Logo Nubika

Terapia con leones marinos: descubre su gran efectividad

4 febrero 2022
terapia-leones-marinos

Los gatos, los perros y los caballos son algunos de los animales comúnmente escogidos para complementar los tratamientos médicos. Pero existen alternativas más exóticas con las que abrir nuevas vías de ayuda. Hablamos de la terapia con leones marinos, que han demostrado su eficacia para mejorar la calidad de vida de personas con múltiples dificultades. Estimulan las habilidades motoras, la comunicación y los sentidos desde una piscina, de forma agradable y natural. ¿Quieres conocer sus beneficios? ¡Lánzate al agua!

 

¿En qué consiste la terapia con leones marinos?

La terapia con leones marinos es un tratamiento innovador que se lleva a cabo con estos animales. Se utiliza con personas que tienen algún tipo de patología, como apoyo a la ayuda médica que ya reciben por parte de los profesionales sanitarios. 

El proceso tiene lugar normalmente en un área con agua baja, en la que es posible desplazarse de manera cómoda, pero también bucear. En ella, el paciente está acompañado por dos figuras fundamentales: el terapeuta y el entrenador. 

El primero es el que diseña el modo en el que discurrirá el tratamiento, y el que decide qué aspectos se van a afrontar en cada sesión. La responsabilidad del segundo se centra en el vínculo entre el afectado y el león marino, facilitando que se encuentren de forma pausada y alentando que surjan lazos emocionales. 

A través de una serie de juegos e interacciones, el proceso logra importantes mejoras tanto en los pequeños como en los adultos. Además, como la terapia tiene lugar en el agua, fomenta la capacidad de adaptación de los pacientes a los nuevos elementos.

 

Pasos de la terapia con leones marinos

Este proceso será distinto en función del colectivo al que se pretenda ayudar. Como cualquier otro tratamiento, el programa debe adaptarse a las circunstancias del paciente, y establecer las acciones que se llevarán a cabo para abordar cada una de las carencias que tenga.

Con todo, existen una serie de etapas comunes a todas las sesiones. Y la principal, con la que se marca el inicio del proceso, es precisamente la evaluación. En ella, el terapeuta determinará el perfil del afectado, así como la mejor manera de auxiliarle a través de estos simpáticos mamíferos.

Tras valorar al paciente, es frecuente realizar sesiones de “calentamiento” para preparar a los protagonistas. Esto ocurre especialmente en el caso de los niños, que pueden ser más bruscos en sus interacciones. 

Ya en el agua, se llevan a cabo distintas actividades con la intención de propiciar un estado anímico calmado. Es entonces cuando comienza la terapia con leones marinos propiamente dicha: los animales entran en escena, y se realizan juegos en los que se trabajan aspectos físicos o psicológicos.

 

¿A qué colectivos ayuda este tratamiento?

¡A muchos! La terapia con leones marinos se aplica a grupos con complicaciones físicas y mentales, pero también a ancianos o a personas en riesgo de exclusión. 

Tiene muy buenos resultados en los casos de parálisis cerebral, en los de síndrome de Down y de Sotos, y en los de párkinson. Además, se benefician de estos tratamientos las personas hiperactivas o con autismo, y las afectadas por problemas psicomotores o enfermedades como el cáncer.

 

Beneficios de hacer terapia con leones marinos

Los leones marinos son animales muy sociables y tranquilos, capaces de mejorar una gran variedad de áreas en la vida de una persona. Durante las sesiones, se trabajan aspectos motores, sociales y emocionales, y se pulen las habilidades cognitivas de los pacientes que así lo requieren.

Las ventajas de estos tratamientos se comprueban en las evaluaciones que se realizan en las etapas finales. En ellas se detectan multitud de beneficios. ¡Descubre alguno de los más importantes!

Autocontrol

Especialmente recomendable para las personas con hiperactividad, el autocontrol es uno de los ámbitos que se entrena en la terapia con leones marinos. En muchas ocasiones, se obliga al participante a aguardar para empezar la interacción con el animal marino, ejercitando de este modo su paciencia.

Coordinación y movilidad

Durante las sesiones, se llevan a cabo actividades en las que se nada o se juega con pelotas. Con ello se consigue desarrollar el sistema motor de los pacientes, desde su coordinación, a su nivel de atención y su postura. Los participantes muestran además una mayor receptividad a la terapia, y un ánimo más calmado. Relacionarse con los leones marinos tiene un efecto tranquilizador, un gran beneficio, por ejemplo, para las personas con TDAH.

Comunicación y empatía

Interactuar con un animal no es tan distinto a hacerlo con una persona. Por eso la terapia con leones marinos tiene tanto que aportar. Para aquellos con dificultades a la hora de relacionarse, el proceso puede marcar una diferencia significativa. El aumento de la empatía, de la capacidad para expresarse o del contacto visual son algunos de los resultados que se observan a este respecto.

 

Diferencia de la terapia con leones marinos con otras terapias: la ventaja de lo exótico

Hay quien puede pensar que la terapia con leones marinos es demasiado aparatosa. Al fin y al cabo, hablamos de animales mucho menos cotidianos que los gatos o los perros, y de un tratamiento para el que se requiere una infraestructura especial. 

Con todo, existen razones de peso para apoyar este tipo de pro puestas. Por ejemplo, que se trata de mamíferos muy dóciles, y que, precisamente por su exotismo, captan más fácilmente la atención de los pacientes más complicados.

Asimismo, el agua en la que deben realizarse los ejercicios presenta enormes ventajas terapéuticas. Sobre todo, a nivel motriz, ya que los participantes pueden flotar o trabajar todo el cuerpo con un esfuerzo menor. Pero que las sesiones puedan ser acuáticas no significa que haya que renunciar a otros medios. Los leones marinos se desenvuelven también sobre tierra, por lo que ofrecen lo mejor de ambos mundos.

 

Curso de Terapia Asistida con Animales:  ayuda con lo que te apasiona

La naturaleza no solo nos ayuda con medicamentos. La fauna puede ser otra vía para fomentar el bienestar humano, y una estupenda terapia para tratar tanto la dimensión física como la psicológica. 

El Curso de Terapia Asistida con Animales de Nubika te enseñará todos los pasos para realizar con éxito estas técnicas innovadoras. Aprenderás a trabajar con caballos, perros, gatos y otras especies, y disfrutarás de prácticas profesionales para ganar experiencia. ¡Fórmate y cambia vidas!

Recibe información gratis y sin compromiso
Terapia Asistida con Animales
Terapia
Otros artículos que te pueden interesar:
orca animal marino
27 junio 2022
La orca: conoce a este animal marino en profundidad
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo
orca animal marino
27 junio 2022
La orca: conoce a este animal marino en profundidad
seguir leyendo
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
24 junio 2022
Masajes para perros: ¿cuáles son sus beneficios?
seguir leyendo
como-banar-gato-no-se-deja
23 junio 2022
¿Cómo bañar a un gato que no se deja? Tips para no morir en el intento
seguir leyendo
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
22 junio 2022
Estudiar fisioperapia animal: todo lo que debes saber
seguir leyendo

Newsletter

Si quieres estar al tanto de las últimas noticias de tu sector y de nuestros cursos, suscríbete gratis a nuestro boletín