotas aquejadas por la enfermedad, y necesita de un tratamiento urgente. 

El virus es especialmente resistente, pudiendo permanecer en objetos o líquidos durante cerca de un año por lo que, si sospechas que alguna mascota de tu entorno está enferma, debes extremar la higiene.

Un modo de eliminar la Panleucopenia Felina es con una mezcla de lejía y agua en una proporción de 1:32. Sin embargo, lo mejor es evitar que tu gato use las mismas dependencias que otro infectado. Incluso si el animal enfermo ya se ha recuperado de la enfermedad, sus secreciones pueden seguir resultando contagiosas durante cerca de un mes y medio. ¡Abraza las cuarentenas!

 

¿Cómo se trata la Panleucopenia en gatos?

La Panleucopenia Felina provoca un cuadro de síntomas agresivo, pero no existe una medicina concreta para curar la enfermedad. El tratamiento consiste en combatir las consecuencias de la infección, por lo que cada caso requerirá una intervención distinta. 

Lo más habitual es que el animal tenga que quedarse internado en un hospital, en el que se le administrarán antibióticos y preparados para evitar las náuseas. Si la enfermedad le ha provocado desnutrición, se le colocará una sonda nasal y se le dará una dieta hipercalórica para combatir el déficit. También se le suministrarán fluidos para reponer el nivel de hidratación.

En ocasiones, la Panleucopenia Felina provoca una disminución de la albúmina, una proteína que permite que los líquidos se mantengan en la sangre. Para tratarlo y restablecer las disfunciones en los glóbulos, pueden hacerse transfusiones de plasma.

Al cabo de un tiempo, las medicinas empiezan a administrarse de forma oral y se comienza a proporcionar alimentos. Tendrás que adaptar la dieta a la situación de tu mascota y ofrecerle en formato papilla el tipo de comida que te recomiende el veterinario.

 

Qué hacer si sospechas que tu gato tiene Panleucopenia Felina

Este virus se multiplica en el aparato digestivo y empieza a asesinar a las células de sus órganos y de la médula ósea. En el caso de que lo contraiga una gata embarazada, puede afectar a los fetos y provocar que mueran o nazcan con problemas.

Si barajas que tu mascota se ha infectado de Panleucopenia Felina, te aconsejamos que acudas rápidamente al veterinario. Allí le realizarán las pruebas pertinentes, entre las que se encuentran un análisis de las heces o un análisis de sangre.

El diagnóstico es sencillo, aunque puede verse alterado si el animal se ha vacunado contra esta enfermedad recientemente. Lo mejor de todas formas es observar atentamente posibles cambios en el comportamiento de tu gato y acudir a la clínica ante el menor signo de alarma.

 

Enfermedades similares: ¿con qué puede confundirse?

Cuando tu mascota empieza a mostrar síntomas extraños, es fácil caer en la alarma. Sin embargo, hay muchas afecciones que pueden provocar síntomas similares a los de la Panleucopenia Felina. 

Entre ellos está el envenenamiento, la pancreatitis, el VIF o la leucemia. Si no posees los conocimientos, deja en manos expertas el diagnóstico de tu mascota para poder detectar con certeza el origen del problema.

 

¿Es probable que se infecte tu gato?

Ningún gato está libre de la Panleucopenia Felina, pero, si tu mascota está vacunada, las posibilidades de contraerla se reducen ostensiblemente. 

Lo más común es que el virus infecte a animales de pocos meses o que no están inmunizados. La época más habitual es el verano, y hay que tener especial cuidado con los espacios en los que se acumulen varios ejemplares, como los refugios.

 

¿Puede infectarme?

La Panleucopenia Felina se llama así por algo. Puedes y debes preocuparte por tu mascota, pero no debes temer infectarte

Este virus solo afecta a los gatos. No obstante, si tienes varios y uno se contagia, ¡aíslalo y evita que se relacionen! De este modo, te ahorrarás más disgustos y gastos veterinarios.

 

Curso de Auxiliar Técnico Veterinario: un futuro con garra

El virus de la Panleucopenia Felina es una de las muchas afecciones que tu compañero puede contraer. Tratarla requiere conocimientos específicos que puedes adquirir con una formación especializada como nuestro curso de Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario.

En este programa, aprenderás a detectar las patologías más destacadas que pueden sufrir las mascotas, los secretos de su anatomía y los cuidados que requieren. Contarás además con prácticas laborales, en las que ayudarás a estos amigos peludos a luchar contra enfermedades como la Panleucopenia Felina

Si eres un amante de los animales y te interesan los cuidados veterinarios, este es tu camino. ¡Ven a echarles una zarpa!

Nota: El artículo no es clínico y los contenidos pueden no corresponder con una situación de salud veterinaria específica al no ser redactados por especialistas. Recomendamos acudir al médico veterinario para el tratamiento o consejo de cualquier problema de salud de tu mascota.

Recibe información gratis y sin compromiso
Asistente y Auxiliar Técnico Veterinario
Veterinaria
Otros artículos que te pueden interesar:
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín