Logo Nubika

Razas ideales para terapia: el perro galgo

6 agosto 2020
El perro galgo – Terapia con Animales

A pesar de que es conocido por su gran velocidad, el perro galgo tiene un carácter tranquilo y es incluso un poco vaguete. Este animal sin duda inspira mucha paz y tranquilidad y su compañía resulta muy relajante.

El perro galgo cuenta con una inteligencia y con una sensibilidad especiales. ¡Es un asistente perfecto para las intervenciones terapéuticas!

El galgo es un perro ideal para la terapia asistida con animales. ¿Te apetece conocerlo un poquito mejor? ¡Vamos allá!

 

El perro galgo: ¿cómo es esta raza?

¿Has pensado alguna vez en adoptar a un galgo? Esta raza, además de preciosa y divertida, es ideal para hacer compañía tanto a niños como a mayores.

Este tipo de animales es muy antiguo y se ha desarrollado en distintas partes del mundo dando lugar a diferentes variedades: galgos de pelo duro, galgos de pelo largo, galgos de pelo corto, etc.

Una de esas variedades es la del galgo español, un perro típico de la Península Ibérica descendiente del podenco ibicenco y del galgo árabe.

 

El perro galgo: características principales

Los galgos pertenecen al grupo de los lebreles en la clasificación de la FCI (Federación Cinológica Internacional). Los lebreles son aquellos perros que tienen una constitución física que les permite alcanzar grandes velocidades. Esta característica les hace ser idóneos para la caza de liebres.

Algunas de las características de los galgos son las siguientes:

  • Son más altos que largos.
  • Tienen la cabeza alargada y estrecha.
  • Las orejas las tienen semierectas.
  • A diferencia de la mayoría de los perros, los galgos poseen un excelente sentido de la vista.
  • Son muy ágiles y veloces.
  • Son animales muy bien proporcionados y musculosos.
  • Su constitución es fuerte.
  • Tradicionalmente han sido utilizados para la caza y para las carreras de perros.

 

El carácter del perro galgo

El carácter del galgo es tranquilo y cariñoso. Aunque ostente el título del perro más veloz del mundo, también tiene la fama de ser bastante vago: este animal puede pasarse hasta 18 horas al día durmiendo. ¡Si le dejas se acurrucará en un rincón cómodo y no se moverá en todo el día!

Por otro lado, esta raza cuenta con una excelente inteligencia. Se adapta perfectamente a las normas y es muy sencillo entrenarle y educarle.

Además, suele convivir bastante bien con otros perros o incluso con gatos, ya que su carácter es muy sociable y amistoso.

 

Terapia Asistida con Animales: los animales de terapia

La Terapia Asistida con Animales consiste en proporcionar a las personas que lo necesitan un tratamiento alternativo de sesiones terapéuticas en las que interviene un animal. Con estas sesiones se pretende paliar los efectos negativos de ciertos problemas físicos, psicológicos, emocionales o sociales.

Para poder asistir en intervenciones de este tipo, los animales no solo tienen que pasar por la clínica del médico veterinario para comprobar que no existan zoonosis, también deben ser seleccionados especialmente por sus cualidades específicas y entrenados para llevar a cabo las actividades de manera segura.

La terapia con animales tiene que ser un complemento a los tratamiento convencionales, no un sustitutivo.

El Técnico en Terapia Asistida con Animales es el profesional encargado de elegir a los animales adecuados. Además de esta tarea, también debe coordinarse con el equipo multidisciplinar (médicos, psicólogos, educadores sociales, etc.) para establecer los objetivos del plan a seguir en cada caso.

 

Terapia con perros: ¿cómo es?

Son varias las especies de animales que pueden colaborar en las intervenciones asistidas: delfines, gatos, loros, caballos, conejos… No obstante, los perros siguen siendo los preferidos para estas tareas debido a su inteligencia y a su empatía.

La terapia asistida con perros tiene que perseguir los objetivos concretos establecidos por el especialista en el plan de acción. Para alcanzar dichos objetivos, este profesional decidirá cuáles son las actividades concretas que se llevarán a cabo.

Las actividades con los perros en terapia pueden consistir en: pasear con el animal tranquilamente, jugar a lanzarle la pelota, leerle un cuento al perro, cepillar su pelaje, tratar de enseñarle trucos por medio de premios etc. Aunque puedan parecer ejercicios básicos, con la supervisión del especialista, los pacientes de terapia pueden beneficiarse mucho de estas sesiones.

 

Características de los perros de terapia

Las principales características que deben tener los perros para terapia son:

  • Sociabilidad: deben ser perros que disfruten con la compañía de las personas y que no se asusten de los extraños.
  • Estabilidad emocional: tienen que ser muy fiables y equilibrados, ya que ciertos pacientes de terapia pueden hacer movimientos bruscos o tener un comportamiento inestable. Estos comportamientos pueden hacer que un perro inestable muerda o trate de huir.
  • Predisposición: es esencial que el animal se lo pase bien cuando colabora en las actividades y que tenga mucha motivación.
  • No pueden presentar signos de agresividad: cualquier indicio de conducta agresiva es motivo suficiente para que un perro no pueda participar en actividades de Terapia Asistida con Animales.

 

El galgo en la Terapia Asistida con Animales

Como hemos visto, el galgo es un perro cariñoso, sociable, tranquilo, obediente, inteligente… ¡El candidato perfecto para Terapia Asistida con Animales!

Por otro lado, al ser perros sosegados, los galgos pueden convertirse en animales de asistencia de niños con autismo o de personas mayores que se sienten solas.

Estos fantásticos animales pueden ser entrenados para colaborar en las actividades de terapia asistida con perros. No obstante, el especialista en esta disciplina tendrá que evaluar primero a los ejemplares concretos para determinar si sus características particulares son las adecuadas. ¡Cada animal es un mundo!

 

Curso Terapia Asistida con Animales: ¡prepárate con Nubika!

Si te interesa ayudar a las personas con la colaboración de un animal, con el Curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika tienes la oportunidad de formarte en esta profesional con tantas posibilidades.

El curso es online a distancia, por lo que no tendrás problemas de incompatibilidad de horarios. Por otro lado, contarás con la posibilidad de realizar prácticas profesionales en empresas.

Cubre el formulario para recibir más información y empieza tu preparación como especialista en intervenciones asistidas. ¡El perro galgo podría ser tu compañero de trabajo!

Recibe información gratis y sin compromiso
Terapia Asistida con Animales
Terapia
Otros artículos que te pueden interesar:
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín