Logo Nubika

Tipos de salamandras: los animales más extraños

21 febrero 2022
tipos-salamandras-animales-mas-extranos

¿Sabes que hay muchos tipos de salamandras distintos? Mucha gente piensa que solo hay una salamandra: esa que parece una lagartija y es de color negro, con manchas amarillas. Pues no es así: estos anfibios muestran una enorme diversidad y unas características tan curiosas como especiales. ¡No es de extrañar que se consideren mitológicos! Acompáñame a conocer a estos maravillosos animales y descubre todos sus secretos.

 

Tipos de salamandras: características del orden Caudata

Las salamandras son anfibios caudados del orden Caudata, también conocido como urodela (del griego «oura», cola, y «delo», visible). Como su propio nombre indica, dentro del grupo de los anfibios son los únicos que tienen cola. Vas a alucinar, porque dentro de este orden hay nada menos que… ¡700 especies! Todas ellas tienen una serie de características comunes:

  • Como ya he comentado, tienen cola. Esto hace que sean muy parecidas a algunos reptiles, como las lagartijas, las salamanquesas o los gekos.
  • No tienen oído medio, aunque sí pueden oír.
  • Carecen de algunos huesos en el cráneo.
  • Su cuerpo es alargado y cilíndrico.

A continuación vamos a analizar qué tipos de salamandras existen y cuales son sus peculiaridades. Pero si realmente deseas profundizar en el conocimiento y llevarlo un poco más allá, un Curso de Herpetología: Especialista en Anfibios y Reptiles te ayudará a convertirte en profesional.

 

Animales de leyenda repartidos por todo el mundo

Las salamandras son animales casi mitológicos. Su curiosa fisiología, el hecho de que se desenvuelvan tanto en la tierra como en el agua y la toxicidad de algunas especies las han convertido en seres llenos de misterio. De hecho, hace no tanto tiempo, en muchos lugares se pensaba que la salamandra común (salamandra salamandra) nacía en el fuego, podía vivir en él e incluso tenía al capacidad de apagarlo.

También se pensaba que las brujas utilizaban su veneno para sus hechizos y ungüentos. Todas estas características hicieron de ellas animales temidos e incluso odiados, cuando en realidad nada es cierto. Ni viven en el fuego, ni lo apagan, ni sirven para hacer encantamientos. Son seres maravillosos, con una gran diversidad y una importancia biológica fuera de toda duda.

Podemos encontrar salamandras en todo el planeta, pero la mayor presencia se da en Norteámerica. En la Península Ibérica existen nueve subespecies de la salamandra común, y también hay distintos tipos en el resto de Europa, Asia y África. Las subespecies «ibéricas» identificadas son:

  • Salamandra terrestris
  • Salamandra fastuosa
  • Salamandra bernardezi
  • Salamandra alfredschmidti
  • Salamandra gallaica
  • Salamandra bejarae
  • Salamandra almanzoris
  • Salamandra crespoi
  • Salamandra morenica
  • Salamandra longirostris

 

Y los distintos tipos de salamandras que existen son…

En realidad, más que de «tipos de salamandras» tendríamos que hablar de «familias». Dentro del orden de anfibios caudata, encontramos grandes familias con distintas características. Algunas de ellas son tan peculiares que no parecen anfibios, sino reptiles, gusanos o serpientes marinas. ¡Vamos a conocerlas!

1. Salamandras terrestres y tritones (Salamandridae)

Son las más conocidas, por lo menos en nuestro país. Y también son el grupo más numeroso: esta familia se subdivide en 21 géneros, que a su vez forman un total de 124 especies. Son animales que viven sobre todo en el agua, aunque hay especies determinadas que desarrollan su vida en la tierra y solo regresan al medio acuático para reproducirse.

Como curiosidad, señalar que muchas de estas salamandras son venenosas. De hecho, el tritón taricha de América del Norte está considerado uno de los anfibios más tóxicos que hay. Y por si te preocupa, has de saber que «nuestras salamandras» (esas tan bonitas de color negro y amarillo) pueden causar irritación en la piel y las mucosas al tacto, pero no son en absoluto mortales ni peligrosas. ¡Solo hay que dejarlas en paz!

2. Salamandras topo (Ambystomatidae)

Dentro de los distintos tipos de salamandras que existen, este es uno de los más extraños y fascinantes. A él pertenece uno de los anfibios más raros del mundo, el ajolote. Son animales pertenecientes a 37 especies, divididas en dos géneros: Ambystoma y Dicamptodon (¡toma ya!, ¿a que parecen nombres de dinosaurios?). Estas salamandras son endémicas de América del Norte y América Central.

3. Salamandras gigantes (Cryptobranchidae)

Esta es una familia de un tamaño tan pequeño, como grandes son sus integrantes. Solo existen tres especies: la salamandra gigante china, la salamandra gigante japonesa y la salamandra Hhellbender. Su nombre lo dice todo; la más grande de todas, la china, llega a medir 180 cm y a pesar 65 kg. Son animales acuáticos que respiran por la piel, y emiten un olor desagradable que utilizan como método de defensa pasiva.

4. Salamandras sin pulmones (Plethodontidae)

Si el anterior grupo era muy reducido, el siguiente es el más grande y diversificado de todos. En esta familia se agrupan nada menos que 477 tipos de salamandras, es decir, especies. Se pueden encontrar en Asia, América y  Europa. Son animales que respiran por la piel, y algunas de las especies son realmente diminutas. Es el caso de la salamandra que habita en la Sierra de Juárez (México), que solo mide 20 mm.

5. Salamandras anfiumas (Amphiumidae)

Si hay un animal similar a estas salamandras, está claro: esa es la anguila. La casi ausencia de extremidades de estos seres, su morfología larga y cilíndrica y su buen comportamiento en el agua les ha ganado su nombre. Cuidado con ellas: se consideran animales agresivos. Solo existen tres especies catalogadas dentro de esta familia: la anfiuma de tres dedos, la de dos dedos y la de un dedo. Huelga dar explicaciones de su nombre, ¿verdad?

6. Salamandras de Asia (Hynobiidae)

El nombre de esta familia puede llamar a confusión, ya que hay otras especies que viven en el continente asiático. Dentro de ella se agrupan 78 de especies que se reparten por distintos países de Asia. Uno de los aspectos más curiosos de algunas de estas especies es que pueden vivir en estado latente a temperaturas por debajo de los 50 grados centígrados, «congeladas» en hielo.

7. Salamandras del lodo (Proteidae)

El nombre que le dan a esta familia en América del Norte es tan divertido como peculiar. Las llaman «mudpuppies», es decir, cachorritos del lodo. Es una familia reducida, con tan solo ocho especies que desarrollan su vida sobre todo en el agua y el fango acuático. De ellas, siete viven en Norteamérica y una, en Europa.

8. Salamandras Rhyacotritonidae

Y vamos con el final. Lo ocupan las salamandras llamadas «de torrente» (torrent salamanders), un grupo de cuatro especies endémicas de los EE.UU. Tienen un aspecto similar al de una salamandra terrestre o un tritón, y prefieren los lugares muy fríos.

 

Estudia los distintos tipos de salamandras como un auténtico «pro»

Como verás, hay muchísimos tipos de salamandras distintos. Pero todas ellas tienen algo en común: tienen todo nuestro amor y nuestra admiración, y son unos animales increíbles que necesitan protección. Al igual que les sucede a muchísimos anfibios, cientos de especies de salamandras están amenazadas por el cambio climático y la contaminación de las aguas fluviales…

Si te gustaría trabajar estudiando y protegiendo a animales tan maravillosos como las salamandras, lo mejor es que te hagas profesional. ¿Cómo? A través de un curso de Herpetología que te formará como especialista en anfibios y reptiles. Un consejo: dedica unos segundos a rellenar el formulario que encontrarás en esta web y habrás dado el primer paso para alcanzar ese objetivo.

Recibirás toda la información sobre un excelente curso especializado, que podrás realizar a distancia y con (¡ojo!) la posibilidad de realizar hasta 300 horas de prácticas en empresas. ¿Te lo imaginas? Tu futuro como profesional especialista en los animales más especiales del planeta, ¡no ha hecho más que empezar!

Recibe información gratis y sin compromiso
Herpetología: Especialista en Anfibios y Reptiles
Herpetología
Otros artículos que te pueden interesar:
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
funciones-peluquero-canino
21 junio 2022
Funciones de un peluquero canino: sus tareas
seguir leyendo

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín